AMDG: Ad Maiorem Dei Gloriam

Por si no lo sabéis mi nombre artístico es un acrónimo del lema de los jesuitas. No sé porqué lo usé. Quizás se posó la vista en el lomo del libro de Pérez de Ayala. En todo caso, cuando empecé a utilizarlo pensé a Dios en términos panteístas y espinosianos.

JC ha escrito ya cuatro artículos sobre la Compañía de Jesús y amenaza con un quinto. En el cuarto artículo de la serie trata de la reacción de la Iglesia contra el Modernismo a finales del s. XIX:

Al grito de “Ad Maiorem Dei Gloriam” la vanguardia de la Iglesia, la Societas Jesu, enfrentó durante toda la primera mitad del siglo pasado a su último pero más peligroso y evasivo adversario, el Modernismo. Sobre el desenlace de ese nuevo combate pendía la pesimista reflexión interrogativa de San Pío X: “Pero ¿de qué aprovechará, venerables hermanos, que Nos expidamos mandatos y preceptos si no se observaren puntual y firmemente?”. Jesuitas como George Tyrrell sonreían.

(Continuará…)

La nueva entrega tratará, imagino, de cómo los jesuitas se hicieron progres tras el Concilio Vaticano II. Es decir, de cómo sucumbieron al coletazo definitivo del modernismo: el relativismo posmoderno.

Estamos a la espera de esa quinta entrega.

Jesuitas – III Parte – Ad Maiorem Dei Gloriam

PS: JC, me permito hacerte una petición. Te agradecería una recopilación musical de fragmentos del Credo relativo al Et incarnatus est. Mis preferidos son los de una misa de Schubert y otra de Mozart. No sabría decir cuáles. Como sabes me gusta celebrarlo todos los años.

Be Sociable, Share!

7 Comments

  1. Me parece que De la Cierva echará el resto estas Navidades con una historia de la Compañía estas Navidades. Deberían sepultarle en hábito de jesuita como a “Hugo Wast”…

    En otro orden de cosas, Enrique Serbeto, ABC:

    “La emigración no sólo es buena, sino que es imprescindible. Incluso desde el punto de vista más egoísta hay que decir que no hubiéramos podido llegar a ser el país que somos hoy en día sin la llegada de trabajadores de otros países que han contribuido de forma decisiva al crecimiento de la economía.

    Pero es necesario advertir que es posible que esto no sea así para siempre. En Francia acaba de aparecer un estudio hecho por una organización de contribuyentes en el que se demuestra que el fenómeno migratorio dejó de ser rentable para el país en cuanto se pasó de la llegada de trabajadores individuales a la práctica generalizada de reunificación familiar. Los extranjeros no comunitarios son en Francia el 10% de la población, pero reciben más del 20% de los gastos sociales. Usted dirá que no es de recibo excluir a los emigrantes del sistema y seguramente tiene razón. Pero yo estoy obligado a advertirle de que llegará un día en el que tendrá la sensación de que está pagando muchísimos impuestos para algo en lo que no había pensado.

    La fractura social que hay en Francia o en Bélgica no se ha producido por que sí. En España no podemos recibir a los que vienen a trabajar con nosotros con la advertencia de que no podrán traer a sus familiares y que preferimos que vuelvan a sus países cuando se queden sin trabajo. Pero tampoco debemos sentarnos a contemplar el problema como si no existiese el futuro.”

  2. La Compañía de Jesús ha sido un … ¿movimiento?, ¿organización? realmente fascinante.
    Intentaré leer lo que dices, con interés.

    Si los Jesuitas no hubiesen sido defenestrados, otro gallo le cantaría a la Iglesia, sin duda. Esto queda más en evidencia cuando se compara con la… ¿secta? que ha tomado su relevo en el Vaticano: El Opus Dei. ¡Qué sucedáneo tan chusco! Parece que lo hubiesen sacado de un bazar chino.

  3. La labor de los jesuitas en la Iglesia ha sido irremplazable, pero durante el XX entro en una deriva modernista que la ha sumido en una crisis que no parece tener solucion. Hay cosas que claman al cielo, como las teologias de la liberacion, que practicamente reducen a Jesus a un revolucionario marxista.

    El Opus Dei es simplemente un heredero natural, que mantiene una firme obediencia al papa y conservacion de la Tradicion. Sin eso, las herejias están servidas. Si los Jesuitas cambian el rumbo, probablemente vuelvan a tener la influencia que tenian antes.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*