Desenmascarando a un “indígena occidental”

Esta entrada (Blogueros con plumas y taparrabo) ha tenido una repercusión imprevista. Uno de los lectores de este blog se ha sentido aludido por la zumba que gasto a cuenta de un pobre mentecato que se pone plumas y pinturas de guerra para ir a un sarao de Internet. Hay que decir que los grandes culpables de este gesto estrafalario son los que le dan importancia a semejante mamarrachada y hacen que el chaval se sienta importante y se crea que las plumas le dan «identidad»

El lector se lo toma como una crítica racista en vez de cómo la crítica de un comportamiento ridículo. Allá cada cual con sus complejos. Insisto en que a mi me parecería igual de ridículo que un chaval de mi pueblo (yo soy de pueblo, como las amapolas) se pusiera la boina y la faja en plan mañico de jota.

No me ha dado tiempo a contestar a todo lo que ha depuesto; además Joana e Iskander también han participado en la discusión.

En todo caso, hay algunas afirmaciones que merecen un repaso:

Entre ellos ladrones, asesinos, marinos, moros y granjeros, es una de las páginas más increíbles y sádicas de toda la humanidad

Se refiere a la conquista de América por los españoles. Lo de los moros es un tópico del que se debería deshacer. Y «sadismo» tampoco lo hubo. Los imperios inca y azteca se vinieron abajo con unas pocas batallas.

unos hipócritas civilizadores ambiciosos, avaros y crueles (los peores pecados de la humanidad).

¿Los peores pecados de la humanidad? La ambición ni siquiera es pecado. La crueldad fue relativa, apenas hubo unas batallas. Y si hubo abusos, como es inevitable, fueron abusos, no política de destrucción.

Otra, los españoles no conquistaron un continente, solo Árido América, mesoamérica y la cordillera de los andes. De nuevo los horros Históricos de una new hispanis.

Cierto, el resto no hizo falta «conquistarlo», fue ocupado y administrado, simplemente. Le concedemos el punto.

Ya sin mencionar que no todos las civilizaciones fueron sometidas más la guerra epidemiológica y espiritual de este tema.

Las «civilizaciones» no sometidas fueron las de las tribus nómadas, de nuevo no hacía falta hacerlo. La «guerra epidemiológica y espiritual» no fue tal. Una guerra es una decisión de agresión, y las epidemias simplemente se propagaron por el contacto. En cuanto a la «guerra» espiritual, sí, se acabó, por ejemplo, con los sacrificios humanos y el infanticidio. ¿Hay planes para volver a ellos?

aunque los españoles lo nieguen muchos tienen sangre mora

No es que me importe lo de la sangre (tenemos una considerable cantidad de «sangre» de judíos, por los conversos), pero es que no es cierto: Moors, Jews and Christians. The genetic legacy of Spanish unique history.

Pero nada, de donde no hay no se `puede sacar como la exagerada cultura Hispana en América que se limita a corrida de toros, lengua y demás cosas mestizadas. Es la verdad, no mas, no se le niega a España su legado pero tampoco se le puede inflar.

¿»Demás cosas mestizadas»? Creo que el zambo siente odio por lo mestizo. Mezcla de español e indio: ¡malo! Mezcla de indio y negro: ¡bueno!

De hecho acepto lo que soy: Indígena Occidental, acaso es difícil para un hispanista entender eso?

Lo que quieras. Rechazas lo hispano (la especie) que sustituyes por lo occidental (el género), si te consuela… ¿Vas a dejar de hablar español? Por cierto, yo no soy hispanista, soy español.

Bueno algo medio inteligente dijo: gracias a los españoles vinieron ESCLAVOS a América enriqueciendo mas su cultura

Vaya, se rechaza la aportación española pero se pone por las nubes la de los negros. ¿El vudú? ¿La santería? Esto ya da risa.

Entender la Historia de América y la sociedad Latinoamericana es difícil pero solo ver el lado hispanista y el negativo de algunas civilizaciones indígenas resulta muy malo.

¿América Latina? ¿Sabrá el «indígena occidentalizado» que eso es un invento de franchotes y masones para ocultar el legado hispano? (La denominación «América Latina» nació en las logias masónicas del Río de la Plata). Lo que era aprovechable de las civilizaciones indígenas se aprovechó de eso. No ¿acababa de decir que salvo la lengua y los toros no hay aportación española? Me gustaría tener esa lista de aportaciones indígenas. ¿Técnicas de navegación? ¿Metalúrgicas? Los productos agrícolas se aprovecharon, por supuesto, inclusos se trajeron a Europa, donde nos alegramos de tener patatas, tomates, tabaco, chocolate…

para los Indígenas Americanos tiene un significado negativo estas fechas pero también significa la occidentalizacion de América y la llegada de nuestros hermanos africanos, por lo tanto, no se puede borrar así de fácil, es mejor centrarse en la multiculturalismo (no compararla con la progresia Europea) y no alabar a algunos llamándolo «día de la hispanidad».

