Un fantasma recorre Europa, el fantasma del antisemitismo (2): La ofensiva hispanoturca de Perednik

332-15591-a-antisemitismo-bCreo que voy a hacer una serie con este título que usé por primera vez aquí.

En este caso, al tema de las denuncias exasperadas del fantasma del antisemitismo, se une el cambio de tercio de la crema de la intelectualidad judía sobre Turquía. Atrás queda aquel apoyo inquebrantable que llevaba a la judería internacional a cerrar filas ante la condena del genocidio armenio perpetrado por el aliado turco y a apoyar su adhesión a la Unión Europea. Ahora toca denunciar el proceso de islamización que sufre el país, del que parece que no se han dado cuenta hasta que Erdogán ha realizado repetidos desplantes al estado de Israel (Implicaciones geopolíticas del desaire de Erdogán hacia IsraelTurquía deja plantada a Israel. Un falso aliado menos. Turquía: Tangana en un partido de baloncesto. El equipo israelí tuvo que abandonar la cancha bajo protección (VIDEO)).

Esta vez se trata de Perednik, cuya ausencia de escrúpulos a la hora de propalar falsedades manifiestamente refutadas reseñamos aquí (¿Tendremos que castrarnos los europeos para pagar por los crímenes de Auswitch?). El artículo se titula La agresiva TV hispanoturca, que parece insinuar una colusión entre las televisiones de estos dos enemigos seculares hermanastreados coyuntural y contranaturalmente por la Alianza de las Civilizaciones y, según Perednik,  por la judeofobia. Presenta una mezcolanza de asuntos que tan provechosa resulta a quien necesita oscurecer las aguas para hacerlas más profundas.

Empieza con una referencia histórica que pone por en la mesa el recuerdo de la opresión sufrida, para achicar espacios, y ablandar conciencias que se sabe están prestas al mea culpa, mea culpa, mea máxima culpa:

Desde fines del siglo XV, cuando España expulsó a los judíos y el imperio otomano acogió a miles de ellos, ambos países mantuvieron con el pueblo hebreo una relación singular. En épocas recientes, los otomanos –dueños de la Tierra de Israel por cuatro siglos– oprimieron a los judíos en ella e impidieron su desarrollo; España por su parte, protegió a los israelitas diezmados por Alemania. Mucho podrá escribirse de los vaivenes que protagonizó el pueblo judío «de Algeciras a Estambul».

Podrá escribirse mucho, y mucho se ha escrito ya, hasta el cansancio. Como no nos apoyéis os vais a enterar, nos viene a decir Don Gustavo. Todo está en que se nos acabe la paciencia.

Una adicional faceta alentadora del viaje de ZP a Jerusalén, fue su visita a Yad Vashem, el museo del Holocausto, al que definió como «la página más inhumana de la historia y la más bochornosa de la condición del ser humano».

Pues no. La página más “inhumana” de la historia es la escrita por el comunismo, una ideología 100% judía. La eliminación de x millones de judíos europeos (digo x porque se ha conseguido resgistrar los nombres de 3,6 millones, aunque se pretende el doble) fue precedida por la de unos 6 millones de campesinos ucranianos. Al frente de esta última operación estaba el judío Kaganovic. Solo un indocumentado (como ZP) puede considerar la eliminación de una población molesta como algo excepcional. La de los cananeos, por cierto, es Historia Sagrada. Inhumano y a la vez humano, demasiado humano; desgraciadamente.

Cuando un periodista local requirió la opinión de ZP sobre el artículo negacionista del valenciano César Augusto Asencio, el presidente fue terminante: «es inaceptable cualquier pronunciamiento o escrito de alguien que niegue el Holocausto».

¿Es responsable el presidente de un gobierno de lo que escriben los periodistas un país libre? ¿En qué queda la libertad de expresión? ¿Insinúa Perednik que se penalicen las interpretaciones de un suceso histórico que no le gustan? ¿Un individuo que se atreve a de propalar falsedades manifiestamente refutadas, como decíamos?

Las virtudes de este viaje no ocultan empero el error de ZP: soslayar la patente judeofobia española, que para el líder español «no existe» –ya que existió sólo «en la época de Franco».

ZP, genio y figura.

A partir de este punto, el calumnioso Perednik escribe sobre el tema del título de su artículo: una serie turca y un documental español que cargan sobre los judíos toda la culpa por la situación de los palestinos de forma repugnantemente sesgada. Una situación envidiable para la zona; repito: envidiable. Pero ¿hacía falta todo lo anterior para denunciar ese sesgo insultante (auque no tanto como las falsedades de Perednik)?

