1 comentario

  1. Propongo que pensemos en algo ridiculo, que no puede llegar a pasar nunca, para que en unos años nos demos cuenta que estabamos confundidos.

    Ejemplo: Nunca pense ver banderas de hizbola por las calles de america latina.

    Ejemplo 2: Nunca pense que podrian decir que Israel tenia la culpa cuando comenzo la guerra del libano.

    Ahora me como la lengua y me rio. Por lo menos yo vivo en un pais tranquilo y seguro, donde el enemigo es llamado por su nombre: extremismo fanatico (provenga de de donde provenga).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*