El yijadismo troskista, la nueva estrategia de Bin Laden

Ha sido muy discutida la estrategia del nuevo discurso de Bin Laden (también el aspecto avejentado y el teñido de la barba). Las menciones al Katrina y a los problemas del mercado hipotecario norteamericano parecen indicar que Bin Laden quiere conectar con las preocupaciones de la izquierda radical. Walid Phares ha bautizado la estrategia como “yijadismo troskista”.

Se duda que esto funcione, los yijadistas de toda la vida no van a entender estas sutilezas, y en la propia Norteamérica el votante puede sentir asco de votar a gente admirada por Bin Laden. Si los republicanos quieren hacer daño, Bin Laden se lo ha puesto en bandeja.

En cuanto a las razones para este cambio de estrategia se cita la falta de éxitos militares de al Quaeda, en especial de la derrota en Irak, donde las fuerzas norteamericanas están haciendo que la población deje de apoyar a sus terroristas. Bin Laden estaría simplemente mareando la perdiz con estas maniobras de distracción, que no creo que tampoco gusten a aquellos a quien pretende halagar, como al propio Chomsky, citado en su discurso.

Osama bin Trotsky: Wasting His Time and Annoying the Pig?

3 comentarios

  1. Muy interasante el artículo, no sólo corrobora la alianza entre los últimos bolcheviques con los yihadistas, sino que deja en el aire cuestiones tales:

    Bin Laden está siendo apartado, por ello no duda en acercar posiciones CON MARXISTAS, LOS MISMOS A LOS QUE COMBATIO EN AFGANISTAN BAJO LA BANDERA DEL ISLAMO-CAPITALISMO.
    El yihadista medio, que no es más que un muerto de hambre no tiene ni idea del materialismo marxista, sólo quiere matar infieles, ¿ pero si su jefe le ordena que no dañe a los izquierdistas radicales lo hará? ¿empezarán a distinguir a sus víctimas?, lo dudo.
    Asimismo los comunistas, o sucedaneos deberán dejar clara cual es su lealtad, deberán optar por ser leales al actual orden europeo o bien unirse a las hordas islamicas que claman por exterminaciones colectivas en Occidente.
    Actualmente pueden ser ambiguos, incluso coquetear con los enemigos de Occidente, pero cuando la guerra sea abierta ¿ cómo reaccionarán?
    Finalmente hay una cosa clara, pese a la complicación de este mundo actual, se empiezan cada vez a distinguir con nitidez dos bandos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*