Hamburguistán: Pelea por el velo también entre escolares

Hamburgo: Por culpa de un velo, un alumno de 17 años fue acuchillado.

Antes de la primer hora de clase, en un aparcamiento, Navid K (15) atacó a Steve K (17). Según otros alumnos, Steve se ha reido de una alemana que se ha puesto un velo porque quiere hacerse musulmana.

Esta es la causa por la cual Navid K., nacido en Afganistán, lo acuchilló en el busto y en las piernas. Luego huyó.

Testigos llamaron a los bomberos y a la policía. Steve ha tenido que ser tratado en el lugar del crimen. Cinco escolares han tenido que recibir apoyo psicológico del equipo para intervención en crisis.

La policía ha detenido al acuchillador Navid K. en un hospital. Durante su ataque con el cuchillo se había herido levemente.

6 comentarios

  1. Pero claro debemos respetarlos porque es su cultura.

    Aunque no es correcto discriminar a una persona por el hecho de creer en tal o cual cosa, es totalmente reprochable la intolerancia que muestra éstas al primer insulto.

    No se puede ser tan intolerante con quien está enfrente, las personas se equivocan y dicen idioteces, pero acuchillar es llegar al límite.

    Los padres no les informan de algo llamada razón?

  2. Quieren quitarnos el derecho de crítica. Quieren aterrorizarnos hasta tal punto que nos se nos pase por la cabeza la idea de protestar. Poco a poco, el miedo nos consumirá, si no hacemos nada. Si ademas educamos a nuestros hijos en que la violencia debe ser contestada sin violencia, lo único que estamos haciendo es convertirles en ganado para la matanza. O para el harén.

    Ganado, en todo caso.

    Estoy tan asqueado de la ceguera general con este tema, de la pasividad, de la idea de que pase lo que pase, siempre vamos a tener TV, y policía que nos proteja, que me entran náuseas. Creemos que los derechos siempre estarán ahí, incluso cuando no los defendemos.

    Y el que estamos perdiendo es el derecho a la duda. A opinar diferente. A la crítica racional ante la «verdad» metafísica del Islam. Sigamos así y en muy poco tiempo, viviremos sumidos en el miedo. Y, como borregos, como ganado, será fácil, una vez estemos aterrorizados y traumatizados, llevarnos a la fosa común.

    Porque no os equivoquéis, para los que no se quieran convertir, ese es su destino.

    ¿Reaccionaremos antes de que nos destruyan?

  3. Además, tenemos que tener cuidado con que a nuestras hijas las puedan meter en la secta. Ellas, una vez dentro, NO SALEN DE AHÍ SI NO ES CON LOS PIES POR DELANTE. Tenemos que, en la medida de lo legal, hacer toda la campaña posible entre las mujeres jóvenes acerca de las realidades del Islam.

    Nada me jode tanto como una chica nacida libre que se convierte en esclava por aceptación social. Algo falla si este tipo de cosas pasan.

  4. Lo increíble es que la única medida que toma el gobierno, es prohibir los juegos de ordenador violentos. No reconocer el problema es seguir fomentandolo.
    En cuanto a las muchachas lo primero que hay que hacer es echarles los novios musulmanes, porque una muchchacha en su sano juicio no entra en la secta por decisión propia.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*