Pues eso, si es negativo, como proponía Joana, se quita la fiesta. Pero no, se propone celebrar la «llegada de nuestros hermanos africanos», que llegaron mucho más tarde del 12 de octubre vendidos por los jefes de su tribu como esclavos y que culturalmente aportaron bastante poco. Pero esos sí son «hermanos». Puro racismo. Las disculpas de mal pagador que presenta producen vergüenza ajena.

La Hipocresía viene de algunas elites criollas y resentidos en la península (no son todos) que tratan de utilizar esta fecha como bandera de hispanidad.

¿Bandera de qué? ¿La hispanidad es un movimiento político? Venga ya. En todo caso, las élites independentistas criollas NO crearon la ideología hispanista, eran masonas, anglófilas unas y francófilas otras… Y SOBRE TODO ANTIESPAÑOLAS (de Azaña y la tradición jacobina)

El antiespañolismo en América tuvo rasgos paroxísticos, como en Campo Elías, lugarteniente de Bolívar y nacido en España que rugía: «La raza maldita de los españoles debe desaparecer; después de matarlos a todos, me degollaría yo mismo, para no dejar vestigio de esa raza en Venezuela». Algo parecido expresan, en definitiva, Sarmiento o Alberdi cuando lamentan que Argentina no hubiera sido colonizada por los daneses o los belgas, con lo cual los mismos Alberdi o Sarmiento -Argentina-, no habrían llegado a existir. Para Olmedo, el Homero americano, los españoles -es decir, los progenitores del Olmedo- eran «estúpidos, viciosos, feroces, y por fin supersticiosos».

Francisco Bilbao concluía en El Evangelio americano -libro de texto escolar llegó a ser-, que el progreso de América del sur «consiste en desespañolizarse». Nada más razonable, pues según Bolívar, el imperio español constituía «la tiranía más cruel jamás infligida a la humanidad», había convertido «la región más hermosa del mundo en un vasto y odioso imperio de crueldad y saqueo». Etc. (Aunque el mismo Bolívar, en un momento de debilidad, asumiría que, con la guerra de independencia,  la época española, los «tres siglos de cultura, de saber y de industria han desaparecido»). Por lo demás, los republicanos españoles no iban a la zaga a los americanos. Para Pi y Margall, «nuestras pretendidas glorias no fueron sino una interminable serie de hechos que nos deshonran», y Castelar, con mayor lirismo, declamaba: «No hay nada más espantoso, más abominable, que aquel gran imperio español que era un sudario que se extendía sobre el planeta». Un analítico economista latinoamericano, J. Cecilio del Valle profetizó alegremente la defunción del idioma español: «Cada Estado americano tendrá su dialecto: se multiplicarán los idiomas y cada idioma será un nuevo método de análisis».

Caso de desespañolización fue la adopción del término «Latinoamérica», en sustitución del de Hispanoamérica, con el argumento de que los nuevos países no sólo tenían influencia española, pues se declaraban hijos espirituales de Francia, es decir, de la revolución francesa. Claro que entonces «Anglolatinoamérica», hubiera quedado mejor, ya que la influencia useña, quizá no muy espiritual pero sí muy práctica, supera de lejos a la francesa. Y acaso la española sea algo más que una influencia.

Menuda indigestión de patrañas tiene el zambo. Lo más lamanetable, continuación del último parrafo de Moa:

La política desespañolizante parece haber encontrado a veces obstáculos inesperados, como en Méjico, cuyos líderes, observaba Tocqueville, «tomaron por modelo y copiaron casi enteramente la constitución federal angloamericana. Pero al trasladar a su patria la letra de la ley, no pudieron transportar al mismo tiempo el espíritu que la vivifica». Resultado: el país «se ve constantemente arrastrado de la anarquía al despotismo militar y del despotismo militar a la anarquía». Hay, en efecto, una enorme distancia entre la tradición anglosajona de apoyarse sólidamente en su propia experiencia y estudiar con cuidado los cambios a introducir, y el obtuso espíritu imitativo y autodenigratorio tan extendido en América Latina y en España. Posiblemente tenga que ver con ese espíritu la impresión que deja la historia contemporánea latinoamericana -y, en buena medida, la española-, de un exceso de retórica, un exceso de violencia, un exceso de incompetencia y un exceso de corrupción (6).

