Las monjas del convento de las Tomasas en Granada no han vuelto a tener tranquilidad desde la instalación de la mezquita del Albaicín

Las llamadas a la oración gritos de guerra del almuédano interrumpen “las muy ricas horas” de antes:

Solo hay que ver lo que sucedió en Granada. Allí, el gobierno español, creyendo hacer un gran gesto, permitió la construcción de una mezquita, en la loma más alta de la ciudad. Ahora domina un convento de monjas, que han estado quejándose desde que el ruido de la mezquita que perturba constantemente su existencia y la tranquilidad que necesitan, ya que la llamada a la oración (y otros ruidos) impiden toda posibilidad de meditación.

Y después de la llamada de la muezzín, ¿ se permitirá también el degüello de ovejas, como sucede ya en las calles de algunos barrios en Francia? El degüello ritual es parte de una celebración «religiosa», y las ovejas iban a ser sacrificadas de todos modos en el matadero, así que ¿qué hay de malo en ello?

Lo leo en Dhimmi Watch

6 comentarios

  1. Hola, leo este blog en silencio desde hace muchos meses, y no escribo por falta de tiempo y cobardía, en porcentaje variable según el momento.

    Puedo dar fe de lo que ocurre en Granada, pues vivo aquí. Hace un par de meses se me ocurrió bajar andando desde «El Huerto de Juan Ranas», buen restaurante enclavado a 10 metros del Mirador de San Nicolás, hasta la Calle Elvira.

    Creí encontrarme en otro planeta. Hemos retrocedido los casi cuatrocientos años que Mahoma reclama como suyos a la hora de establecer el calendario actual.

    Las calles, la decoración, la cutrez, la suciedad, el mal olor, y por encima de todo, lo lúgubre de la amenaza latente de que allí no eres bien venido. Hasta llegar a Plaza Nueva no respiré algo más tranquilo.

    Nos han echado de nuestra tierra. Pronto volverán, pero yo espero no estar aquí para verlo. Marcharé en unos años para no retornar nunca. España ya no existe.

    ¿Y los andaluces? Pues nada, pidiendo pan y libertad, los muy necios.

  2. Que les den. No son mestizas, diversas ni multiculturales. Ni representan el legado andalusí de tolerancia y progreso destruido por el fanatismo de esa benefactora suya, una tal Isabel que debía de ser de las Waffen SS, por lo menos. Son unas recién llegadas a una tierra ocupada como es Granada. Tendrán suerte si el jeque Ibn Laden (Alá sea con él) no las degúella por estar impurificando el santo recinto de una mezquita.

    Y al que no le guste, «¡fascista!» al canto.

    En otro orden de cosas, mira que casualidad: El Manifiesto trae esto «mañana»:

    http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=1839

    • Me da vergüenza leer comentarios de este tipo. La religión, del tipo que sea, no es obligatoria y nadie debe imponer nada. Antes de que los moros llegaran a Granada y nos invadieran, aqui vivian gentes pacificas. No podemos llegar a un sitio imponiendo nuestro credo, la libertad es algo que se añora cuando no se tiene y no se echa a ver cuando se disfruta de ella. Los que proclaman la Yihad, no saben ni han sabido nunca lo que es la libertad porque viven todavia con normas mas propias de la Edad Media que del siglo XXI y cuando llegan a un pais como el nuestro o los demas paises europeos quieren disfrutar de la libertad que no han tenido en su pais y se pasan en la falta de respeto y en querer imponer sus costumbres y su cultura. Señores que son ellos los que tienen que aceptar la cultura a la que vienen o quedarse en su casa!!! No nos hagan comulgar con la rueda de Mahoma!!!

  3. DrFastolfe, gracias por el testimonio. Hay que sacudirse la pereza y la cobardía si queremos que no suceda.

    Yo tengo la esperanza de que la gente algún día se sacuda la modorra.

    Un saludo

  4. DrFastolfe, yo he vivido un tiempo en Granada, el Albaicín era uno de mis paseos favoritos, además de la Alpujarra. También he ido a una escuela del Albaicín. Antes de leer tu comentario siempre pensaba: si volviera a Granada seguro que está totalmente transformada, estará estilo «Palestina». Tus palabras me lo confirman, es más o menos como me la imaginaba…

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. La mezquita de Granada, cinco años de éxitos (según la SER). | La Yijad en Eurabia
  2. Ladrad perros, ladrad, pero no mintáis | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*