Se sobreentiende?

Parece que el multiculturalismo se ha extendido como una plaga mundial y discursos como este hay que enmarcarlos y colgarlos del salon porque se producen una vez cada cincuenta años.

Lo obtuve de aquí

  «Los INMIGRANTES, NO los AUSTRALIANOS, son quienes DEBEN ADAPTARSE. Cójanlo o déjenlo. Estoy harto de que esta nación se preocupe de si ofendemos a algún individuo o a su cultura. Desde que los terroristas nos atacaron en Bali, hemos experimentado una oleada de patriotismo en la mayoría de australianos, sin embargo, el polvo de los ataques apenas había desaparecido cuando lo políticamente correcto apareció y una muchedumbre comenzó a quejarse por la posibilidad de que nuestro patriotismo ofendiese a otros.

No estoy contra la inmigración, y tampoco sostengo rencor alguno contra alguien que busca una mejor vida viniendo a Australia. Sin embargo, hay cosas que los que recientemente han venido a nuestro país y, al parecer, algunos nacidos aquí, tienen que entender. Esa idea de que Australia es una comunidad multicultural sólo ha servido para diluir nuestra soberanía y nuestra identidad nacional. Como australianos, tenemos nuestra propia cultura, nuestra propia sociedad, nuestra propia lengua y nuestro propio modo de vivir. Esta cultura ha sido desarrollada a lo largo de más de dos siglos de luchas, juicios y victorias por millones de hombres y mujeres que han buscado la libertad.

Hablamos principalmente el INGLES, no el libanés, el árabe, el chino, el japonés, el ruso, o cualquier otra lengua. ¡Por lo tanto, si usted desea ser parte de nuestra sociedad, aprenda nuestra lengua! La mayor parte de los australianos creen en Dios. Esto no es un prejuicio de algún cristiano derechista, es un hecho y es que hombres y mujeres cristianos fundaron esta nación sobre principios cristianos. Es justo mostrarlo sobre las paredes de nuestras escuelas. Si Dios le ofende, entonces le sugiero que considere otra parte el mundo como su nueva casa, porque Dios es parte de nuestra cultura.

Aceptaremos sus creencias, y no le haremos preguntas. Pero daremos por hecho que usted acepta las nuestras y vive en paz y armonía con nosotros. Si la Cruz le ofende, o no le gusta, entonces debería considerar seriamente el marcharse a otra parte de este planeta. Somos felices con nuestra cultura y no tenemos ningún deseo de cambiarla, y realmente no nos preocupamos de como hizo usted las cosas en su lugar de procedencia. Le cueste lo que cueste, guarde su cultura, pero no nos fuerce a adoptarla. Este es NUESTRO PAÍS, NUESTRA TIERRA, Y NUESTRO MODO DE VIVIR, y le daremos la oportunidad de disfrutar de todo esto. Pero con que se quejen una sola vez, lloriqueen, no acepten nuestra bandera, nuestras creencias cristianas, o nuestro modo de vivir, les animaremos a hacer uso de otra gran libertad australiana: ‘ EL DERECHO DE MARCHARSE ‘.»

John Howard

 Primer Ministro de Australia

15 comentarios

  1. Si un político dijera aquí palabras semejantes…
    tenía mi voto garantizado.

    Por desgracia nuestros dirigentes…
    ni parecen haberse planteado el problema…
    están demasiado ocupados…
    ROBANDO a los ciudadanos.

    Mi respeto y admiración, de momento…
    se van al otro lado del mundo…

  2. Que orgullo, leer por fin algo así. Ya está bien de tomarnos el pelo con esta gentuza. Los queremos fuera de Europa, sea como sea. No queremos que nos digan que nuestras mujeres son trozos de carne para violar. No queremos que nos vengan con el victimismo por un lado, y por el otro, con la prepotencia. No queremos que ciudadanos nacidos en nuestros paises, que no comulgan con nuestras ideas, sean ciudadanos de pleno derecho. No queremos musulmanes, en una palabra. Yo ya he despertado. ¿Cuando despertará el mundo? ¿Hará falta que la gente vea como violan a sus hijas y pegan a sus hijos para que cambien de idea? ¿O seremos los eternos «buenrollistas» hasta que nos corten el cuello?

