No parece haber duda de que el Islam contribuyó indirectamente a ciertas innovaciones en el terreno de la democracia representativa.

Sí, claro, por eso está tan difundida la democracia representativa entre la morisma (Las Cortes de León representan un salto cualitativo, según historiador):

Joaquín Rábago Londres, 3 jul (EFE).- Las Cortes de León de 1188 representan un auténtico salto cualitativo en la democracia representativa y no tienen precedente en las asambleas de nobles anteriores de otras partes de Europa, declaró hoy a EFE el historiador australiano John Keane.

Ese primer parlamento europeo difiere de otras asambleas como las «witanegemots» inglesas o las «Hoftage» alemanas, convocadas por el monarca de turno cada vez que necesitaba consejo o tenía que hacer algún anuncio «sobre un matrimonio dinástico, un tratado internacional o nuevas medidas legislativas o judiciales».

Keane, autor de «Vida y Muerte de la Democracia» (Simon and Schuster. 2009), afirmó haber escrito ese libro para «desafiar» toda una serie de ideas arraigadas sobre todo en los países anglosajones como la de que «Inglaterra es la madre de todos los Parlamentos».

Si hay una madre, está en León, dijo Keane en referencia al hecho de que las Cortes celebradas en la iglesia de San Isidoro, en las que Alfonxo IX prometió consultar y aceptar el consejo de obispos, nobles y los «hombres nuevos de las ciudades» preceden en un cuarto de siglo a la Carta Magna del rey inglés conocido como Juan sin Tierra.

Las Cortes de León son las primeras en las que hay representantes de las ciudades, los procuradores, y eso las diferencia también de las simples «reuniones de residentes» como la asamblea islandesa de Thingvellir, que data de entorno al año 930 de nuestra era.

Los asistentes a esas reuniones islandesas escuchaban las propuestas de un hombre sabio, pero normalmente las aceptaban por aclamación, sin debate o controversia, algo en consonancia con las reglas de las asambleas feudales.

Al contrario de ese tipo de asambleas o las atenienses, que «desalentaban la división y buscaban la unanimidad», en las Cortes de León se reconoce por primera vez que la comunidad política está dividida, que hay que debatir abiertamente los temas y que tanto el monarca como los representantes de los distintos estamentos están obligados por las decisiones que finalmente se adopten.

Según Keane, algunos estudios del siglo XIX vinculan las Cortes leonesas a los visigodos, pero «hay en todo eso mucha mitología» y además significa «subestimar complemente la modernidad» de esa institución española.

Lo paradójico es que muchas instituciones de la moderna democracia representativa, como las constituciones o el derecho de presentar peticiones ,»tienen sus raíces en lo que se calificó de Edad Oscura».

Las pocas veces que aparece la palabra democracia en el siglo XII tiene connotaciones negativas, se «equipara al gobierno del populacho».

Otra de las ironías de la historia, según Keane, es que la democracia representativa tal y como se manifiesta en las Cortes es «hija de la Reconquista».

Es posible además que los representantes de las ciudades que acudieron a las Cortes de León estuvieran influidos por una vieja práctica musulmana de emplear a un representante legal (el wakil) para que actuase en nombre de quien le enviaba a un lugar lejano.

Esto es algo que los historiadores españoles deberían estudiar, dijo Keane, según el cual no parece haber duda de que el Islam contribuyó indirectamente a ciertas innovaciones en el terreno de la democracia representativa.

Las antiguas mezquitas eran, según el historiador, un espacio en el que la gente se reunía para refugiarse de una tormenta, para llorar a un ser querido, pero también para llevar a cabo actividades comerciales.

En el Islam, hay elementos «proto-democráticos», señaló Keane, quien recuerda en su voluminosa historia de la democracia que a partir del siglo XVII hay frecuentes llamamientos entre los musulmanes a favor de la elección abierta de sus gobernantes.

El primer musulmán en hablar de la democracia fue, explica, el gran filósofo Abu Nasr al-Farabi (c. 870-950), partidario ferviente de una forma de gobierno capaz de garantizar la libertad y la felicidad de los individuos.

Al-Farabi analizó las distintas formas de Gobierno y llegó a la conclusión, como muchos siglos después el británico Winston Churchill, de que, pese a todos sus defectos, la democracia era la preferible porque posibilitaba que emergieran los mejores.

El papel esencial de las Cortes de León en los orígenes del parlamentarismo fue estudiado en profundidad en la primera etapa del Congreso Científico sobre la Historia de las Cortes de Castilla y León, que se desarrolló en Burgos del 30 de septiembre al 3 de octubre de 1986 organizado por el parlamento autonómico, que entonces presidía el catedrático leonés Dioniso Llamazares. EFE

Creo que voy a comprar el libro, no obstante.

