El problema de los productos hahal es el 3%

No se si os acordáis de aquel incidente en el que Maragall le recordó al sucesor de Pujol el cobro de un misterioso 3% (“el problema de CiU es el 3%”), se supone que se refería una comisión informal; es decir, a una extorsión mafiosa. Por cierto, en una búsqueda de Google al respecto, aparecen solo El Mundo y LD… ¿acaso los demás medios no trataron el asunto?

Acabo de leer que entre las condiciones de los negocios halal está la dedicación de un 3% del beneficio a organizaciones “caritativas islámicas”. Para empezar, esas organizaciones están entre las más opacas del mundo; pero además tienen la financiación de la Yijad –es decir, el dominio sobre los infieles- entre las prioridades.

La diferencia de la “caridad” islámica con la caridad cristiana no puede ser más llamativa. Y sin embargo, en los comentarios insistíais que la Iglesia no debe examinar las credenciales de quien llama a las puertas de sus organizaciones ¿Estáis seguros?

 

The Risky Business Of Islamic Finance

2 comentarios

  1. » Y sin embargo, en los comentarios insistíais que la Iglesia no debe examinar las credenciales de quien llama a las puertas de sus organizaciones ¿Estáis seguros?»

    Si yo fui uno de esos dame dos o… leches ya mismo para que se me quite la tontería. Yo simplemente constataba que es así. El problema es que hay gente recuperable y gente que no. La inmensa mayoría de los musulmanes no lo son, aunque alguno se convierta –como cierto periodista egipcio que se ha bautizado hoy con el Papa: a ver cuánto tiempo pasa antes de que tenga que esconderse con guardaespaldas–.

    Lo que si es cierto es que la actitud de una mayoría de la Iglesia –y no solo la progre– de abrir las puertas de todos los países occidentales porque si no somos «malos cristianos» es un suicidio y una estupidez supina, que a veces deja sin argumentos frente a nuevoderechistas y hierbas neopaganas. Es algo que me subleva, porque los primeros en pringar van a ser ellos. Suerte tienen de que en España haya tanto ecuatoriano, colombiano y similar, porque si todas esas masas se vieran sustituidas por moros no iba a durar la Iglesia en pie ni dos décadas más. Y no se enteran.

    En cualquier caso el problema no sólo es la Sumisión, porque el pueblo español tiene derecho a seguir existiendo, y sin embargo ahí los tienes, de obispos Oppas.

    Y luego están los que no soportan leer estas reflexiones aunque sepan que tienes razón. Que esa es otra guerra.

  2. No me refería a ti, Madrugador, sino a algún otro comentario que insistía en que tenía que ser así. Es lo de «a pedir, a Cáritas».

    De eso nada: a pedir a Ferraz (sede del PSOE). A la Moncloa no, que eso lo pagamos al final todos 🙂

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*