  3. Si ha dicho eso es porque sabe que la mayor parte de la sociedad está de acuerdo. De esa forma puede ganar apoyo. En España ningún político dice eso porque saben que la mayor parte de la sociedad estaría en contra, lo que puede significar pérdida de apoyo.

  4. Aqui no tengo tan claro que los politicos digan lo que pensamos. Eurabia es una democracia mu rara. Y yo se lo que oigo comentar en la calle a todo el mundo. Os sorprenderia lo que dicen de los moritos algunos sociatas de toa la vida.

  5. x Jervert:

    Yo creo que la mayoría sí está de acuerdo, pero estámos tan bombardeados con lo guachi-piruli que es la multiculturalidad que no se atreven a decir nada para que no les censuren.

    Es como lo del arte moderno; estoy harto de ver gente en exposiciones, mirando los cuadros como las vacas al tren, pero si les preguntas te comentan que tiene unos «colores bonitos», en vez de decir abiertamente que es una m, (porque la inmensa mayoría lo es).

    Ahora, si oyen nuestras protestas ante la invasión islamo-fascista de España, quizá se sientan refrendados y se atrevan, a su vez, a clamar contra ella (que falta hace).
    Los políticos entonces, no tardarían mucho en dejarse llevar por la corriente; como hacen siempre.

    Un saludo y a resistir amigo.

  6. Jervert,

    No. Aquí, en «estepaís», campan a sus abchas el buenrrollismo, la corrección política, la comprensión y todo el complejo de culpa que ello conlleva. Es el triunfo de mayo del ’68. Y, como de costumbre, nos gusta ser más papistas que el Papa.

    Lo que expresa este señor australiano es lo que piensa la mayoría de la gente, sí. No te equivoques. Lo he distribuido por la oficina (de mayoría abrumadora «roja» y están todos de acuerdo. ¡Oh, sorpresa!

    Eso sí: si saliese Acebes diciendo algo así, al día siguiente tenías una manifestación en plena Castellana convocada por Zerolo y a la que acudirían mis compañeros de oficina. ¿Por qué? Porque, como explica muy bien Juan Oedro Quiñonero, somos una nación cainita. Y hasta que no lo superemos el partidismo estará por encima de las ideas. Y así nos irá. Y así nos va.

    Salu2

  7. Si Australia es hoy un gran pais es precisamente gracias a esa politica,en 1910 se promulgo una ley por la que se regulaban ciertas inmigraciones,algunos llamaran a eso racismo pero gracias a esa ley Sidney y Melbourne son lo que son y no se parecen a Saigon,ahora con los mojames es lo mismo,Australia siempre a estado donde hay que estar,yo de pequeño queria irme alli,ahora podria empezar a pensarmelo de nuevo,la Foster ya la bebo y me gusta el rugby,DIOS SALVE A AUSTRALIA.

  8. Me parece a mi que aqui en Eurabia nos va haciendo más falta que Dios nos salve que a Australia. De acuerdo que quiza no lo merecemos. Pero para eso se implora la misericordia divina y los milagros.

  9. En mi opinion, la solucion para el problema de inmigracion en Europa no es parar la entrada de los migrantes, sino cambiar los fuentes de inmigrantes a Europa, para recibir inmigrantes de mas alta calidad.

    Los inmigrantes de la India, de las Filipinas, de Vietnam, de China y de Corea son los mejores — técnicos expertos, observantes de la ley y trabajadores. Contribuyen mucho a las economias en los paises que entran. Deberiamos reducir mucho el numero de arabes que entran, y aumentar mucho el numero de inmigrantes en Europa de India, las Filipinas y Vietnam especialmente.

  10. De acuerdo con Dwight y Alonso. Aunque no fuera más que por una cuestión de disolución de porcentajes permitir la entrada solo a obreros cualificados del sudeste asiatico (no musulmán, of couse, además, habrá pocos cualificados musulmanes) o de Polonia, Chequia…
    claro que para que estos puedan entrar hay que hacer sitio…
    porque ya «semos demasiaos…»
    y el sitio se hace…
    poniendo a los mojamés ilegales en su casita…
    y luego a los legales, claro.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*