Benedicto XVI en Turquía (1). ¿Repetirá el Papa los errores de su viaje a Colonia?

Tuve ayer la tarde-noche ocupada y hoy el día, por lo que no he podido repasar suficientemente la prensa. Voy a empezar una serie sobre el viaje del Santo Padre a Turquía con una referencia al error cometido por Benedicto XVI en su viaje a Colonia, durante el que recibió a una representación de musulmanes. Parece que la trampa tendida en aquel encuentro se ha repitido en el comienzo de su viaje a Turquía.

Y es que hay que tener mucha cautela antes de entrar en tratos con los mahometanos. Sucede así desde tiempos de su profeta; la ignorancia, por tanto, no es excusable. Fue un error de Benedicto XVI incluir en el programa de su visita a Colonia en agosto de 2005 la recepción de unos representantes de esa secta destructiva llamada Islam. Por supuesto, de nada le valió el gesto, salvo para aumentar su aceptación entre nosotros como respetable “religión de paz”.

La prensa progre, promusulmana, aprovechó la oportunidad. El artículo de EL PAÍS “Benedicto XVI pide a los musulmanes ayuda para combatir el terrorismo” fue un buen ejemplo de ello. Ya el titular apunta de lleno: Parecería que fuéramos sus fieles los terroristas, y que necesitara ayuda de los musulmanes para proteger al mundo de nosotros, sus fieles. El texto del artículo confirma esta opinión. Benedicto propone a los musulmanes que resistan “las presiones negativas de su entorno”. No, no es el entorno, es la esencia misma de las enseñanzas violentas del Corán y de la vida y hechos criminales de su profeta. Son ellos mismos quienes matan en nombre de Alá. Se trata de exigirles que abandonen su religión violenta -ya que es imposible eliminar los aspectos violentos de su religión- no de que resistan “presiones del entorno”.

Contrasta el carácter apocado de esta propuesta con el flagelamiento a que se somete Benedicto reconociendo inoportunamente el “mal causado por la Iglesia en la historia”. El redactor aprovecha para referirse a las Cruzadas, como si la recuperación de los Santos Lugares no hubiera sido en su día un legítimo objetivo político y religioso frente a un Islam en continua expansión militar. No son culpas históricas las que se ventilan, Santidad, son las matanzas masivas de nuestros civiles, y de tus sacerdotes, ejecutadas aquí y ahora por correligionarios de esos con que usted se reúne.

Afirma el artículo que este encuentro no figuraba en el programa inicial, y que fue incluido tras los atentados de Londres porque “Ratzinger deseaba lanzar un mensaje a todo el mundo islámico”. No era necesaria esta reunión, que vemos ha servido solo para proporcionar legitimidad a los compañeros de viaje de quienes nos ponen las bombas. Roma está también entre sus objetivos.

Al final, sus interlocutores “le pidieron a su vez ayuda para el ingreso de Turquía en la UE”, convirtiendo un encuentro pastoral en mercado de favores políticos. No se entiende el “a su vez”, e indigna que los mahometanos sean capaces de establecer cualquier relación de reciprocidad entre la entrada de Turquía en la UE y el cese del terrorismo musulmán, deber religioso e inexcusable de la secta.

2 comentarios

  1. Es cierto AMDG yo tengo la impresión de que los discursos en este viaje, por ambas partes se refieren a alguna realidad que existe en sus fantasías y en la de los dhimis por supuesto, pero que no tienen nada que ver con lo que el hombre de la calle está viviendo día a día.
    A mi que me importa que me digan que el Islam es una religion de paz, si son los islamistas los que nos amenazan día a día y nos transforman nuestras vidas y nuestras libertades con su violencia, prepotencia y fanatismo. Su islam de paz me importa un pepino! si lo tienen en alguna parte del Coran que les aproveche,yo simplente quiero que se dejen de hacer del terrorismo una moneda corriente y que si se quieren hacer explotar por el aire lo hagan en sus paraísos musulmanes y no en los nuestros.
    En cuanto al Papa parece que fuera alguien que está tratando con secuestradores y negociando por la libertad y la vida de los rehenes. Porque los 100.000 cristianos en Turquía no son ciudadanos libres de pleno derecho en ese país que pretende entrar en la UE, sino verdaderos rehenes.
    Tambien hay que tener en cuenta que el Papa tiene un objetivo mas importante que este de dimes y diretes de la prensa morofila, el Papa quiere fortalecer a la Iglesia con una alianza con la Iglesia ortodoxa y ésto sí que no les cae bien a los islamistas.
    Los islamistas han sacado provecho de nuestras rivalidades y la rivalidad entre la iglesia de oriente y la de occidente fue la causa de la perdida de Bizancio,una alianza entre las dos iglesias podría representar sí, un nueva cruzada que no se hará con las armas pero sí con los espiritus y la opinion publica que es donde ahora se está luchando la Yijad.
    La respuesta de la UE no ha tardado mucho ha sido categorica y se ha adelantado: se cortan las negociaciones con Turquía y Angela Merkel ha aplaudido la decisión.
    Cómo se puede pretender entrar a la UE siendo que se ha ocupado arbitrariamente en 1974 la mitad de un país miembro de la UE (Chipre)y se sigue ocupando ese territorio que no ha sido reconocido por nínguna entidad internacional ni por la misma UE y además se le impide a ese mismo país (Chipre) la entrada de sus barcos y aviones en Turquía. Pero si es un disparate íncreíble y todavía hay quienes siguen dialogando y diciendo que Turquía es un puente entre dos culturas. Pero puente de qué? Seguramente un puente para que entren mas terroristas ya que otra actitud positiva no se muestra.

  2. Pues sí es tan obvio que da pena. Y lo peor es ver a nuestra prensa simpatizando con el turco.

    Turquía no es puente, sino otra cabeza de puente de la invasión musulmana de Europa. Y su invasión de uno de los paíese de la unión en la que quiere entrar es mas que llamativa. Aunque los que están a favor del ingreso del invasor no se entere.

    Por lo que he leído de ayer, apuntas en la dirección correcta. No pude ser que Benedicto y Bartolomé hablen de diálogo con los terroristas musulmanes que están asesinando continuamente a sus fieles y se sigan dando la espalda. Hay que empezar a exigirles unidad.

    Hay que tener en cuenta que la separación de las iglesias de oriente y de Roma fue por razones politicas (con disculpas teológicas que casi dan la risa). Con estos tenemos que exigir -no pedir ni rezar por…- la unidad, y pronto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*