Coincidencia telejudeofóbica

Como hemos mencionado a quienes soslayan la judeofobia europea, digamos que su desacierto consiste en que miden el fenómeno exclusivamente en cantidad de pintadas de odio y de profanaciones de tumbas. Pero en nuestra informática era, esos indicadores son inadecuados. También son evidencia de la judeofobia las expresiones que reflejen un clima general de animadversión.

Vaya, la ausencia de agresiones no es suficiente, el indicador pertinente son “las expresiones que reflejen un clima general de animadversión”. Es decir, que les tenemos que defender, obsequiar, conceder privilegios… o si no nos acusan de judeófobos.

Así acaba:

El programa recibió un enérgico repudio por parte de una de las más activas y valientes organizaciones de amistad para con Israel, la gallega AGAI, en una carta firmada por su presidente Pedro Gómez-Valadés. Todo un logro para una judeofobia si tenemos en cuenta que, según dicen, no existe.

Ahí está la clave. Los judíos parecen estar convencidos de que la amistad es exigible, y de que tenemos un deber moral de ser aliados suyos. Pues no. A mí, una asociación “galega” me pone en guardia, por si fuera enemiga de la nación española. Y me pone en guardia que se use la retórica nacionalista cuando se afirma, en flagrante mentira, que Cataluña es  “el único país del mundo donde no hay una Casa Sefarad“.

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. “una ideología 100% judía”

    Ridículo y falso. Carlos Marx (jamás profesó el judaísmo) y Federico Engels (este recibió una estricta educación cristiana) eran cristianos, en el surgimiento de los movimientos socialistas y anarquistas apenas intervienen judíos. Es a finales del siglo XIX cuando empieza a haber una gran número de militantes judíos en partidos de ideología comunista como el Bund; el papel que muchos “judíos” tuvieron en la revolución bolchevique es de sobra conocido y no pretendo negarlo, pero no en el surgimiento de la ideología. Es curioso como una mentira repetida hasta la saciedad se termina convirtiendo en realidad, para algunos.

    “Vaya, la ausencia de agresiones no es suficiente, el indicador pertinente son “las expresiones que reflejen un clima general de animadversión”. Es decir, que les tenemos que defender, obsequiar, conceder privilegios… o si no nos acusan de judeófobos.”

    Creo que en muchas ocasiones has mostrado una susceptibilidad similar al la Perednik respecto al catolicismo, independientemente del infumable artículo que reseñaste aquí.

    http://www.nodulo.org/ec/2008/n081p05.htm

    Carlos Marx nunca profesó el judaísmo, sin embargo Hitler, Goebbels, Eichmann, Himmler… eran católicos, y no solo eso, la mayoría estudiaron en escuelas religiosas y esran hijos de personas practicantes . ¿Es el nazismo una ideología 100 católica? Si aplicamos tu criterio, sin lugar a dudas; en fin, ya se que esta discusión la hemos tenido antes, es solo que me hizo gracia la chorrada del 100%.

    “fue precedida por la de unos 6 millones de campesinos ucranianos. Al frente de esta última operación estaba el judío Kaganovic”
    Kaganovich era Ucraniano y defendió la reforma agrícola en Ukrania pero no fue el responsable directo de su ejecución, su resposabilidad es similar a la de otros máximos dirigentes del partido. Decir que Kaganovich estaba al frente del Holomdor, mostrándolo como un genocidio aplicado de forma ejecutiva y piramidal es no tener ni idea de lo que es el Holomodor, o manipular burdamente. Por cierto, las cuifras de muertos durante el Holomodor suelen baliar entre los dos y siete millones y jamás se presentó un listado de fallecidos que llegue ni de lejos a los seis millones, de hecho no llega ni a uno, entre otras cosas porque los soviéticos destruyeron muchos de los archivos referidos a aquella época. Sin embargo este también es un motivo por el que muchos de los muertos judíos en Polonia y Ucrania carecen de nombre, el intento por parte de los soviéticos de borrar sus crímenes también provocó que se borrasen gran parte de los crímenes nazis. Además, aunque Kaganovich fuese un criminal, ¿acaso los judíos ucranianos lo eligieron como representante?.

  2. KARL MARXS ERA JUDIO PRACTICANTE,MANTENIA CORRESPONDENCIA CONSTANTE CON GRANDES RABINOS,PARA QUE ESTOS BENDICIERAN LA FUTURA IDEOLOGIA QUE EXCLAVIZARIA A LOS GOYIM(NO JUDIOS).

    JUDIOS Y MUSULMANES ENEMIGOS ETERNOS DE EUROPA Y LA CRISTIANDAD
    BOICOT A ISRAEL, BOICOT A TURQUIA

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*