3 comentarios

  1. Fui de los primeros que advertí sobre esta petarda cuando vi a toda la blogosfera «derechista» pidiendo su liberación.

    DEsde luego que me alegro de que la liberarán, pero hubiera preferido que fuera la última prisionera de las FARC liberada. Porque es su caso, no lo olvidemos, se lo buscó ella solita.

Responder a Stern Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*