Aleluya, Alajú Akbar, Aleluya

Verdaderamente es un privilegio y un honor contar con una lectora que conoce el catecismo: Exámen de conciencia, propósito de la enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia….

Pues eso, a ver qué os parece esta penitencia:

  • Primero, me referiré a Mojamé no como el sedicente profeta y notorio criminal -es decir, como lo que era- sino como el Santo Profeta. Véase comunicación del Vaticano. Atención: no es que el Vaticano le haya concedido ese título, sino que en una declaración conjunta tras una reunión con un grupo de esos sabios mahometanos (perdón, quería decir musulmanes) lo recoge, sin advertir que para nosotros los cristianos ni fue profeta, ni lo pudo ser.
  • Segundo, asistiré a misas en que junto con evangelio se lea el Corán, y junto con el pan y el vino y sobre el mismo altar se bendigan leche y dátiles. O incluso se consagren, ya puestos…
  • Cuarto, ante la agresión continua hacia los cristianos en los países musulmanes, advertiré que son una minoría de fanáticos, y que el Islam es la religión de la paz y de la tolerancia. Además, les advertiré a los cristianos -esos fanáticos, que creen que tres puede ser uno y que lo infinito se puede hacer finito (Alá los confunda)- que no les provoquen, y que en cualquier caso, deben seguir el consejo evangélico y poner la otra mejilla. O la entrepierna de sus hijas, llegado el caso, que tienen derecho a violar las mujeres de quienes no se someten a la tolerancia del Islam, y el Santo Profeta también lo hacía.
  • Quinto, sobre todo, no volveré a hablar de la agresión criminal y de la invasión que sufrimos, porque eso es sembrar el odio. Lo de menos es que sea cierto, la caridad cristiana exige mirar para otro lado y exculpar los defectillos a la vez que uno de da golpes en el pecho por sus grandísimas culpas. Y, sobre todo, quitaré todas las falsedades que he vertido contra ellos.

En relación con el quinto punto, ¿me podría alguien hacer lista, por favor?.

Nota: Aleluya, Alajú Akbar, Aleluya (o, mejor aún, acabando en hallet -lu-Yáh) sería la nueva fórmula que propondría a los católicos multicultis, dialogantes y protodimis para el tiempo pascual. Si al curilla de los dátiles y la leche no le ha llamado la atención su ordinario (que no me consta), no creo que esto sea descabellado. Do not worry be happy. Nada de crispación; relajarse y disfrutar.

Be Sociable, Share!

4 Comments

  1. Todo comienza con decir estupideces blasfemas como Alá es el mismo Jehová, o da lo mismo que Jesús sea visto como sólo otro profeta más; esto último hasta un contertulio de este blog lo ha repetido .

  2. No he podido hacerme la idea de no comentar esto,creo que no se va a dar nunca la circunstancia de una fusión entre las dos religiones, bueno mejor dicho entre la religión cristiana y la absurda ideología mora,ya que en el caso que nos lleguen a invadir totalmente,ellos impondrán a la fuerza su voluntad ,ya que ya lo han hecho y lo seguirán haciendo donde vayan.Si fuese al contrario, cosa que ya esta sucediendo al estar dejandoles las puertas abiertas de nuestro pais, dejando que costruyan mezquitas, dándoles aire en asuntos religiosos etc…etc…. a la larga podría haber algo en comun, espero que no sea así ya que su ideología no es compatible con nuestras creencias.

  3. He leído la entrada por curiosidad, y aunque ya veo que es antigua yo desconocía algunas de las cosas que se mencionan.
    Árcangel, no entiendo de dónde has podido sacar lo de la fusión del islam y el cristianismo en esta entrada, no hay nada que ni remotamente pueda sonar a fusión. De todos modos el islam no se fusiona con nadie, se impone y elimina. Punto.
    No conocía la declaración del primer punto. Me ha parecido un conjunto de tópicos absurdos, frases hechas con palabras hermosas y sonoras, de las que “rellenan”. Alguien debía haberles dicho a los foreros católicos que los musulmanes no dudan en mentir para convencer a los pardillos de sus “buenos” propósitos. Y así lograr su apoyo, de paso, todos felices y sonrientes encantados del buen rollito del foro. Claro, no se van a liar a decapitar gente allí, no te fastidia.
    Del cura de Gijón, y eso que no me considero especialmente liturgista, me parece aberrante compartir mesa y comida -hasta hipotéticamente me cuesta plantearme que pueda ser consagrada- con quienes profesan una ideología que mata cristianos, según dice el corán. Pero más sorprendente todavía me parece que no haya obispos o superiores que hablen con él y le corrijan. ¿A cuento de qué se le ha consentido una burrada semejante? Que un cura meta la pata, pase, pero ¿que nadie le diga nada?.
    Eliécer tiene razón en que hay muchas personas confusas que dicen que “todos adoramos el mismo Dios” y burradas semejantes, yo he oído a un seminarista en una catequesis de confirmación decir que “Dios es el mismo pero con distintos nombres: unos le llaman Alá, nosotros le llamamos Dios”. ¿qué idea transmite a los catecúmenos?. ¿qué dirá a sus fieles cuando sea cura?.
    Lo de las obras de caridad es desgraciadamente cierto, nada que decir, igual que las persecuciones como estamos viendo. Me gustaría saber cómo explicarían eso los foreros católicos. Y lo de que son “cuatro radicales” ya no cuela, eso ya no se lo cree nadie.
    Vergonzoso.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*