La santa sede y el régimen nacional socialista. Encíclica mit brennender sorge (1937) de Pío XI

Es un documento muy interesante, quizás sea la última vez que el Vaticano condenó un régimen político de forma formal.

Os dejo unos extractos:

Con viva angustia y estupor siempre creciente venimos observando la Iglesia y el progresivo exacerbarse ha largo tiempo el camino doloroso de la opresión de los fieles que le han permanecido leales en el espíritu y en la acción, en el país y en medio del pueblo al que SAN BONIFACIO llevó un día el luminoso y feliz mensaje de Cris­to y del Reino de Dios.

Así empieza:

Cuando Nos, Vene­rables Hermanos, en el verano de 1933, a pedido del Gobierno del Reich, acep­tamos reasumir las deliberaciones para un Concordato, fundado en un proyecto elaborado varios años antes, y llega­mos de este modo a un solemne acuer­do que fue satisfactorio para todos vos­otros, estuvimos inspirados por la in­dispensable solicitud de tutelar la liber­tad de la misión salvadora de la Iglesia en Alemania y de asegurar la salvación de las almas a Ella confiadas, y al mismo tiempo por un leal deseo de prestar un servicio de capital interés al desenvolvimiento pacífico y al bien­estar del pueblo alemán.

Es una acusación muy frecuente el referirse al pacto del Vaticano con los nazis. En 1933, para proteger los intereses católicos en Alemania. En 1938, los “demócratas” laicos de Inglaterra y Francia pactaron con él para entregarle Checoslovaquia.

Una curiosidad:

La revelación divina que culminó en el Evangelio de Jesucristo es definitiva y obligatoria para siempre, y no admite apéndices de origen humano y mucho menos sustitutos de revela­ciones arbitrarias que algunos publi­cistas modernos pretenden hacer deri­var del así llamado mito de la sangre y de la raza.

Se aplica también al Islam.

Hay un capítulo con orientaciones y exhortaciones a la juventud en la que se denuncia su adoctrinamiento mediante una especie de “educación para la ciudadanía”, educación para la ciudadanía nazi, por supuesto. Leo esto:

Mucho os hablan de gimnasia y de deporte, que usados en su justa medida dan gallardía física, lo cual no deja de ser un beneficio para la juventud, pero se asig­na hoy con frecuencia a los ejercicios físicos tanta importancia que no se tiene en cuenta ni la formación inte­gral y armónica del cuerpo y del espí­ritu, ni el conveniente cuidado de la vida de familia, ni el mandamiento de santificar el día del Señor.

Quién diría que el menos religión y más deporte lo retomaría nuestro Zapatero.

Be Sociable, Share!

3 Comments

  1. No deja de ser curioso que contra los nazis se secara un enciclica tan contundente y en cambio con el Islam se dialogue en foros interreligiosos.

    ¿Tendra que ver en que ambas religiones comparten el monoteismo, creencia totalitarista?
    ¿ Por que PabloVI apoyo la construccion de una mezquita en Roma?

    ¿No sera que inconscientemente el XTMO ve como aliado natural al Islam a la hora de imponer dogmas semiticos que se caracterizan por su incongruencia y cuya creencia hay que aceptar porque si uno va al infierno?

    • En efecto, a mi me extraña que el judeocomunismo no recibiera una condena fulminante como esta.

      Curiosamente (por así decirlo), los tirabuzones que quejan de la postura del Vaticano, que tenía que haber puesto en peligro a todos sus obispos, curas, monjas y fieles para salvarlos a ellos.

      ¡Qué tipos!

      Tus preguntas/delirios no los respondo. Te recomiendo que cambies de consultorio.

  2. opino que la verdadera condena a un régimen político, al que llamó “intrinsecamente perverso”, lo dirigió El Vaticano contra el “comunismo”. Yo he leído “Mit brennender Sorge”, que según dicen tuvo dificultades para ser difundido en la “zona nacional” de España,(y en cambio, difundido en “zona roja”, es decir,la parte de España en que se perseguía a la Iglesia) y según he oído decir a gente informada, más que una condena del régimen político es una denuncia de abusos contra la libertad religiosa o incumplimiento de aspectos del Concordato.
    Hoy es muy cómodo para el Vaticano y para los vaticanistas presumir de haber condenado al NS, pero lo cierto es que muchos altos clérigos europeos (en Eslovaquia, en Croacia, también Alemania)saludaban brazo en alto y veían la guerra como una “cruzada” contra el “bolchevismo”. Por supuesto que Pio XII y la revista America (de los jesuitas) finalmente se posicionaron junto a los vencedores… pero presentar al III Reich como anticristiano es manipulación porque es histórico que
    las Iglesias recibían subvenciones económicas y que, según parece, las campanas de las iglesias alemanas celebraron el 30 de abril de 1933 mientras que tañeron a duelo en 1 mayo de 1945. Es cierto que habia “paganos” como Alfred Rosenberg (“El mito del siglo XX”)que consideraba al cristianismo como ajeno al pueblo germano… pero sus obras no fueron editadas por la imprenta oficial del NSDAP… Seguramente Rosenberg tenía muchos “errores”… pero quizás no tantos como los “marxistas” y los “liberales” roussionianos y volterianos, que son hoy todavia respetados en ambientes incluso eclesiásticos… (Teología de la Liberación, por ejemplo). Evidentemente en Alemania nadie osó jamás considerar válido el “matrimoinio gay” ni defender como “derecho” el aborto… (Entonces, antes de 1939 hubo record de natalidad …).
    Finalmente, según he leído:Incluso, con dificultades, esa encíclica llegó a conocerse en Alemania.
    Después de esta carta, procede decir que no debe ser interpretada como defensa de un régimen hoy tan denostado… sólo de evitar que no se siga desacreditanto tanto aquel período, pues de eso ya se encargan precisamente todos los enemigos de quienes pensamos más o menos como en este blog…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*