Protestantes y mahometanos

Me he dado cuenta de las coincidencias de unos y otros al leer esto: Fanatismo, énfasis en la Fé frente a la Caridad, destrucción de obras de arte, asociación con el poder político para imponer la ruptura, uso desmedido de la violencia, matanzas…

Veamos:

Hipermonoteísmo. Relativo en el caso de los protestantes que por supuesto son trinitarios, pero han eliminado el culto a los santos y a la Virgen.

Veneración, rallana en la bibliolatría, de “el libro sagrado” (Sola sriptura). Una secta de esas afirma que la biblia auténtica es la King James Bible, en inglés. Me suena como la copia del Corán que está en el cielo desde el principio de los tiempos, “engendrado, no creado”. Por lo demás, el buen rey Jaime fue acusado de criptocatolicismo (en el apéndice al final de esta página).

Asociación con el poder político. Los protestantes crearon iglesias nacionales, como la inglesa, en la que el jefe del estado es también jefe de la iglesai nacional. Una teocracia, al menos en potencia.

Predestinación. Esta es una coincidencia nada banal, que lleva a abandonar la Caridad y a favorecer el fanatismo desorejado.

Desintermediación, rechazo de la mediación de las jerarquías eclesiásticas en la interpretación de los textos sagrados. Los protestantes suponen que el Espíritu Santo inspirará al lector de esos textos, escritos hace miles de años, en otras lenguas y circunstancias.

En fin, para muestra un botón, y aquí van muchos.

+ + + + +

De propina:

Llegó a oídos de Lutero que el emperador Carlos había enviado a Austria dieciocho mil españoles contra los turcos. Al oírlo, suspiró y dijo: Esto es un signo del final de los días en que esas naciones crueles, los españoles y los turcos, dejarán de ser nuestros amos: Prefiero tener los turcos por enemigos que los españoles para los protectores, ya que, como la bárbaros tiranos que son, la mayoría de los españoles son moros y medio, medio judíos, los compañeros que creen que nada en absoluto.

Traducido de una obra llamada Conversaciones de Sobremesa, que parece algo así como una recopilación de dichos y hechos del Reformador. Pobre hombre.

El siniestro Lutero se parece mucho a Mahoma… ¿o es mera coincidencia?

Desde luego, estas son las cosas que nunca se tocan en los “diálogos ecuménicos”. Incluso se habla de participar en las celebraciones de la herejía.

18 comentarios

  1. No me atrevo yo a ser duro con Lutero. Ten en cuenta que el mismo poder que le apioló a el apioló a Melanchton, Pole, y sobre todo Carranza. El timorato de Carlos V para mí fué el error, la verdad; no obstante, el rigor y el fragor de sus seguidores han hecho empalidecer la figura de éste, que al fin y al cabo siempre tuvo conciencia de ser uno mas, un pobre hombre.

  2. Claro
    hablamos del momento que nace esto; es cuando Erasmo está empezando, la bibliografia es ley por todas partes, es una Europa convulsa, están los estatutos de limpieza de sangre, antijudaismo aqui le ganabamos,hay cosas que son universales, en ese momento, y otras no; los moros están expulsados, aqui no pintan nada; Trento es una convulsión y un cambio en el cristianismo, por la estupidez de Carlos V y Felipe II, pero si hubieran sido algo menos idotas nada habria pasado;lo que aqui necesitamos es que la morería esté en situación de poder tener ya un Concilio de Trento, con eso, ya nos podríamos dar con una piedra; pero no llegan, no llegan, esee es el problema.

