4 comentarios

  1. Interesante reflexión, aunque creo que la identidad de las naciones se forja con las aportaciones de todas poblaciones que las habitan y se enriquece así la base cultural en que se asientan,

    La cultura de acogida las asimila de algún modo siempre que los valores que ofrecen los nuevos no choquen con los ya existentes.

    Y los musulmanes que no sean capaces de asumir y respetar los valores de una sociedad con raices en el humanismo cristiano, evidentemente son un quiste a extirpar.

    Un saludo

  2. No. Sencillamente no. La identidad de España se forjó de forma abrumadoramente mayoritaria en su lucha de liberación contra una civilización ajena a la que rechazaba de plano para poder seguir existiendo. En esta vida hay que distinguir entre lo que es cierto, lo que de verdad se cree y aquello en que se quiere creer porque lo hemos oído muchas veces y nos suena bien. Y sobre todo hay que justificar las cosas, una costumbre perdida.

  3. «»»»»»»»»Interesante reflexión, aunque creo que la identidad de las naciones se forja con las aportaciones de todas poblaciones que las habitan y se enriquece así la base cultural en que se asientan»»»»»»»»»»»

    Pues no. Ese es un error muy común, extendido por mala fe entre los simples.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*