“El proyecto secreto de los islamistas”

Otra lectura sustanciosa que encuentro en el blog de Monmar, en que reseña un libro:

El libro de Besson, La conquête de l'Occident: le projet secret des Islamistes (la conquista de Occidente: el proyecto secreto de los islamistas), relata cómo las autoridades suizas, actuando a petición especial de la Casa Blanca, irrumpieron en la mansión de un hombre llamado Yusuf Nada en noviembre del 2001 en Campione, un pequeño enclave italiano en la orilla este del Lago Lugano, en Suiza. Yusuf Nada fue contable del Banco Al Taqwa, que presuntamente encauzaba fondos a al Qaeda.

En el curso de su registro de la residencia de Nada, los investigadores se tropezaron con “El proyecto”, un documento anónimo de 14 páginas fechado el 1 de diciembre de 1982.

En esto consiste “el proyecto”:

“El proyecto” es un mapa itinerario para alcanzar la instauración de regímenes islámicos en Occidente a través de la propaganda, la predicación, y si es necesaria, la guerra.

Es la misma idea expresada por el jeque Qaradawi en 1995 cuando dijo, “vamos a conquistar Europa, conquistaremos América, no mediante la espada sino a través de nuestra Dawa [proselitización]”.

Así, “El proyecto” llama a “instaurar un sistema de vigilancia para monitorizar los medios occidentales con el fin de alertar a todos los musulmanes de los peligros y complots internacionales fomentados en su contra”.

Otro esfuerzo a largo plazo “es imponer entre los musulmanes de Occidente una sociedad paralela en la que el grupo quede por encima del individuo, la autoridad divina por encima de la libertad humana y las sagradas escrituras por encima de las leyes”.

Un agente del servicio secreto europeo entrevistado por Besson explica que “el proyecto va a ser un verdadero peligro de aquí a diez años: veremos la aparición de un sistema paralelo, la creación de 'Parlamentos Musulmanes'. Después comenzará la lenta destrucción de nuestras instituciones“.

Algún listillo pretenderá que se trata de la nueva versión de los Protocolos de los sabios de Sión. ¡Ya me gustaría!

Léelo entero, son tres hojas impresas sin desperdicio: “El proyecto” secreto de los islamistas.

3 comentarios

  1. El sistema paralelo ya esta en marcha:

    En una entrevista concedida recientemente Wouter Bos (partido laborista PvdA),el holandes dijo estar preocupado por esta situación. “Tendremos problemas con nuestros nuevos concejales «inmigrantes”, predijo.

    El líder del PvdA declara que su “cultura política” es con frecuencia incompatible con la política holandesa, porque los inmigrantes “llevan a cabo políticas de acuerdo con la cultura de sus países de origen, en los cuales el clientelismo es la norma”.

    Casi la mitad de los políticos electos del PvdA en las principales ciudades holandesas como Amsterdam y Rotterdam, son ahora musulmanes.

    ( publicado por Paul Belien, Brussels Journal, March 19, 2006)

  2. Creo que cometen un fallo en el análisis: los occidentales somos pasivos, aparentemente cobardes… hasta cierto punto. Cuando algo no nos cuadra en nuestros esquemas, como, por ejemplo la agresión o la violencia gratuita, nos quedamos paralizados, pero, alimentados por la lógica y la razón, buscaremos cómo desmontar el tinglado que no nos gusta. Lo de las caricaturas no engaña a nadie, porque es artificial y se ve a la legua, aunque sirve de coartada a la clase política europea para no mojarse.

    Las élites musulmanas actuales se han criado entre nosotros y creen conocernos, pero no pueden conocer nuestra ideosincrasia porque desprecian nuestros valores.
    Lo mismo que nosotros hicimos cambiar a nuestras iglesias intolerantes de hace un par de siglos, mejorar y hacerlas más humanas, sin perder por ello la fé que ahora se elige y profesa libremente, ellos deberían hacer lo mismo, pero quieren el poder político absoluto y no entienden algo básico: una conversión forzosa no es un triunfo, sino una cobarde violación y una ofensa a los principios que se proclaman, pues se desconfía de la capacidad de esos principios para convencer.
    Para nosotros, esa es una etapa ya pasada, por la que nos arrepentimos y pedimos perdón. Para ellos es el futuro, pero no se dan cuenta de que su derrota comenzará justo cuando intenten someternos: haremos lo mismo que los judeocristianos hicieron con el Imperio Romano: fagocitarlo.

    No hay razones para el miedo, pero hay que abrir bien los ojos. Nuestro pasado es toda una referencia que muchos países no tienen. En España apenas hubo conversiones de moros (si, «moros», es el término tradicional, no peyorativo)que fueran permanentes, y los que llegaron, acabaron volviendo a sus lugares de origen. La expulsión final, según el informe presentado a Felipe III, tuvo su motivo principal en que no se asimilaban nunca, apoyaban la piratería y el rapto de cristanos para verderlos como esclavos, especialmente en las poblaciones costeras donde previamente habían huído los moriscos, quienes conocían bien la zona.
    Por tanto, muy pocos pueden decir que descienden de musulmanes,pues en los territorios que se iban recuperando se poblaban con gentes del norte, tal y como sucedió en Andalucía,la parte de Castilla más al sur. En cuanto a la mezquita de Cordoba, se edificó sobre la catedral visigoda, prácticamente arrebatada a los cristianos en dos etapas de reinados diferentes. Y Granada era una ciudad predominantemente judía que lo siguió siendo después de la conquista musulmana, mientras que en Toledo era grande el número de cristianos y, por ello, fué escenario de violentos episodios. Y así todo.

    Y en cuanto a la emigración, bienvenidos sean los que vienen en paz, pero, para formar parte de la familia, hay que comproimeterse con su estilo de vida, y si nó, pues se es extranjero, como han sido muchos de nuestros emigrantes en otros países, a donde rara vez viajaban con la familia y nunca- que sepamos- exigieron a los países de acogida que cambiaran sus costumbres.

  3. Gracias or vuestros interesantes comentarios.

    La izquierda ha empezado a perder votantes en favor de la derecha radical, ya pasó en los años 30. Es un proceso inevitable que las derechas moderadas han de saber gestionar para no recaer en el fascismo.

Responder a Monmar Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*