La libertad tradicional y la libertad liberal

La tradicional:

– Usted ha estudiado muy bien la Edad Media y el reinado de los Reyes Católicos. Visto con la perspectiva que da el tiempo, ¿qué importancia política tuvieron estos reyes en la Historia de España? No de España, de Europa y del mundo. Una importancia gigantesca. Ellos definen de una manera completa lo que es la estructura política conveniente. Eran las «Leyes de Guadalupe», que determinan, por ejemplo, que si queda alguna reliquia de servidumbre en alguna parte, desde ese momento desaparece y se declara nulo. Hay servidumbre muy significativa en Cataluña, los «remensas», y ellos lo resuelven convirtiéndolos no sólo en hombres libres, sino en propietarios de la tierra que trabajan, porque si no, la libertad no serviría para nada.

La liberal:

Como la división de los lotes se encomendó a comisiones municipales, éstas se aprovecharon de su poder para hacer manipulaciones y configurar grandes lotes inasequibles a los pequeños propietarios, pero sufragables en cambio por las oligarquías muy adineradas, que podían comprar tanto grandes lotes como pequeños. Los pequeños labradores no pudieron entrar en las pujas y las tierras fueron compradas por nobles y burgueses adinerados, de forma que no pudo crearse una verdadera burguesía o clase media en España que sacase al país de su marasmo. Los terrenos desamortizados por el gobierno fueron únicamente eclesiásticos, principalmente aquellos que habían caído en desuso. A pesar de que expropiaron gran parte de las propiedades de la iglesia, ésta no recibió ninguna compensación a cambio. Por esto la iglesia tomó la decisión de excomulgar tanto a los expropiadores como a los compradores de las tierras, lo que hizo que muchos no se decidieran a comprar directamente las tierras y lo hicieron a través de intermediarios o testaferros. Pero lo más rocambolesco de la Desamortización de 1836, es que su impulsor político, Juan Álvarez Mendizábal, está documentado, que él mismo (o a través de testaferros), adquirió grandes extensiones de fincas desarmotizadas al Clero [cita requerida], en la villa de Barrax (Albacete), a partir de su boda con Doña María Teresa Alfaro, en 1812, que era natural de esta villa; visitando desde entonces, muy asiduamente, dicho lugar, aprovechando sus periodos de ocio y retiro, como señor insigne adoptivo de esta población.

Busca, compara y decide. «Nunca la mayoría ha tenido razón, es imposible que las mayorías tengan razón»

5 comentarios

  1. Luis Suarez es un conservador clásico, franquista y furibundamente anti-carlista. Resulta curiosa su (excelente, por cierto) biografía de Franco en este sentido donde los juicios de valor se los reserva casi en exclusiva para fustigar al carlismo.

    Por lo demás, no me parece correcto decir que: «Los terrenos desamortizados por el gobierno fueron únicamente eclesiásticos» puesto que el mismo latrocinio se hizo con las tierras comunales de los municipios, que fue el primer paso en la centralización absoluta del poder liberal.

Responder a AMDG Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*