Reino Unido: Tres cuartas partes de las empresas prohiben la decoración navideña, para no ofender.

Para no ofender a las personas de otras confesiones… ¿Hinduístas, confucianos, sintoístas, budistas? NO, a los mahometanos. Lo contaba el otro díaAugusto, aquí hay mas detalles:

Dans une enquête réalisée auprès de 2300 employeurs, il ressort que 74% d’entre eux ont interdit les décorations par souci des autres religions. «Les arbres de Noël et les décorations pourraient bien appartenir au passé dans de nombreuses entreprises pour ce Noël avec la culture du politiquement correct qui s’est étendue aux bureaux», a souligné Peter Done, directeur général cabinet Peninsula à l’origine de l’enquête.

Vaya, ni el arbolito de navidad van a dejar. Pues ya saben. Y sin embargo no parece que les vaya a servir de mucho: John Reid considera «altamente probable» un ataque terrorista en Reino Unido durante las Navidades. Si se creen que la cobardía les va a salvar la vida están equivocados.

Por cierto, en la capital de España la derecha sigue también esa política desde que Gallardón es alcalde. Aunque aquí se paso de listo. Gallardón, entérate, el vino es una bebida impura:

GRANDE-BRETAGNE: TROIS QUARTS DES EMPLOYEURS INTERDISENT LES DECORATIONS DE NOËL…

3 comentarios

  1. Maldita sea. Me siento frustrado, impotente, al ver como toda nuestra cultura se está yendo a tomar por el saco por el miedo a las bombas y a los atentados. ¿Cuando se van a dar cuenta de que eso es precisamente lo que busca el terrorista? Si no plantan cara y dicen: «Esto somos nosotros, y defenderemos la libertad con la vida», pronto pondrán a sus hijas «ropa decente», y luego las barbas largas para los hombres, y luego dejarán de vender cerdo… hasta que un día Inglaterra entera sea musulmana.

    Confío en que los británicos sean mas inteligentes que todo esto. Confio en que puedan plantar cara a esta invasión. Confío en que podamos hacer algo antes de que sea demasiado tarde.

  2. Yo sigo pensando que más que a las bombas, la gente teme que la tachen de facha o racista.
    La ofensiva mediatica multi-culti (realmente cada día más «multi» y, por ende, menos «culti»), está haciéndoles la cama a los verdaderos fascistas que se nos está colando en casa. Y eso pesa mucho en la opinión pública.

    De un tiempo a esta parte, comienzo siempre las discusiones sobre el asunto llamándoles fascistas a ellos, y parece que funciona, ya no me llaman facha a mí.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*