Derrota clara de Ken el Rojo, que perdería la alcaldía de Londres. ACTUALIZACIÓN: La ha perdido

Con el 30% de los votos contados, según cuentan “fuentes bien informadas”. Una buena noticia, sobre todo porque el Laborismo puede entrar en una crisis tremenda. Los Dem-Lib pueden hacerse con el electorado piji-progre y la izquierda obrera puede irse a los partidos populistas, con lo que los Conservadores ya no tienen que irse hacia la izquierda para “ser de centro”.

Además el Tratado de Reforma podría descarrilar, porque los Laboristas se verían obligados a cumplir su palabra de someter el engendro tratado a referendum. Excelente noticia. Buenas noches.

ACTUALIZACIÓN: La ha perdido.

El Mundo lo cuenta en una reseña progre-cón, que pone al saliente por las nubes, vierte dudas sobre la capacidad del nuevo alcalde conservador.

el laborista Ken Livingstone, que deja el cargo después de ocho años y dos mandatos y una carrera dedicada por entero a la política municipal de Londres.

En sus primeras palabras como alcalde, Boris tuvo palabras amables para su rival, al que definió como un “servidor público considerable” que había logrado darle “relevancia nacional al puesto”. El nuevo regidor aseguró que es consciente de las “grandes multitudes” que no lo tragan y dijo que trabajaría con ahínco para deshacer “los mitos” que circulan sobre él. “No creo que Londres se haya convertido en una ciudad conservadora de la noche a la mañana”, afirmó, “pero sí que los conservadores han cambiado y se puede de nuevo confiar en ellos”.

Condenados a elegir entre un alcalde desgastado y un candidato inexperto, los londinenses votaron por la incertidumbre y se inclinaron por un tipo con fama de vago y de bufón y cuya idoneidad para el puesto es todavía una incógnita.

¿Es esto todo lo que puede decir de la derrota del mítico Ken (dedicado “por entero a la política municipal”), por un bufón inexperto y vago? ¿Porqué estaban condenados a elegir, no había más candidatos? El plumilla debe de estar muy preocupado porque no piensen que es de derechas.

Un poco golfillo sí que parece, pero a ese tejado prefiero no tirar piedras.

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*