La mente cautiva (4)

La Mente Cautiva, de Czeslaw Milosz
La Mente Cautiva, de Czeslaw Milosz

El capítulo 8, “El Hombre, ese enemigo” es de los más sustanciales. Muestra cómo el comunismo no puede transformar la naturaleza humana como quisiera. Al contrario que los intelectuales, que se ponen al servicio del sistema, hay clases e instituciones que nunca lo harán.

Los pequeños empresarios y artesanos son anticomunistas por naturaleza. El comunismo tiene que perseguirlos, porque si les dieran libertad económica prosperarían, se harían ricos y pondrían en evidencia la mentira del comunismo. No todos, por supuesto, solo los más industriosos y listos para los negocios. Lo mismo sucede con los campesinos. La predisposición hacia el comercio, el intercambio de bienes y servicios, es innata, es imposible eliminarla y es un error limitarla. Es prácticamente lo único que acepto actualmente de la ideología liberal. Los trabajadores se adaptan mejor al comunismo, pero acaban perdiendo la confianza en él –no así los intelectuales- cuando ven que no funciona.

La historia y la literatura son también un problema grandísimo para el comunismo, como también lo son a la actual ideología de lo políticamente correcto. Cervantes, Quevedo, Lope de Vega etc. no eran PCs.

La religión es otra institución difícil de reducción. Stalin tuvo que llamar a los obispos para que animaran a los rusos a defender a la patria –no al comunismo- contra el invasor. Sobre todo, el cristianismo se opone a la posibilidad de que la naturaleza humana sea transformable y a que alcance la perfección. Enseña que el mal no es erradicable, por lo que es una garantía de tolerancia frente a los totalitarismos.

Al final leemos esta clarividente profecía, escrita a principio de los 50:

p. 221:

“Con todo, no es difícil imaginar el día en que millones de los seguidores obedientes de la Nueva Fe se vuelvan de repente contra ella. Ese día llegará cuando el centro perderá su poder material, no solo porque el miedo a las represalias militares desaparezca, sino porque el éxito es una parte integral de sus argumentos. Si pierde, probará que estaba equivocada según su propia definición; será patente que se trataba de una religión falsa a la que su propio dios, la realidad, abandonó.

Esto mismo lo he leído como uno de los argumentos por los que la Europa liberal se alió con Stalin, un criminal con muchísimos más muertos que Hitler. Atención: el Islam pasa esta prueba sin problemas, sus masas se adaptan perfectamente a la miseria que crea la doctrina.

El capítulo 9 se titula “La lección de los Países Bálticos”. Milosz nació en Vilnius, la capital de Lituania que entonces pertenecía a Polonia. Estos países fueron intensamente rusificados por la URSS, llevando a ellos población rusa y deportando a la población nativa. Conozco algunas personas de estos países; me caen bien (cosa que por ser un sentimiento personal no significa nada). Los estonios hablan un idioma parecido al finlandés, son muy fiables y profesionales. Los lituanos son católicos y divertidos; es algo complicados para trabajar con ellos. No conozco letones.

Solo voy a traer dos citas que de alguna forma tratan de España:

p. 223:

«La rabia que se siente cuando se leen las memorias de esos autores, la mayor parte misioneros, que cuentan las atrocidades cometidas en América por los conquistadores españoles no tiene sentido. No va a poder resucitar a las poblaciones caribes diezmadas por Ponce de León…»

Se sabe que Las Casas mentía como un bellaco. La Encomienda no era más pesada que el régimen de servidumbre que estuvo en vigor en Europa del este hasta bien entrado el s. XIX. Ponce de León atajó una sublevación, etc., etc… Pero estoy de acuerdo con el razonamiento: es improcedente juzgar moral o políticamente los hechos de hace más de cien años, salvo cuando aun afecten al presente.

p. 227:

“La invasión de los españoles debió de ser una experiencia horrorosa para los aztecas. Las costumbres de los conquistadores eran incomprensibles, sus ceremonias religiosas extrañas, su pensamiento imposible de entender. Las invasión del Ejército Rojo no causó menor impacto a estonios, letones y lituanos”

Me ha hecho gracia. No tiene nada que ver. En un caso la invasión fue de unos pocos cientos entre millones, en el otro un grandísimo país invade tres pequeños. En un caso eran completamente desconocidos, en el otro eran vecinos…

p. 234:

“Cuando [Pablo Neruda] describe la miseria de su pueblo, le creo y respeto su gran corazón. (…) Pero cuando describe la vida gozosa, y radiante del pueblo en la Unión Soviética, dejo de creerle”.