Be Sociable, Share!

4 Comments

  1. «la democracia era la preferible porque posibilitaba que emergieran los mejores.»

    O_o’

    ¿Los mejores? Perdón, ¿he oído bien? ¿Los mejores? Los mejores… sofistas. Los mejores demagogos. Los mejores oclócratas. Los mejores tahures y embaucadores. Los más versados en peleas de pasillo, puñaladas de comité y sumisión a los intereses creados de los grupos de poder. Los más cobardes. Los que dejan pudrirse a su propio pueblo delante de sus ojos porque sólo les importa seguir en el poder cuatro años más y no van a ser ellos los que carguen con ningún muerto. Los mejores como Chamberlain y Churchill o como Zapatero y Rajoy, Obama y McCain, Bush y Algor, Merkel y Schroeder, Blair y Cameron, Berlusconi o Andreotti. Los mejores hombre, los mejores. Sólo hay que verlo.

    La misma virtú pública que da nacimiento a la democracia se ha perdido por efecto de la misma tan sólo un par de generaciones después, si es que esa democracia no nació en las guillotinas, claro está. Por eso en el siglo XII, y en el XV, y en el XVIII y en el 350 a.C., con un mindundi como Aristóteles (un proto-fascista ahora que no nos oye nadie) se consideraba el gobierno del populacho o que degeneraba en él.

    Un populacho cobarde, que mata al mensajero cuando se le recuerdan cosas que le dan miedo (como tuve oportunidad de comprobar en persona a cuenta de las pensiones), que sólo quiere que le den pan y circo, que no le calienten la cabeza, que le llenen la barriga y le hagan reír como a un niño obeso y malcriado. Precisamente la única democracia que funciona (directa, muy limitada en espacio, participantes y funciones, que busca el acuerdo) es esa que este tipo lleno de la ideología oficial que sustenta el actual estado de cosas desprecia como vulgares «asambleas de vecinos» o algo parecido.

    A saber lo que opina del derecho consuetudinario. Miedo me da pensarlo.

    Es como ese momento en el que, inadvertidamente para el que no esté atento, pasa de la Historia a la Divagación según el famoso método científico de Américo Castro. De lo documentado y por tanto interpretable a la pura conjetura.

    Las Cortes de León son las primeras y es obvio que el poder político que se da a los hombres libres proviene de la importancia que les proporciona la Reconquista (¡ha descubierto América el tío!¡Noticias frescas!). Pero espera, eso no tiene nada especialmente oficialista ni epatante (es más viejo que orinar de pie). No es atractivo, sugerente, rebajador de Occidente, ni nada. De hecho, es peligrosamente eurocéntrico. «Ur-Fascismo» que diría Umberto Eco. Así que pasa a la conjetura del «quizás se inspiraran en no sé qué mercadillo celebrado en las mezquitas». Lo del quizás es importante, porque no hay absolutamente ni una sola prueba de tal cosa. Ni siquiera circunstancial. Simplemente que los musulmanes andaban por allí cerca y claro, creer en la pervivencia de las asambleas godas con las que elegían al rey o en una continuidad con las asambleas indígenas que elevaron en el pavés (literalmente) a los primeros reyes es una conjetura, por el contrario, demencial y absurda. Romántica e interesada, no como la precedente ( 😉 ). No digamos ya pretender otorgar alguna originalidad a esa Europa que casi no ha inventado nada.

    Buscar los orígenes en una reunión en las mezquitas para trapichear en plan bazar es una conjetura sin embargo llena de seriedad intelectual. «Los historiadores españoles deberían investigarlo», vive Dios, reconocimiento implícito de que no es más que onanismo mental. O eso de que para el empleo de representantes se tenían que inspirar en la oscura figura del wakil y no en la desconocida de las magistraturas romanas continuadas parcialmente con los godos y también en el seno de la Iglesia. O el sistema de los propios concilios. Acabáramos. Como si la monarquía goda, Roma y la Iglesia ejercieran alguna influencia sobre el neogoticismo leonés. Absurdo. El wakil hombre, se inspiran en el wakil y los mercadillos en la mezquita.

    Esto es un historiador, miradlo todos y aprended. De los que vivirá de las subvenciones de los políticos de congreso en congreso y de cátedra en cátedra. Con sus libros publicados por alguna institución pública.

