Savater: “La esperanza política está en el futuro” o la memez elevada a sabiduría

«La esperanza política está en el futuro». Así se titula un artículo que leo en el blog de un señor muy elegante y trajeao que nos abruma con sus muchos títulos de relator de la ONU y consultor en materias legales, empresariales, agrícolas y nuevas tecnologías, biocombustibles, energías renovables y RSE relator internacional de cursos y charlas en materia de RSE, de innovación; lobby; liderazgo; gestión del conocimiento… Es decir, un vendedor de humo.

Leo el artículo y no salgo de mi asombro. El título mismo se las trae ¿estuvo alguna vez la esperanza -política o no- en el pasado? El tío -Savater, no el trajeado- cogió carrerilla y se permite hablar por todos:

«En España todos somos ateos católicos»

Mira, Fernando. La próxima vez nos preguntas antes de hablar por nosotros, hombre.

Probablemente bin Laden, Bush o Ahmadineyad utilizan la religión para justificar intenciones políticas.

Bush emparedado entre bin Laden y Ahmadineyad… ¡Cómo no!

Los monoteísmos han inventado la exigencia de una conciencia determinada. Antes, para respetar una religión lo único que había que hacer era cumplir con unas pautas determinadas. En Roma en la fiesta de Venus o de Júpiter había que participar en determinados rituales y a nadie le preguntaban: ¿usted se cree esto?

A lo mejor es que ni se ponía en cuestión. A Sócrates -de tu mismo gremio, Fernando- el pueblo ateniense le dio matarile por impío. Muy democráticamente, eso sí.

Los monoteísmos son los que entran en el interior de la persona, que tiene que responder sobre la veracidad de sus creencias, sobre todo el cristianismo. El judaísmo e islamismo han sido menos invasivos que la conciencia cristiana.

Vaya. Dale un repaso a las reglas higiénicas o dietéticas de judaísmo e islamismo. Por ejemplo: Cuando a un musulmán le da un retortijón… Y dejamos a parte la pretensión de «el filósofo más popular de España» (¿filosofía popular?) de una conciencia autónoma, exenta, previa a las ideologías y las religiones que invadirían conciencias ¿De donde sale esa idea de conciencia sino de la idea cristiana del alma inmortal y creada por Dios? ¿Eh, Fernando?

En fin, la carabina de Ambrosio damasquinada, este Fernando. Y pagado por nuestros impuestos, porque esta entrevista tiene lugar en un viaje a Alemania para participar en un encuentro organizado por el Instituto Cervantes. En fin, qué esperanza podemos esperar de un individuo que tiene un hijo solo…

2 comentarios

  1. Generalmente los ateos de izquierda no son más que anticristianos, quitando a Gustavo Bueno, la mayoría se piensa que han abandonado la religión sólo porque insultan al Papa y se burlan de los dogmas.

    Este tipos de posturas no se encuentran en el ateísmo liberal que critica por igual cualquier tipo de superchería basada en mitos que hunden sus orígenes en la noche de los tiempos.

    Por otra parte no entiendo su apología del paganismo greco-romano, para los romanos no se podía entender el concepto de divinidad fuera del pueblo, vamos que para simplificar lo normal es que Savater considerará las deidades romanas nazis. ¡Pero claro cómo no son cristianas!.

    En cuanto a que el paganismo no se mete en tu interior. Pues mira en eso estoy de acuerdo, me viene a la cabeza los sacrificios de Baal que pedía infantes primogénitos. ¡Ni p… falta qué hacía meterse en el interior!.

  2. Savater es un necio. Este tipo es a la filosofía lo que Zapatero a la economía. Decir que el cristianismo es la religión más invasiva es simplemente mentira, y sino, que nos explique como la democracia, la igualdad entre las personas, etc, surge en lo que llamamos hoy occidente, en aquellos paises de raices cristianas. Y que nos explique el marasmo en todo lo que signifique libertad e igualdad en paises hindues y sobre todo mahometanos.

    Este tipo es despreciable, sin más.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*