Paquistaní del martillo: 18 años de carcel por “asesinato como en una película de horror”

Ayer miercoles se ha dado la sentencia para el paquistaní que asesinó a su recién casada mujer a martillazos mientras dormía, en Suiza

Ningún crimen pasional, sino asesinato a sangre fría: el tribunal de Bellinzona ha condenado al paquistaní a 18 años de presidio.

El paquistaní asesinó a su mujer para impedir un divorcio. El divorcio habría traido como consecuencia una expulsión automática del pais y una multa de dinero, ha dicho el juez Mauro Ermani el miercoles por la tarde.

Asesinada mientras dormía

Al paquistaní le fastidiaba el modo de vida occidental de su mujer, que ni leía el corán ni obedecía sus órdenes, para colmo trabajaba y llevaba jeans.

Cuando ella le pidió el divorcio el temía por su futuro en Europa. Por eso asesinó a su mujer con un martillo mientras dormía.

Ante el Tribunal ha dicho que estaba cegado por la rabia. El dictaminador siquiátrico ha dicho que no tiene enfermedad síquica.

Como en una película de horror

Para el juez Ermani se trata de un hecho de «brutalidad absoluta» que se conoce solo en las películas de horror.

La causa por la que no se lo ha condenado a 20 años, como exigía el fiscal, es que el asesino no habla italiano y tiene que cumplir el castigo lejos de su pais. La defensa había pedido un castigo de 8 años máximo, argumentaba que ha sido solo un delito pasional y que el asesino no es ningún monstruo sino solamente una marioneta de su familia de Paquistan.

Algo de justicia se ha hecho, aquí en Alemania le habrían dado máximo 10 años. Pero ahora Suiza tiene que mantener a otro parásito musulmán en la cárcel durante 18 años. Lo más económico y justo sería la pena de muerte para los asesinos a sangre fría y para los demás terroristas. Qué va hacer este fanático sectario cuando salga de prisión y que incluso es probable que salga con más «rabia» todavía? Volver a las andadas en Suiza, eso es seguro. Y hasta son capaces de darle la nacionalidad suiza por buena conducta en prisión..

6 comentarios

  1. Lo mejor sería que lo bañen en sangre de cerdo y lo obliguen a comer morcilla durante los proximos 18 años.
    Tal como comentaba en el otro Post, imaginate que en lugar e gastar tanto dínero en carceles y rehabilitción se hiciera correr la voz de que quien cae preso en Europa debe comer morcilla y jamón todos los días y se debe lavar las manos en sangre de cerdo, seguramente que en poco tiempo se cuidarían muy bien de cometer delitos aquí.
    No se puede curar a los fanáticos con medidas dialogantes, ya lo sabemos por los métodos para deshabituar a drogadictos y víctimas de sectas peligrosas. Las curas deben de ser drásticas y por principios homeopaticos. Se debe curar su veneno dandoles mas de su propio veneno.

  2. Yo también opino que la vida de este tipo de gente no vale nada, pero como también digo muchas veces, somos gente civilizada, y como debemos obrar en consecuencia, lo único que le deseo a este asesino es que se pudra en la cárcel. Y si no llega a pudrirse, que una vez que cumpla su condena íntegramente, le manden a su país con prohibición de por vida de volver a entrar en Suiza. Así, tal cual.

  3. Todo está muy bien, pero lo ideal sería que se pasen 18años, menos una semana sodomizándolo tres veces al día, y cuando le falte una semana que «lo suiciden», como a la Baader-Meinhoff. Previamente atiborrado de morcilla por supuesto, para que se le prive de entrar en su paraiso.

  4. Bien dicho, el que no respeta al projimo, no debe vivir con las personas normales, un delincuente debe de perder sus derechos civiles y por lo q a mi respecta debe tb d perder su condicion d ser considerado humano

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*