Inglaterra: Bandas de inmigrantes asiáticos (es decir, musulmanes) prostituyen a menores blancas

La pesadilla de Enoc Powell -a quien los Conservadores expulsaron del partido- se está haciendo realidad, incluso superando sus pronósticos. La cosa viene de tiempo atrás. Chanell 4 había preparado ya en 2004 un documental sobre el tema, pero no puedo ser emitido porque la policía alertó de que podrían causar disturbios raciales.

El delirio del “respeto a las otras culturas” –en realidad miedo a la violencia que esas culturas practican de oficio y sin remordimiento- ha llegado a tales extremos que un líder musulmán ha advertido contra ese exceso de prudencia –en realidad pusilanimidad culpable- con que la policía trata a los delincuentes de otras razas.

Political correctness & our children

PS: Lo cuenta por extenso Nuevo Digital. Me temí al leer la noticia que líder musulmán en cuestión estuviera practicando el disimulo musulmán. Esto que leo me ha reafirmado en mis sospechas:

Mohammed Shafiq declaraba ahora en un reportaje de la BBC: “Creo que la policía es excesivamente cautelosa al no tratar abiertamente este tema porque teme que se la etiquete de racista, y yo creo que eso está mal. Son delincuentes y deben ser tratados como delincuentes. No son delincuentes asiáticos (pakistaníes, en el lenguaje políticamente correcto británico). No son delincuentes musulmanes. Son delincuentes, y deben ser tratados como delincuentes”, decía Shafiq. Es curioso, pero hace menos de tres meses, el mismo Mohammed Shafiq de la Ramadhan Foundation exigía que la Iglesia de Inglaterra adoptara “acciones contundentes” contra el obispo Nazir-Ali -nacido pakistaní- por declarar, precisamente, cómo en el Reino Unido el islam se está imponiendo a base de amedrentar a los no musulmanes, y cómo ya hay zonas “vetadas” a los «kuffar» donde la población islámica impone su ley -y sus bandas (ND).

Vamos, que está dando la de cal, porque toca y queda muy bien.

Léelo entero, trata también del boxeador musulmán criticado por llevar la bandera británica (que incluye la cruz de S. Jorge) en el calzón: Un líder musulmán denuncia la cobardía de la policía británica por no combatir con decisión los harenes sexuales de menores blancas ante el temor de ser tildada de «racista»

4 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*