Obama, o El Año de los Cuchillos Largos

Acabo de leer una interesante serie de cuatro artículos en que analiza al candidato Obama. El título de la serie es El Año de los Cuchillos Largos, y se refiere a esa carrera de obstáculos que es la campaña electoral norteamericana, y que compara con la eliminación de compañeros de viaje molestos por Hitler en la Noche de los Cuchillos Largos. En este caso se trata de una asunto incruento, por supuesto.

 

obama070423_1_560.jpg

Os recomiendo su lectura. Aquí solo trataré de algunos asuntos.

El primer artículo compara su carisma con el de Hitler. Dos propagandistas de ideas ajenas con una gran empatía y capacidad de comunicación que hace soñar a las masas de una forma que ningún otro político consigue. La reacción de las masas le realimenta:

His admirers cannot be excited by him because of his ideas; he has not expressed anything as solid as an idea (and clichés, bromides and populist tripe are not ideas), and his confidence grows as the number of his admirers and supporters grows.

El segundo compara el comienzo de sus carreras aupados por otros: desde unos orígenes turbios en unas familias malogradas y desde la nada política alcanzan el liderazgo de grandes partidos.

Why would he among all those others be chosen to become the point man for the collectivist movements that wish to take full control of the country? Because he is malleable, chimerical, and can be virutally anything to anyone who claims to be a victim of something. Also, he has demonstrated his ability to overcome his many liabilities with the cooperation of a fawning news media.

El tercero trata de algunos de sus apoyos: el senador Kennedy, Castro, Hamas, y la clase intelectual:

There are no substantive differences between Obama’s rhetoric and Hitler’s. Or even between Hillary Clinton’s and Hitler’s. Hillary also views society as an organic whole ripe for “remodeling.” All three regard the individual as a part of that “social organism” who would be permitted his few peccadilloes but otherwise answerable to society or the State. Substitute a few appropriate words, and Kershaw’s description could just as well be of Obama’s rhetorical technique.

El cuarto se refiere al apoyo de financieros como el muy radical Soros o el presidente de UBS America. Del primero nos cuentan que financia cualquier propuesta de convertir América en un estado totalitario. Se reseña también una conferencia sobre “Reforma de los Medios de Comunicación” (en realidad de control de los medios con la excusa de la neutralidad) que acaba en un acto pro Obama:

Several speakers, including Federal Communications Commissioner Michael Copps, used the Obama campaign slogan, ‘Yes, we can,’ as they urged the thousands of ‘progressives’ in the audience to bring ‘change’ to Washington, D.C.

Clinton’s offense was having voted for the war in Iraq. Also, she is perceived by the far-lefties attending the conference as a part of the Washington establishment they believe Obama wants to “change.” The fact that she conceded defeat and endorsed Obama in the name of party unity counted for nothing with many of the conference speakers.

Por cierto, en gran parte todo esto que se dice de Obama se aplica a Zapatero, una nulidad intelectual, vació de ideas pero con cierta capacidad para la empatía, que pasa de ser totalmente desconocido a liderar el partido socialista y a ganar unas elecciones en una situación más que turbia.

2 comentarios

  1. El análisis me parece equivocado:
    Primero porque analiza a la religión desde un punto meta linguístico y no real.
    Segundo porque el islam más que trabajar en pareceres o gustos, hace incapié en lo que es y debe ser. De ahí que los textos resultan un tanto ambiguos para el hombre que no cultiva la fe, y claros para el creyente.
    Tercero, el islam sigue una linea cronológica de los replanteos del monoteísmo. Primero fue Moisés, lugo Jesús y finalmente Mohadma, pero esperan la llegada o retornos de profetas que replanterán y confirmarán al monoteísmo.
    Cuarto, si yo estudio el Corán y busco sus defectos los encontraré, al igual que en la biblia y la torah. Pero si juzgo por estos errores a sus practicantes, mi postura sería parcial, caprichosa y prejuiciosa, puesto que habré concluido gracias a un silogismo.
    Quinto, para entender a la religión en su esencia debo compartir con sus debotos, puesto que sólo así podré comprender que expectativas y horizontes abarca en cada uno de ellos.
    El análisis parte afirmando la institucionalización, de la religión, de los textos y los juicios. Antes de librarse de sus prejuicios, no hace más que afirmarlos y abalarlos. El Islam y cualquier otra religión le permite a las personas apropiarse de dicho discurso, sacarlo del marco institucional y sexigir formar correctas y justas.
    Lo que debería analizar este señor es conque necesidad se institucionaliza el discurso y los organismos. La respuesta es censilla, en cualquier religión, sociedad, grupo familiar, etc. existen ansias de poder, por lo que personas buscan dictar leyes que favorezcan el control de poder y no el control de su ambición. Al corán trabaja justamente en esto. Ahora de que luego se institucionalice o trabaje con el estado, es otra cosa. Es tratar de fomentar a la ignorancia pensar que un libro da lugar a la maldad. Son los hombres lo que fomentan la maldad, el mal hacer, el mal vivir, etc., sólo cuando los hombre tengan el valor de indicar a los que hacen mal y exigirles su reflexión se llegará a la conciencia.

  2. Si no recuerdo mal el prefijo «meta» significa «después de..» o «más allá de..», por lo que el concepto «meta-lingüístico» se me hace de dificíl comprensión, sobre todo cuando se refiere a un texto de obligada recitación para el fiel y que,por su propia naturaleza, está compuesto sólo de palabras, y en oposición al concepto de «real» (supongo que se refiere a su conexión con la realidad y no a su origen regio).
    Lo que no he leido ni oido nunca sobre el Corán es que su contenido sea ambiguo, ni para el creyente ni para el infiel, su contenido es burda copia, definitvamente errado, incuestionablemente estúpido, demoledoramente aburrido, psicóticamente reiterativo y monstruosamente inmoral, según los hadizes, pero ambiguo nunca, es cada una de esas cosas sin ambiguedad ninguna.
    Si usted busca en el Corán y encuentra defectos, como afirma, niega el elemento central que le dá su razón de ser, es decir, que está escrito por Dios; si negamos eso, lo cual se halla implícito en la posibilidad de encontrar defectos, es sólo un texto deslavazado de normas sociales, higiénicas y políticas muchas veces superadas por el progreso y que no merece más respeto institucional que los Sonetos de Shakespeare o el Ars Amandi de Ovidio, aunque sea literariamente mucho menos meritorio.
    Y si se elimina la participación divina, la aplicación de leyes de hace 14 siglos en la actualidad tiene tanto sentido como quemar brujas, seas un devoto o no, la entronización del «relativismo» es sentar a un suicida en el trono.
    El texto ordena la mutilación (sin ninguna ambigüedad), la lapidación, la ejecución de los apóstatas, los matrimonios concertados, la inanidad legal de la mujer, la inferioridad de los no creyentes, la obligatoriedad de someter al planeta entero, todo ello sin ambigüedad ninguna, y sus devotos (que aspiran a 72 furcias de lujo básicamente) se creen amparados en la palabra de Dios, ¿y usted nos dice que el análisis peca de «meta-lingüístico» (sea lo que sea eso) y que hay que entenderlos?…. ¿Ya se lo ha hecho mirar?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*