Cuando Hispanoamerica dejó de ser Hispanoamérica y España, España, a principios del XIX y por culpa de la importación de ideologías radicales, empezaron a dar tumbos como boxeadores noqueados. Con altos y bajos, en esas seguimos.

21 comentarios

  1. Es que básicamente los indígenas americanos y sus mezclas, son gente resentida y que no ha logrado madurar. Como pueblos nunca lograron ser nada por sí mismos.
    Pero eso, no podría serles reprochado si no fuera porque ellos jamás han aceptado la realidad de su existencia. Son gente que nacieron para perdedores, porque son incapaces de autocrítica, incapaces de aprender de las derrotas y de trabajar sin envidiar la riqueza ajena.

    En su pecado está su castigo, porque son países basura, llenos de miseria, de delincuencia, de corrupción y de fatalismo.

  2. La letra de los hinmos de diferentes (sino todos) países de América Latina se refieren siempre a España en los peores términos. La belicosidad de esas palabras ha hecho que en algún caso (Argentina, por ejemplo) sólo unas estrofas del himno patrio puedan ser cantadas en ceremonias oficiales. Pero hay que entender que el antiespañolismo de los «patriotas» sudaméricanos que arrancaron la independencia a la metropolí era comprensible y hasta natural. España era el obstáculo a sus deseos de emancipación, y fue necesario el derramamiento de sangre para conseguirla.

    El antiespañolismo que a veces se manifiesta actualmente en algunos países (o en algunos gobiernos) es de una legitimidad muy discutible, ya que carece de fundamento real. Es una forma de irresponsabilidad y una manera de desviar la atención sobre los verdaderos culpables del atraso y el estancamiento de esos países.

    Muchas veces las constituciones latinoaméricanas son una copia de la de los EEUU. Un absurdo, obviamente. Las élites criollas siempre confundieron sus pretensiones clasistas y sus prejuicios raciales con las realidades globales de sus países. Un escritor argentino (cuyo nonmbre no recuerdo ahora) escribió una vez algo sobre esto en una libro titulado «La realidad y los papeles», sintetisando en ese título ese divorcio universal que existe en Latinoamérica entre la realidad y la «versión oficial» de su historia pasada o en curso.

    Bolivar, el Libertador, escribió: «No hay fe en América, ni en los hombres, ni en las naciones. Sus tratados son papeles; sus constituciones, libros; sus elecciones, combates; la libertad, anarquía; y la vida un tormento.»

  3. Por los términos que maneja no creo que éste sea amerindio o mestizo de sangre indígena, más parece que se trata de un negro, un mulato o un zambo. Un indígena rara vez agradecería la llegada de los negros al continente puesto que eso nos trajo más problemas que otra cosa y casi ningún beneficio. Los negros al escapar de las haciendas se convertían en ladrones de caminos y asaltaban principalmente a los poblados indígenas que eran los que se encontraban menos guarecidos, robando lo que encontraban y formando sus «palenques» (grupos de covachas desde las cuales realizaban sus actividades de pillaje). Hasta el día de hoy hay mucha animadversión entre indígenas y negros y como ya dije, dudo que alguno les llame «hermanos africanos» como ha hecho este fulano.

    Le invito a pasearse por los barrios pobres de su país hispanoamericano sea cual sea y vea quienes son los que más roban (a pesar de que en países como el mío no llegan ni al 6% de la población), los que piden dinero diciendo que son recién salidos del penal, etc. La inmensa mayoría son negros. Y esos mismos negros son los que dirigen otras cosas perniciosas como los centros dónde se hace magia negra, vudú, santería, etc.

  4. «Cuando Hispanoamerica dejó de ser Hispanoamérica y España España, a principios del XIX y por culpa de la importación de ideologías radicales, empezaron a dar tumbos como boxeadores noqueados. Con altos y bajos, en esas seguimos.»

    Cualquier día de éstos Moa se nos pasa a la carcunda o cerca… 🙂

    (Un párrafo absolutamente inapelable).

  5. Hernán, es zambo, y muy torpe por cierto. Ya se porqué a los zambos de pies se les llama así. Pero es muy divertido, casi como el nuevo: Inmigrante mas culto…..o algo asi.
    La verdad que esta tarde para haber tenido que pasarme toda la tarde en el ordenador me han hecho muy entretenida y divertida la velada.
    Este es AMDG que los contrata para entretenernos.