  3. Resumiré:
    El dolor que me produce a mí el hecho de Lutero – o mejor, lo que generó- es el momento terrible de historia de la iglesia.
    No me atrevo a ser juez de un pobre cura de esa época, más o menos vehemente como es el caso de Lutero, y sí lo soy quizá en exceso del papel que jugó la iglesia en ese momento: no era nuestro mejor momento, pero sí sirvio para que la propia iglesia se considerara a sí misma, y hoy día tengamos el enorme aparato cultural que nos procura sosiego; Aquel momento, ya la iglesia era un armatoste cultural tal que podía controlar al poder político: la interpretación que se hace habitualmente es que la iglesia controlaba al poder político; mi interpretación es que para controlar todo el enorme espacio, no sólo físico que era europa el poder necesitaba de gente preparada, y de esa sólo la tenía la iglesia: fué el poder el que delegó en la iglesia, no la iglesia la que quiso el poder; lógicamente, las pasiones humanas siempre intervienen; pero la iglesia salió adelante asumiendo y corrigiendo sus errores.
    Entre las víctimas yo cuento a toda la cristiandad: a Lutero, a las diez mil iglesias que aparecieron precristianas, y al horror que eso supuso.
    Lutero no era peor ni mejor que otros teólogos que siguen siendo de «dentro» de la jerarquía en la historia, sólo fué mas vehemente.
    No te olvides que Melanchton tras Trento se fué de la jerarquia, así como Pole, Carranza acabó procesado por la inquisición, Las Casas estaba recluido en San Bartolomé, y a todo esto el poder político se impuso sobre la iglesia: nunca se arrepentirán lo bastante de haberlo consentido, pero sucedió.
    Esto no niega que lo que viene después es algo terrible; los sucesores de la escisión de aquella época son de una moral extraña y una teología imposible: y da esperanza saber que en USA cada vez el catolicismo avanza más, no sólo nosotros somos conscientes de los errores de la iglesia y los hacemos nuestros, ellos (luteranos….) también.
    El otro problema es el Islam. No han llegado al concilio de Trento; ni siquiera al de Nicea; dan más la impresión de ser una amalgama de predicadores como los que salen en las películas del oeste, muy fanatizados pero sin ninguna cultura, manipulando según criterios mas o menos absurdos, y eso si, al truco que siempre funciona: el poderoso es malo por definicion y todo vale contra él.
    Si aquellos tuvieran una estructura teológica tal como la de la iglesia, sería mejor para ellos, sería mejor para todos.
    Su Santidad nos anima a considerarlos hermanos, y no tengo yo la autoridad que tiene él; pero a veces resulta más que imposible.
    Pero no nos lleve la evidencia del horror actual a olvidar la ley del perdón; y no nos lleve una mala concepción del perdón al entreguismo.

  4. Gracias Ignacio. Me quedan cosas que no comprendo completamente por falta de formación teológica y de conocimiento de la Reforma.

    Pero te comento.

    Dices: > «Aquel momento, ya la iglesia era un armatoste cultural tal que podía controlar al poder político: la interpretación que se hace habitualmente es que la iglesia controlaba al poder político; mi interpretación es que para controlar todo el enorme espacio, no sólo físico que era europa el poder necesitaba de gente preparada, y de esa sólo la tenía la iglesia: fué el poder el que delegó en la iglesia, no la iglesia la que quiso el poder;».

    En efecto, proporcionó los servicios secretariales al poder político durante toda la Edad Media. Obvio es que se aprovechó de ello. Criticable y comprensible. No justifica una «reforma»· que fue una ruptura destructiva.

    > Entre las víctimas yo cuento a toda la cristiandad: a Lutero, a las diez mil iglesias que aparecieron precristianas, y al horror que eso supuso

    Cierto, porque no solo son los luteranos-evangélicos sino un montón de sectas delirantes que creen que leyendo la traducción de la traducción de la traducción de un libro escrito hace miles de años en una sociedad completamente distinta van a tener una revelación divina.

    > el poder político se impuso sobre la iglesia: nunca se arrepentirán lo bastante de haberlo consentido, pero sucedió

    España ha servido a la Iglesia de Roma, sin España sería una iglesia local actualmente. Francia… es otro caso.

    > en USA cada vez el catolicismo avanza más

    Las Américas son nuestro futuro, quizás también Asía. Europa no se recuperará.

    >Su Santidad nos anima a considerarlos hermanos, y no tengo yo la autoridad que tiene él; pero a veces resulta más que imposible.

    Por descontado, son hermanos, como todos los hombres. Pero ellos insisten en ser nuestros enemigos, enemigos a muerte. Una guerra no acaba hasta la derrota del enemigo. Si la derrota es además moral, la guerra ha acabado de forma definitiva. El Papa hace bien en predicar la caridad, la defensa debe de correr por nuestra cuenta.

    Gracias por tu comentario. Espero que te guste mi respuesta.

