Aliados frente a amigos, o la prudencia de la madurez frente a la obcecación de la eterna adolescencia

Trata de la relación de Churchil con Stalin:

con el odio que le tenía a los comunistas realmente es increíble la prueba moral que le puso encima el destino, y que a pesar de su conocimiento sobre la maldad intrínseca del comunismo, tuvo que sobrellevar satisfactoriamente por el bien de la Humanidad.

Hablar del “bien de la Humanidad” puede que sea excesivo. Más mesurado me parecería decir que lo hizo por el bien de Inglaterra. En todo caso, una buena lección para quienes no solo le hacen asco al VB, sino que también han vertido mentiras flagrantes.

 

Be Sociable, Share!

1 Trackback / Pingback

  1. Tras la resaca electoral. | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*