Foucault sobre el Islam

Había leído de su fascinación por la revolución iraní, y sobre todo tras su deriva en teocracia islámica. Don Diego nos da más detalles. Ojo a esto:

sólo los islamistas, creía, reflejaban la «voluntad colectiva perfectamente unificada» del pueblo.(…)

Sí, Madrugador, es la clave. Desaparecida la clase proletaria –que ha dejado de procrear la prole de rigor- y “cautivo y desarmado el ejército rojo”, la izquierda se ha echado en manos de los islamistas. Si antes era la clase proletaria la “portadora de la objetividad histórica”, ahora son los islamistas los que reflejan la “voluntad colectiva perfectamente unificada”. Además, hay que reconocer que los seguidores del falso profeta, pederasta y asesino tienen mucho más cuajo en la agresión que los agitadores comunistas y los sindicalistas, muy bravucones cuando se trata de aterrorizar a la población civil, pero cobardes sin remedio en el campo de batalla.

El duradero romance de la gauche divine con la Sumisión

Be Sociable, Share!

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*