Jesuita partidario del diálogo tira la toalla: El Islam niega los derechos más básicos del hombre

Se trata del padre Samir Khalil Samir, profesor de Teología Oriental en la Universidad de san José en el Líbano que da clases también en el Instituto Pontificio de Oriente en Roma. Reside actualmente en el Líbano aunque nació en el Cairo. Fue fundador y líder del Centro de Documentación e Investigación Árabe-Cristiano (CEDRAC). Y ahí está la importancia de la noticia: hablamos de las declaraciones de un sacerdote católico que, harto de perder el tiempo con diálogo asimétrico con los mahometanos, ha perdido la esperanza de reformarlos.

Western Resistance presenta su artículo Islam humiliates religious freedom of Christians and human rights of Muslims. It's time for change.

En el argumenta que si la sharia condena a muerte quien cambia de religión, ha de ser condenada y no puede ser fuente de derecho ya que destruye cualquier convivencia y contradice la declaración de los Derechos Humanos de la ONU, aprobada en 1958 por la mayoría de los países musulmanes. En particular afirma que :

“si el Islam es un proyecto político, un movimiento que usa incluso la violencia mas extrema, debe ser combatido políticamente. Y, sobre todo, sería necesario dejar de llamarle una religión."

Parece que la Iglesia de Roma se sacude su modorra. Ya era hora. Más:

“No podemos seguir callados hablando del Islam de forma ambigua, definiéndolo como una religión que «habla de paz y tolerancia», escondiendo los versos [del Alcorán] que mueven a la violencia y a las sarracinas. Este comportamiento solapado debería avergonzar a quienes lo siguen y a aquellos que guardan silencio”.

Léelo entero: Islam humiliates religious freedom of Christians and human rights of Muslims. It's time for change.

4 comentarios

  1. AMDG, ya hace años que leo a Shamir, es muy bueno, su libro «100 preguntas sobre el islam» es interesante, y sabe mucho.
    Yo creo que hay que dialogar de un unico punto con el islam, que es la libertad religiosa y reciprocidad en todo el mundo islamico. En eso se ha de dialogar, es necesario.
    De todas formas, por primera vez en la historia, hay conversos al catolicismo, no habia pasado practicamente nunca. La situación es nueva, saludos

  2. «y contradice la declaración de los Derechos Humanos de la ONU, aprobada en 1958 por la mayoría de los países musulmanes»

    A mí me consta que los países musulmanes no firmaron la declaración de los Derechos Humanos, y que más tarde se sacaron su propia declaración de los DDHH en el Islam y según la sharia.

  3. Es simpático que un jesuita que para llega a ser jesuita ha jurado entre otras cosas según su juramento de iniciación, combatir al ateo por todos los medios, al protestante, arrancarle los intestinos a sus mujeres, aplastar los cráneos de los hijos de los ateos contra la pared, etc, etc, diga que el Islam es violento. En lo único que ha acertado, probablemente por desconocimiento, es que el Islam no es una religión, sino un camino personal de relacionarse con la divinidad y la sociedad, cosa que debe escocerle mucho al Vaticano y al papa negro. Asimismo el Corán es una escritura donde se defiende el profetazgo de otros guías religiosos como Jesís, Moises, etc hasta legar a no se cuantos mil., cosa que la Compañía de IHS, que no es lo mismo que Jesús, rechaza, bonita la tolerancia jesuítica. Con respecto a la misoginia del Corán, no voy a negarla, pero por cada verso misógino hay tres a fabor de las mujeres, Mahoma fue un realista político que buscó introducir en su época una legislación lo más progresista posible para la conciencia bárbara de la arabia preislámica, dando una de cal y otra de arena, por algo en Al andalus las mujeres de la España cristiana se convirtieron al Islam sin violencia según el historiador andaluz Ignacio Olagüe. ¿Han hecho lo mismo los jesuitas por el bien de la humanidad?, cuyas relaciones con el nazismo, el stalinismo, e infiltración en las sociedades secretas está más que demostradas. Pero no seré como un jesuita y reconoceré su labor en las comunidades indígenas de América del sur, o en Etiopía, o en la Teología de la Liberación.
    En fin, todos deberíamos recordar que «la piedra angular es la rechazada por todos», y creo que el Islam verdadero es rechazado por fanáticos islamistas e hipócritas jesuitas por igual, es curioso…el bien escuece a todos.

Responder a elcopero Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*