Viaje por Kosovo y Bosnia

Vaya cosas que suceden en el corazón de Europa (en realidad el bajo vientre, sin segundas):

Miletic, el antiguo embajador en el Haag, me mostró y me contó cosas que me retorcieron el estómago. Mientras trabajaba para el tribunal construyó una página web. En ella se ven fotos y videos para estómagos fuertes, sobre los islamistas en el medio de Europa, para verla cliquear aquí.

Y eso no es lo peor, sino el engaño en que nos mantuvieron:

Seguí viajando hasta Bosnia. En Sarajevo pude visitar una base armada de la EUFOR y me tranquilizó enterarme de que, a pesar de que nuestros políticos siguen en las suyas, la armada sabe bien quienes son los enemigos actuales. Un general me describió pueblos en las que las mujeres van totalmente tapadas con burkas igual que en Afganistan. Cuando se acerca un vehículo todas las mujeres salen corriendo y se esconden, y los hombres rodean al vehículo. Hay que pedir un permiso para poder entrar los pueblos. Me conto que lo más espantoso de todo es que la gente que vive ahí no son extraños sino personas que nacieron y crecieron en Bosnia, en Europa. Él y otros miembros de la armada le dijeron que casi todas las acciones militares se deben a problemas con los musulmanes, no con los cristianos, qué sorpresa…

La causa fue esta:

Durante la política socialista de Tito llegaron masas de inmigrantes y de inmigrantes musulmanes ilegales procendentes mayormente de Albania para trabajar en minas y en los campos mientras el pais cerraba los ojos. Hoy veo que frecuentemente pasa lo mismo en América, cuando se otorgan 25.000 visas de estudio para estudiantes saudíes o cuando nuestros políticos debido a la política socialista no protege la “masa fronteriza abierta” de nuestras fronteras. A nuestros políticos no les interesa pensar en las consecuencias a largo plazo para el futuro de América.

Y no aprendemos…

Léelo entero: Viaje por Kosovo y Bosnia- actualizado. La censura funciona!

15 comentarios

  1. No sé bien porqué me molesto en escribir nada aquí, la verdad, pero convendría recordar que durante el asedio a Sarajevo, por parte de irregulares serbios (apoyados por el ejército yugoslavo) murieron cientos de miles de personas… no sólo bosnios musulmanes (que al fin y al cabo, «algo habrían hecho») sino todo aquel que no consiguió escapar de la ciudad, incluidos serbios (cristianos) y croatas (también cristianos). Podríamos hablar de Srbrenica, Tuzla, Gorazde, Banja Luka, Mostar, Bihac, Bjelina, Zepa, Foça, etc.. etc… etc.. y de alguna de las correrías que también, por supuesto, realizaron los bosnios musulmanes (tampoco eran angelitos) aunque no hay ni punto de comparación, se mire como se mire, entre los ataques aislados de grupos aislados de radicales bosnios musulmanes (en muchos casos como respuesta a agresiones previas) y la brutal fuerza de un ejército con artillería pesada aniquilando ciudades enteras con la población dentro.

    Conclusión: El mayor genocidio en Europa Occidental tras la IIª Guerra Mundial fue planificado y acometido, en su mayor parte, por cristianos contra musulmanes, paradojas de la vida…

    Cita de Radovan Karadzic: «Si la Historia no es nuestra, no debe de existir…»

  2. > durante el asedio a Sarajevo, por parte de irregulares serbios (apoyados por el ejército yugoslavo) murieron cientos de miles de personas…

    Venga ya, hombre. Presenta cifras.

    Te has creído toda la propaganda. Ve te a la categoría de Ex-yugoslavia y lee, no te vendrá mal.

  3. Ves, Elel, todo lo que les contradice es pura propaganda, pero lo que ellos dicen hay que creerselo por la fe, aunque sea fruto de sus prejuicios.

    Esta gente hace sabiduría de la ignorancia, aprenden a base de ignorar.

  4. Tanto ACNUR como las Naciones Unidas y Amnistía Internacional estiman que, entre el 92 y el 95, en toda Bosnia Herzegovina, de las 4.700.000 personas que había, 200.000 murieron y 1.000.000 se fueron al extranjero.

    En la ciudad de Sarajevo, se estima que unas 12.000 personas perdieron sus vidas durante el asedio por parte de los serbios, y otras 5.000 fueron heridas.

    Dame Anne Warburton, que dirigió una investigación por encargo de la Unión Europea, llegó a la conclusión de que 20.000 mujeres musulmanas habían sido víctimas de brutales violaciones por parte de paramilitares serbios. Dicha cifra resulta escalofriante, pero constituye sólo el número de mujeres violadas que sobrevivieron para contarlo.

  5. Ejemplo de investigación imparcial la de esa Dama:

    The international media coverage, mainly from one side in the conflict, has created a certain dynamic in that subsequent investigations chose their remit based on issues already being highlighted. For example, the remit of the EU Investigative Mission into the Treatment of Muslim Women in the Former Yugoslavia led by Dame Ann Warburton included investigations of Muslim and (unofficially) Croatian rape victims, but did not include Serbian women. The EU team was itself critical of this fact, but the limited scope of investigations was repeated in other international commissions looking into atrocities. For example, the International Criminal Tribunal for Former Yugoslavia did not initially feel it needed to set up an investigation of crimes against the Serbs because its first field investigations were selected on the basis of the material and evidence of the UN Commission of Experts, which had not highlighted Serbian victims (see ICTY, 1994: 27-28).