  5. Que tema más interesante AMDG si quieres puedes leer esto
    [url]http://www.ccel.org/ccel/luther/tabletalk.v.xliii.html[/url]
    donde pone textos de Lutero sobre el islam y los otomanos, en ellos nos trata a los españoles con «cariño» dice:
    Prefiero ser siervo de los turcos que de los españoles, ya que estos son medio moros y medio judios, que de cristianos tienen poco

    Luther heard that the emperor Charles had sent into Austria eighteen thousand Spaniards against the Turk. Whereupon he sighed, and said: `Tis a sign of the last day when those cruel nations, the Spaniards and Turks, are to be our masters: I would rather have the Turks for enemies than the Spaniards for protectors; for, barbarous tyrants as they are, most of the Spaniards are half Moors, half Jews, fellows who believe nothing at all.

    Nada, muy amable, el chavalin.
    Todo esto independientemente de las matanzas de los campesinos, de sus faltas teologicas, y de su antisemitismo.
    Saludos

  6. Gracias por el comentario Franze, y por la información adicional. Ya se te echaba de menos…

    En efecto su antisemitismo, como el de Mahoma, se debe -entre a otras cosas- a que los judíos tenían un mejor conocimiento del antiguo testamento que él (por conocer la lengua). Como Mahoma, veía que le podían refutar sus pretensiones de profeta (que les daban la risa, con razón).

    Sus palabras a los señores para que reprimieran la rebelión campesina con toda la crueldad posible recuerda también a las prácticas de Mahoma con los prisioneros de guerra.

  7. Perdona la pregunta, pero de donde has sacado el termino de Mahometanos? No existe, es un termino incorrecto.
    Yo de ti, antes de escribir algo, me informaria, porque luego puedes quedar como ignorante. Un saludo.

  8. Pues del diccionario, de dónde si no?.

    Lo que pasa que los mahomentanos pretenden que había Islam antes de Mojamé, para ellos, el mismo Adán ya lo fue.

    Pero para ceer eso no es que baste la fé es que hayq ue ir contra la historia. El Islam es una remezcla satánica de cristianismo y judaísmo.

  9. Bueno, estoy de acuerdo en algunos puntos: los protestantes conceden a la fe más importancia que a la caridad. Eso es cierto.

    Pero, por ser cristianos, también conceden a la responsabilidad individual más crédito que los musulmanes, absolutamente colectivistas. De hecho, el individualismo lo tienen más asumido que nosotros, los católicos (y hablo de la cultura en que uno ha sido educado, no necesariamente de creer o no creer).

    Los protestantes son muy individualistas. Debido a eso son muy emprendedores, fríos y a veces excesivamente racionalistas y pragmáticos, pero no son para nada parecidos a los musulmanes en su modo de entender la fe, sino todo lo contrario. Al protestante se le puede reprochar su voluntarismo feroz, dispuesto a imponerse a cualquier obstáculo, mientras que lo que distingue al musulmán es ante todo su falta de individualidad. En todo caso puede decirse que ambos representan extremos opuestos, pero hay que distinguir: los protestantes pecan de exceso de libre albedrío, mientras que los musulmanes pecan de defecto.

  10. ¿Por qué pensáis que en Holanda (o en EEUU) impera el «tolerancia a cualquier precio», los lobbys y los intereses privados e individualistas por doquier? El catolicismo, en ese sentido, es más complejo pero también más comprensivo: asume valores y los defiende, pero no los absolutiza (como sí hace el Islam o la mayor parte de él), respetando el libre albedrío de la persona.

  11. Hace dos meses caí por aquí, por un feliz error, me ha puesto desde entonces a leer a los autores siguientes: Belloc, Benson, Soloviev, y creo que estamos ante la misma conclusión, el islam y el protestantismo son las dos amenazas de la fe porque tienen sistemas teológicos semejantes, uno interno en el cristianismo y el otro externo a él… la batalla se acerca y será dura por exterminar la Iglesia como ocurrió con el cristianismo de oriente y norte de áfrica, ¡pero la victoria es de la Iglesia de Cristo!, esa es la promesa, aunque sea una victoria en la tribulación, Dios nos guarde en la fe de la Iglesia.

  12. Gracias Raul, pero, con todo, los protestantes son aliados objetivos, y hay muy buena gente entre ellos.Han perdido la tirria anticatólica.

    El non prevalerunt no es una garantía de supervivencia política…

    Un abrazo

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Eurabian News » Blog Archive » Protestantes y mahometanos (2)
  2. Las Grandes Herejías: La Refoma « Eurabian News

Responder a Franze Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*