El patrimonio cristiano de Kosovo en peligro por el islam kosovar

SERBIA/

Al hilo de esta noticia y visto en Kosovonosevende:

El inmenso patrimonio religioso, histórico, artístico y cultural del cristianismo ortodoxo en Kosovo corre peligro si la comunidad internacional no garantiza el Estado de derecho, denuncia la Iglesia ortodoxa de Serbia. El obispo Teodosije Sibalic, abad del monasterio ortodoxo serbio de Visoki Dečani, ha lanzado el grito de alarma en una declaración transmitida a ZENIT.

“La nuestra es una región de mayoría musulmana en la que, aun habiendo pasado diez años desde el fin de la guerra civil y a pesar de la llegada de las fuerzas de paz de la OTAN, la verdadera paz y la libertad para la comunidad cristiana ortodoxa todavía no han llegado”, explica el prelado en su declaración.

La presencia en la región de un elevado número de iglesias y monasterios hace que Kosovo tenga gran importancia para la Iglesia ortodoxa serbia. “No es exagerado afirmar –escribió el obispo Teodosije– que para nosotros Kosovo representa una segunda Tierra Santa, una especie de ‘Jerusalén serbia’”.

Sin embargo, sólo en el reciente periodo desde el final de la guerra, han sido destruidas o gravemente dañadas en la región –por los extremistas albano kosovares– 150 iglesias y monasterios, entre ellos lugares medievales de importancia mundial.

“Geográficamente –afirma el abad del monasterio ortodoxo serbio de Visoki Dečani–, Kosovo forma parte de Europa, pero es difícil imaginar un futuro europeo para esta región si continúan las violaciones de los derechos religiosos, civiles y humanos, de la comunidad ortodoxa cristiana y la destrucción de monumentos medievales símbolos de nuestra espiritualidad y cultura”.

¿Por qué no se hacen eco los periódicos de estos hechos? ¿No nos importa el patrimonio acumulado de siglos? En algunos casos sí. Será porque estos son cristianos… peor aún, son serbios.

Be Sociable, Share!

4 Comments

  1. Kosovo es Serbia. Este tema me enfada profundamente. Los europeos occidentales traicionaron, vendieron y abandonaron al pueblo serbio, les dieron la espalda para recibir calurosamente a los invasores que no son ni europeos ni cristianos. Eso en mi casa se llama traición a los tuyos. Pero en el pecado está el castigo, y eso Europa Occidental lo pagará caro, muy caro. Ya lo estamos pagando en realidad, pero todavía no más que las primeras migajas. Sólo un poquito de sudor. Las lágrimas y la sangre, mucha sangre, vienen en camino.

  2. Joana

    Sobre el tema de Kosovo, Bosnia y los serbios en general, a veces ni quiero hablar, pues la herida sangra todavía y mucho.

    El inicio del desmembramiento de Yugoslavia me pilló lejos de aquí. Seguía desde otro mundo (desde otro planeta) los acontecimientos que se sucedían a velocidad de vértigo. Con el corazón encogido, desde mi lejano exilio asistía a un torrente de odio y traición hacia el pueblo serbio, víctima de una conjura de mediocres y malvados, enemigos rastreros de todo cuanto personifica el noble pueblo serbio, uno de los últimos pueblos sanos, decentes, viriles y heroícos que se mantiene de pié en medio de la repugnante bajeza de una Europa renegada de sí misma, una Europa de castrados miserables, de eunucos sietemesinos, de plañideras histéricas, de babosos descerebrados.

    Poco tiempo antes había caído en mis manos uno de los libros más hermosos que he leído, “Un puente sobre el Drina” de Ivo Andric, una historia que se desarrolla a lo largo de varios siglos en Bosnia central. (Dejaré en cualquier momento algo sobre este libro). En las noticias de los telediarios aparecían los paísajes, los pueblos y los personajes de la novela del premio Nobel.

    Me encendía la sangre leer a díario los despachos de las agencias internacionales calificar a los serbios de fascistas, ellos que tanta sangre habían derramado, que tanto sacrificio habían consentido, precisamente contra un enemigo de esa naturaleza. Uno de los que más hicieron para denigrar al pueblo serbio y hacer aceptar a la opinión pública la superchería de que en ese conflicto los serbios representaban el fascismo y los musulmanes la democracia fue ese judío hijo de gran puta nacido por el culo de Bernard-Henry Lévy, que convenció a medio mundo que el conflicto yugoslavo era una reproducción de la Guerra Civil Española, con los serbios en el papel de malos. (Muchos serbios habían venido a España en el 36, traídos por sus ideales de otra época, a morir en estas tierras. Ningún musulmán bosnio ni albanokosovar. Ni eso tuvimos en cuenta).

    Presentía que, librados a sus propias fuerzas, sin apoyos externos y con la “comunidad internacional” en contra (la URSS se acababa de derrumbar y Rusia no estaba aún en situación de tomar el relevo con la energía necesaria para defender a Yugoslavia de sus enemigos), los serbios iban a ser, a la larga, aplastados.

    Así ha sido, al final de los largos y sangrientas luchas que han tenido que sufrir los serbios contra sus muchos enemigos. El crimen cometido contra el pueblo serbio por esta banda de crápulas europeas aliadas al salvajismo musulmán es también el crimen contra la verdadera Europa, un crimen contra la Historia y la conciencia. Lo vamos a pagar, lo estamos pagando ya. Y hasta me alegro. Lo que les hemos hecho a nuestros pobres hermanos serbios, masacrados por la mayor potencia militar de todos los tiempos, y eso para favorecer a esta escoria musulmana, bosnia primero y albanesa después, lo pagaremos al ciento por uno.

    La historia no está cerrada. Él mundo cambia a velocidad de vértigo. Las alianzas, los intereses cambian como las estaciones. Algún día, tal vez no muy lejano, se hará justicia al pueblo serbio, se hará justicia él mismo, pues tienen cojones para hacerlo ellos mismos. No serán estas putas mariconas europeas occidentales que le puedan ser de alguna ayuda: estarán siempre demasiado ocupadas en lamerle el culo al islam, al moro, al otomano, al enemigo de su propia sangre. El día que puedan, sin interferencias ajenas, ocuparse de sus asuntos, los serbios arreglarán esta cuestión. ¡Ya lo creo que la arreglarán!

    ¡Viva Serbia! Vivan los héroes serbios! ¡Viva Slobodan Milosevic, Radovan Karadjic, Ratko Mladic! ¡Honor al pueblo serbio!

    (Me cago en Solanas, en Kouchner y en sus putas madres)

  3. Arjun, tienes toda la razón del mundo. Palabra por palabra, letra por letra.

    “””¡Viva Serbia! Vivan los héroes serbios! ¡Viva Slobodan Milosevic, Radovan Karadjic, Ratko Mladic! ¡Honor al pueblo serbio!

    (Me cago en Solanas, en Kouchner y en sus putas madres)””””””

    KOSOVO IS SERBIA!
    Le Kosovo est Serbie!
    KOSOVO JE SRBIJA!
    Косово е Сърбия!

1 Trackback / Pingback

  1. Nueva pluma en el blog | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*