Vietnam: La Iglesia favorece a los pobres mientras el partido comunista actúa como casta privilegiada y corrupta

Imagino que lo llevaron allá los franceses, ya que Indochina fue colonia suya hasta mediados del siglo pasado. Actualmente, el 7%  de la población (seis millones de un total de 85) es católica. Y está creciendo.

Además es la principal fuerza de oposición a un gobierno comunista que se ha abierto, como en China, al capitalismo. Uno de sus caballos de batalla es la devolución de los bienes confiscados, en especial de las iglesias. El partido comunista no puede ceder, porque abriría la puerta a muchas otras devoluciones.

Lo más curioso es que la ciudadanía siente a la Iglesia como protectora de los pobres, mientras que ve al partido comunista como una casta privilegiada y corrupta. No tiene nada de sorprendente.

Vietnam : le PC vacille face à l’Eglise catholique

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*