    ¿Pero no habíamos quedado además en que dichas asambleas no eran democráticas de las fetén? Es decir, de las que implican representantes interpuestos, mercadeo, demagogia pública, profesionales del asunto, división simulada por sistema, etc. Democracia de la buena hombre. Curiosamente cierto uso tradicional de los términos llama a eso República, mientras que Democracia sólo se lo emplea para hablar del Althing, Atenas, los concejos abiertos y cosas similares. Pero a saber por qué. Los que sentaron esa práctica no habían oído hablar del wakil.

  2. La mayoria de las tribus prerromanas y «barbaras» post-romanas europeas, elegian a los jefes por aclamacion «popular» esto es, con el apoyo de sus clientes y hombres de confianza, y oidos los «candidatos». Son notables ejemplos los casos, documentados, entre los celtas, godos, vikingos, etc. Se elegia el jefe militar o «rey», y el cargo no era hereditario, sino vitalicio, o segun la necesidad lo requiriese o, llegado el caso, revocable.

  3. Que no hombre, que no. El wakil y el mercadillo. Ese es el origen. Si no fuera un asunto tan importante sería directamente para descojonarse.

    A lo que iba. Un viejo asunto conocido (no lo bastante).

    Annibale Bugnini, cardenal ya desaparecido, principal responsable del Novus Ordo, figura central del CVII y… ¿masón?

    Annibale Bugnini, allegations of Freemasonry

    Más:

    …»Some are thoughtless. Some are persuaded the Church should be changed. Some just flow with the tide. Some are motivated by money. And then there are those who serve other masters. That was the case with Bugnini…»

    I was startled. Not because of what he said, because it is an old allegation, but because of the way he said it, as if it was something settled, beyond discussion.

    «Of course, I have heard that,» I said, «but why do you say it so bluntly, as if it were certain? I thought it was just an allegation?»

    «It is certain,» he said. «At least, as certain as anything can be in this world. He went to a meeting in the Secretariat of State, with his briefcase. It was in 1975. Later that evening, when everyone had gone home, a monsignor found the briefcase Bugnini had left behind. The monsignor decided to open it to see who the owner was. And when he opened it, he found letters inside addressed to Bugnini, as to a brother, from the Grand Master of Italian Freemasonry…»

    «But could those letters have been forgeries?» I asked. «Could someone have opened the briefcase, seen it was Bugnini’s, and then slipped these false documents inside, to frame him?»

    «Well, theoretically, I suppose, that is possible. [Note to readers: Bugnini himself always said the allegations were false, that he was never a freemason, and that the charges were made against him by disgruntled conservatives who opposed the work he had done on the liturgy.] But Paul VI, at least, didn’t think so. When the evidence was brought to him, he came to the conclusion that Bugnini needed to be removed immediately from his post. Bugnini was made the papal nuncio in Iran. After more than 25 years as the head of the liturgical reform, he was abruptly fired and sent to a country where there are hardly any Catholics at all. It was a type of banishment.

    «That is very sad,» I said.

    «No,» he said, «it is very human… And today, 35 years later, it is in the past. It is something we can do nothing about.»

    «But if this is really true,» I said, «then Paul VI may have approved of the new Mass under ‘false pretences,’ as it were. Wouldn’t that raise questions about the entire liturgical reform? And why, then, did Paul VI not go back to the drawing board, if he believed what you say was true?»

  4. Perolos godos no escogian a su rey en asamblea?
    Ah, que tambien eran musulmanes. Pues nada, nada.
    Por cierto, aquí en cataluña, se dice que la primera asamblea fueron unas que se hicieron por aquí, antes que las de león. (hau bastante odio interiberico por el medio)
    Para evitar problemas, dejaremos que los historiadores del autoodio determinen cual asmblea tenía mayor influencia musulmana, y y por tanto cual fue la primera, la mas democrática, la mas hermosa, la mas halal.

    Lo de que la reconquista determina la importancia de los representantes de las ciudades,es que es de risa.
    Pues claro, que diria cuaolquiera, los que tienen las armas, las usan y aplastan al enemigo, se les debe escuchar, so pena de que te rompan la cabeza a ti mismo, y eso lo sabían bien los reyes leonese, y aragonese-catalanes.
    Quien no ha oido hablar de wakil? «Egnorante, eslamofobos e rasistas».
    Es cierto, Monmar, Occidente tubo que esperar que los moros trajeran la filosofia y democracia griega, solo para dejarla en europa cuando fueron expulsados, porque como eran «egnorantes», no sabian que grecia quedaba allí, al lado de constantinopla, y de que Roma, había desaparecido. No quedó nada, hasta que el islam nos hizo el mejor regalo: el wakil, y toda nuestra cultura que es basicamente musulmana.
    Eso será. como dices, para descojonarse, sino se tratara de lo de siempre, dinero público.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*