Indonesia regaló cerdos infectados con la tenia solitaria a los indígenas de Papua

Hay regalos envenenados. Literalmente envenenados en este caso. Me hizo saber Carlo Gambino que en este artículo que reseñé había un enlace sobre esta forma sutil de guerra bacteriológica.

La alimentación de los indígenas de Papua se basa en la carne de cerdo. En torno a este animal gira la organización económica y social de los nativos. Hay abundantes estudios antropológicos al respecto.

Hasta los años 70 no había habido casos de tenia solitaria ni de otros peligrosos parásitos de los que el cerdo actúa como portador. La introducción de la enfermedad se debe al regalo de una partida de cerdos procedentes de Bali por Suharto.

Todo empezó en los años 60, cuando los holandeses abandonaron Indonesia. Los holandeses abandonaron la isla, dejando que los indígenas “decidieran su futro”. Indonesia mandó a su ejército, para ocuparla. A pesar de la resistencia, el oeste de la isla ha pasado a ser una provincia de Indonesia. Suharto les mandó los cerdos infectados como “muestra de buena voluntad”. Los resultados han sido devastadores. Podría ser casualidad, pero dicen que en política no hay casualidades.

Aquí está el artículo que desarrolla este caso. De regalo, una explicación de la porcofobia.

Be Sociable, Share!

1 Trackback / Pingback

  1. Morcillas con Tenia Saginata « NUEVA EUROPA- Nueva Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*