  6. Iskander

    Yo también he llegado a pensar que AMDG nos estaba mistificando con un falso INMIGRANTE para hacernos perder la composturas y las buenas maneras. Si así fuera le pediría que no sea inconsciente y no nos haga pasar la tarde ante el ordenador. ¡Que también tenemos una vida real, además de esta virtual!

  7. Sí Hernán, el genio de la historia es mestizo de negro e indio. Como se puso porque gritaba que era zambo y como es natural esa acepción es un localismo que yo no conocía.
    Pero nada, según tengo entendido los negros en América Latina (y en América en general) suelen ser una plaga.

  8. EL protagonista de esta historia seguramente habría preferido una colonización a la anglosajona. Así él, su pueblo y su raza, habría sido practicamente exterminado y sistemáticamente discriminado hasta hace más bien poco.

    Todo sistema colonizador de aquella época trae sus injusticias pero hay que ver con qué facilidad estos «indigenistas» de 3 al pelo (yo he conocido indígenas absolutamente orgullosos de su mezcla cultural y racial), olvidan como por ejemplo, la conquista del ahora Mexico se produce gracias a la ayuda de unos pueblos mesoamericanos a los españoles, contra por dar el ejemplo mas claro, los aztecas.

    Y no solo eso, los españoles a los hijos que tenían con las indígenas, les daban un estatus muy alto. Recomiendo los capitulos de J.Esparza dedicados al tema en «España epica». No se trata de dulcificar un proceso conquistador, que siempre tiene su parte dura y traumática, pero desde luego no fue el «exterminio» que venden algunos indigenistas analfabetos y zascandiles. La demostración no puede ser más clara, solo hay que ir a Mejico y observar como el grueso de la población es mestiza (racial y culturalmente) (me acuerdo de una iglesia que vi en Chiapas, donde entre las pinturas de santos en el techo habían dioses aztecas). Ahora vayan a las zonas colonizadas por otros paises, y cuentenme que mezclas de razas y culturas ven por esos lares.

  9. Por un lado quisiera mencionar el codex mendoza o matrícula de los tributos, que prueba de que los españoles si se interesaron por la cultura nativa.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Matr%C3%ADcula_de_los_Tributos

    Por otro lado nosotros no nos vamos lamentando de que nos invadieran los romanos o los visigodos, ni tampoco le guardamos rencor a los franceses por haber intentado Napoleón convertirnos en un estado satélite.

    El antiespañolismo tanto dentro como fuera de España es sólo una excusa para aglutinar un grupo contra un «enemigo común» y usarnos como chivo expiatorio para justificar la propia sobervia.

    * Joanna, ¿me recuerdas del foro de crónicas de Eurabia?

  10. Los Españoles dicen que los Sudamericanos somos una mala copia de ellos, nos tienen envidia por que somos mejores que ellos.
    Dense cuenta que España ya no es lo que fué hace unos siglos atrás.
    Y lo que fuerón fué gracias al oro que vinierón a robar acá a America. Mas encima se jactan de ser letrados siendo que gracias a los Moros tuvieron escritores destacados . ¿Quienes cultivarón las ciencias y las letras durante la oscura época del medievo?
    y más encima los expulsán.

    En lo que respecta a lo del idioma; el Español o Catellano propiamente tal ya no se habla. Es como que te enseñen British en el colegio.
    Como las lenguas evolucionan cada pais en Sudamerica tiene sus propios modismos y otros fenomenos linguisticos como la elission , assimilation,etc. para hablar en slow speech como para rapid speech(bueno esto ocurre en todas las lenguas vivas).
    De hecho algunos han sido incluidos en el DRAE pues «weon».

    Los Españoles tienen prejuicio hacia nosotros, siendo que ellos son mirados por otros países Europeos como los mas rancios de Europa,casí tercer mundistas.

    Y para finalizar yo y todos mis compatriotas (a excepcion de algunos idiotas que se creen de sangre azul) estamos orgullosos de tener sangre indigena por nuestras venas , la sangre de un pueblo que nunca se dejó vencer por los Españoles al punto de que Alonzo de Ercilla llegasé a escrbir una historia épica(La Araucana)basada en esa guerra(La Guerra de Arauco) quedando sorprendido por el espiritú invencible de aquellos guerreos; Los Araucanos.

    Ese pueblo vive en el territorio del país en al cuál nací y actualmente vivo.

    He dicho.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*