Neruda, otro canalla con buena prensa.

Para acabar, aquí tenéis un índice muy útil sobre el libro.

6 comentarios

  1. Mucho cuidado con eso porque el desconocimiento de la historia de España por parte de los eslavos es TOTAL.
    Para ellos la época romana es tan extraña como para nosotros la China y no menciones la herencia romana porque se lo toman con sorna.

    Para ellos somos medio moros, muy mezclados y no tenemos nada que ver con los romanos (¿¿??).

    Ya les puedes comentar que apenas quedaban 100 linajes árabes una vez avanzada la Reconquista, que hubo auténticas masacres, expulsiones, donde la convivencia fue como mínimo tensa y desagradable, citar a Serfaín Fanjul sus libros, que casi todos los (supuestos) avanaces musulmanes son de la época romana, etc que no se dan por aludidos.

    Ante la pregunta de dónde venimos los españoles entonces, te dicen vagamente que de otros pueblos (¿?), así sin concretar.

    Cuando les comentas los problemas con la inmigración (especialmente visibles los de la Hispanoamericana) te comentan que eso es una venganza por la colonización.
    Ya quisiera yo saber cuando «colizamos» (colonizaron) Rumanía, por ejemplo. Además de que para ellos prácticamente dejamos (dejaron) América hecha un erial.
    Pues nada, es un problema nuestro porque somos vagos, decadentes y no queremos desempeñar determinados puestos de trabajo…

    Y todo esto hablando con (casi) licenciados en historia… para llorar.

    P.D. Y lo mejor es que cuando les mencionas que todos tus abuelos, bisabuelos, etc son españoles, no se lo creen… suponen que estamos tan mezclados como ellos, siendo sus fronteras de chiste (que alguien mire las fronteras del este de Europa en los últimos 100 o 150 años).

  2. No puedo evitar la glosa del comentario p227 respecto al horror de la experiencia azteca ante la forma de guerrear de los españoles, perdona, pero me ha llegado al alma…. El horror se debía a que la forma de guerrear hispana consistía en matar al mayor número de enemigos en el menor tiempo posible y en el campo de batalla, sistema que no se diferencia del de los romanos, celtas, ingleses, mongoles y árabes, (que yo sepa), y que ha perdurado hasta nuestros días (o no?); mientras que el sistema de los añorados aztecas consistía en impedir y mutilar a los enemigos, pero dejándolos con vida para llevárselos a sus magníficas pirámides escalonadas y arrancarles allí el corazón para que sus dioses mantuvieran el flujo de lluvias y cosechas, ¡Pobres criaturas!, que horrorosa sorpresa se llevaron con el brutal sistema europeo,
    Otra cosa que debió sorprenderles mucho también (aunque no había motivo serio de sorpresa) es que las tribus y pueblos que los españoles se iban encontrando se pusieron del lado de los Viracocha barbudos e invasores y en contra de los pobrecillos aztecas, ¡qué desagradecidos!, con lo cuidadosamente que conservaban sus vidas en los combates-cacería, y lo reverentemente que habían arrancado el corazón a sus antepasados, y lo hacían por una buena causa ¿verdad?, si no el eje de la tierra hubiera cambiado y no hubiera habido cosechas ¿cierto?, y así se lo pagaron, poniéndose de parte de unos invasores en lugar del de sus amos legítimos……
    Algo así sucedió con los Caribes, de los que creo haber dicho algo en su momento, ¡las otras tribus no agradecían bajar un peldaño en la cadena trófica en beneficio del desarrollo de la cocina caribe, y también ayudaron a los barbudos invasores a exterminarlos, fíjate tu, un Sindrome de Estocolmo avant la lettre.
    Cuándo desempolvarán los cuchillos de jade y recuperaran el orgullo indígena y su cultura?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*