  6. Bien, si nos ponemos a hilar fino, de acuerdo… no hay problema. La investigación de Ann Warburton resultó impecable por varias razones:

    – Se basaba en pruebas concluyentes, como menores embarazadas o que habían dado a luz, viudas con múltiples trastornos físicos/psicológicos y víctimas de diversa índole, certificadas por doctores y forenses de reconocida solvencia.

    – Dicha investigación se acomete en las etapas finales del asedio de Sarajevo, momento en el cual salió a la luz el plan de «limpieza étnica» de los serbios de Bosnia. Vamos, que se descubrió el pastel y se vió que aparte de guerra civil, se realiza en un momento en el cual el 90 % de las víctimas estaban siendo bosnios musulmanes.

    Debería haberse acometido una investigación similar con los serbios, desde luego, y así lo hicieron posteriormente científicos forenses de la ONU, pero nos guste o no, las dimensiones de la catástrofe humanitaria sufrida por los bosnios musulmanes adquirió las dimensiones de genocidio, por lo que merecía una investigación por sí misma: NO HUBO NI UNA SOLA CIUDAD SERBIA ARRASADA, pero sí ciudades bosnias aniquiladas, y reocupadas por serbios (veasé Srbrenica, Bjelina, Banja Luka o Foça)

    Yo entiendo que resulta incómodo reconocer que hubo un plan perfectamente diseñado por los serbios de Bosnia, adalides de la cristiandad en el sureste europeo, para hacer desaparecer todo aquello que «oliera» a musulmán o «Balija», como dicen despectivamente, para lograr la «Gran Serbia». En su fanfarronería, lo reconocían incluso a cámara abierta Karadzic y Mladic durante el sitio de Sarajevo, poniendo en común los puntos del plan junto a Biljana Plavsic, sin ruborizarse lo más mínimo:

    -Primero artillería pesada contra la población civil. En esta fase contaban con el apoyo del ejército federal yugoslavo, una aunténtica apisonadora contra la cual poco podían hacer algunos fusiles de asalto.

    -Después dejar paso a los paramilitares o Chetniks, que violaban y saqueaban. En esta fase del plan, había unas directrices muy estrictas: Separar a los hombres y ejecutarlos, cambiando de lugar las fosas comunes repetidas veces para dificultar la investigación. A las mujeres se las violaba para que engendrasen hijos serbios de «pura cepa»

    – Instalar francotiradores en puntos claves de la ciudad, para que la población que quedase, aterrorizada, muriera de inanición a ser posible.

    Todo esto ya lo sabemos de sobra, por supuesto, pero animo a revisionarlo en varios documentales que hay por ahí circulando, en los que se ve a Karadzic ordenando la carga de morteros desde el monte Ingman (insisto en lo de la artillería pesada porque me parece espeluznante usarla contra población civil)

    Creo que sólo los nazis han superado en grado de crueldad y frialdad planificadora a los militares serbios de Bosnia.

  7. Por cierto. He recorrido durante varios años los pueblos y ciudades del interior de Bosnia, antes y después de la guerra, y jamás he encontrado un sólo pueblo en el que se diese la descripción que se hace en el artículo de los burkas y mujeres huyendo. El burka no existe en Bosnia, sino el chador mahometano (que no es más que un pañuelo). Desafío a quien sea a que me diga el año y el pueblo o ciudad en el que vió semejante panorama más propio de Afganistán o Yemen que de Bosnia-Herzegovina.

    Lo que sí recuerdo es controles policiales vejatorios y amenazantes, hombres armados, mujeres y niños recluidos en casa, pero todo ello en los sombríos pueblos de la actual Republika Srpska, fronteriza con Montenegro. Algunos de esos pueblos fueron mayoritariamente musulmanes, pero los serbios los habían «limpiado» y reocupado convenientemente, adquiriendo incluso los antiguos negocios de los bosnios musulmanes… al dinero turco no le hacían ascos no…

  8. Por cierto, una última puntualización… los musulmanes de Bosnia y Serbia no son inmigrantes ilegales procendentes de Albania que se instalaron durante la época de Tito para trabajar en minas y campos (con esto no digo que no halla inmigrantes albaneses en la Ex-Yugoslavia)

    Los musulmanes de Bosnia son eslavos, no albaneses, turcos o árabes… es decir, son los propios Croatas y Serbios, que durante el Imperio Otomano adoptaron el credo islámico (algo que jamás perdonaron sus hermanos católicos y ortodoxos) pero que comparten lengua, cultura y étnia.

    El atávico cancionero tradicional serbio (y el croata incluso) habla de viejas revanchas y ajustes de cuentas históricos por batallas medievales perdidas contra los turcos, identificando a los actuales bosnios musulmanes, hermanos de sangre, como traidores turcos…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*