El Mito de la Derecha de Gustavo Bueno (1): Introducción

Acabo de leer El Mito de la Derecha de Gustavo Bueno, y, como es habitual, comparto con vosotros, los lectores de este blog mío y vuestro (si vais a misa entenderéis la ironía, si no, siempre os quedarán laa clases de religión -perdón, quería decir, “cultura del hechos religioso”-). Empiezo pues una serie de varios capitulos.

He leído este libro antes de leer El Mito de la Izquierda. Creo que he acertado, porque el otro es más fibroso que este, que es “de más fácil lectura”, para lo que nos acostumbra don Gustavo. Parecer ser que el otro causó no solo polémica, sino indignación. ¿Cómo se atreve este vejete a tratar a la izquierda de mito?, pensaron esos tipos de “de izquierdas de toda la vida”.

El sitio del filósofo tiene una recopilación de reseñas que imagino bastante completa (aquí: El Mito de la Izquierda, El Mito de la Derecha). Si tengo tiempo (generalmente digo esto de forma hipócrita, para curarme en salud pidiendo una disculpa por algo que no voy a hacer; entre caballeros, se puede permitir uno estas cosas, yo sé que miento, vosotros miráis para otro lado, y la fiesta en paz). Si tengo tiempo, decía, repasaré alguna. En todo caso, lo que quería decir es que la indignación sectaria de los de la barba, trenca y País bajo el brazo queda puesta de relieve en ese libro sobre la izquierda. Ahora analiza (es decir, desmenuza y, por tanto, destruye conceptualmente) el mito correlativo de la derecha, que no sale mejor parada.

Como siempre, os dejo citas con comentarios, mas o menos largos, y al final una valoración. Hay algunos puntos en los que contradigo al maestro.

p. 12: “la oposición Izquierda/Derecha, en política, o en materia de concepciones del Mundo, se circunscribió originariamente a las naciones católicas, principalmente a Francia, a Italia y a España…”

p. 15. “tanto Lenin como Stalin consideraron a la oposición Izquierda/Derecha como propia de las democracias burguesas…”

p. 21: “no es posible definir la derecha por ser conservadora… hay que determinar qué es lo que se conserva y qué es lo que se destruye por la revolución de izquierdas

p. 25: “… la derecha puede definirse como una clase plotiniana, por la distancia variable que ciertas corrientes o partidos de derecha guardan con algún ancestro común, como podría serlo el Antiguo Régimen “

Esto es fascinante. Piénsese que hablar de régimen antiguo es una declaración de principios (y una petición de lo mismo). Solo se puede hablar de “antiguo” tras su arrumbamiento. Para mayor INRI (para los de ética, se trata de la marca habitual de los crucifijos) ese “Antiguo Régimen” fue el producto de una racionalización del feudalismo que llevó a las jurisdicciones nacionales con mayor igualdad de todos los estamentos ante la ley. Nótese que la llamada Edad Moderna empieza en el s. XVI, cuando empieza a dar su fruto la transformación del orden medieval en el orden absolutista. El “Absolutismo” (mucho menos absoluto que el fementido liberalismo) fue “de izquierdas”, “progresista”. Bueno lo deja dicho después.

p. 27: Se expone la idea básica de derecha, es la reacción frente a la acción destructiva de la izquierda contra el “Antiguo Régimen”. Esa acción estuvo entre el rechazo (reaccionarios) y la acomodación (“conservadores de la revolución”; Bueno no usa esta expresión, pero da cuenta de esta doble respuesta de la derecha.

p. 31: Bueno habla de modulaciones para referirse a las distintas derechas, mientras trata de generaciones a las variedades de la izquierda, que seguiría “progresando” hasta la victoria final (esto es mío).

p. 32: Trata del “embrollo” de las clasificaciones de derecha en el s. XIX. En realidad hay dos derechas, las conservadores de la tradición (reaccionarias) y las conservadoras de la revolución (“moderadas”). Mirad esto al respecto.

En la p. 36  se trata del caso del desamortizador famoso Mendizábal. Sabía que el autor del mayor expolio de la historia de España (a mayor gloria del derecho de propiedad, cómo no) era masón. No sabía que era “de estirpe judía”.  Ni esto (o. 37):

Ya en si exilio en Londres organizó una casa de comercio de las más importantes de la entonces capital financiera de Europa. Pedro I, emperador del Brasil, consiguió a través de él un empréstito dirigido a asegurar a doña María de la Gloria el trono portugués, y llegó a  ser nombrado Primer Secretario de Portugal.

Se lo dedicamos, una vez más, a los anticonspiranoicos, a quienes son tan dados ahogar con la mofa cualquier alusión a conspiraciones judeomasónicas.

Continuará.

Be Sociable, Share!

8 Comments

  1. Mendizabal ocultó su origen judaico y falsificó su propio apellido… para aparecer como vasco…
    No se llamaba Mendizabal ni tampoco nació en Bilbao sino en Cadiz o Huelva… no recuerdo… Sobre él se habla en “La Biblia en España”, libro de viajes de un vendedor británico de biblias, George Borrows, que viajó y vivió en España…
    He escrito sobre él en algún sitio de mis blogs…

  2. Partiendo de la base de que coincido con casi todas las valoraciones y estimo al Maestro Bueno el mejor filósofo español de finales del siglo XX y principios del XXI, me gustaría señalar el magnífico sentido del humor de AMDG:
    “El “Absolutismo” (mucho menos absoluto que el fementido liberalismo)(…)”
    ¡Qué bueno! Jajajaj

      • ¿Y qué tiene la Revolución francesa de liberal?
        Lo mismo que la soviética.

        Supongo que has leído a Bastiat y te habrás curado del defecto de creer que Montesquieu “es padre del liberalismo”(sic). La revolución norteamericana sí es liberal y, precísamente por eso mismo no hay persecución religiosa.

        • Porque se hizo en nombre de la libertad contra el absolutismo. Y se sigue enseñando y celebrando como tal.

          Por tu parte puedes tratar de recomponer académicamente la ideología, pero ese es el liberalismo histórico. Ese y la Desamortización.

          • Yo no tengo que recomponer nada, sencillamente no se puede ser liberal defendiendo la libertad religiosa y arrasando la Vendee del mismomodo que no se puede ser liberal defendiendo el derecho a la propiedad y saqueando a la Iglesia.

            En serio, lea a Bastiat-

            P.S. Supongo que habrá tratado su peculiar visión del liberalismo en algún enlace, seleccionelo a ver si puedo contestarlo como merece en otro artículo.

            Un saludo

  3. La dicotomía izquierda-derecha siempre me ha parecido un camelo.

    No existen ideas de hecho de izquierda ni de derecha.

    El mejor ejemplo es el servicio militar obligatorio. Cuando se propuso fue lo mas revolucionario, pues hasta ese momento los soldados iban por la soldada, eran por tanto mercenarios, ya fueran nacionales (a los que se les suponia mayor compromiso, puesto que a la soldada se unian ideales, honor o amor a la tierra) o extranjeros (por ejemplo, los suizos, con un pais neutral, combatiendo en casi todas las guerras de Europa).

    La mayor parte de las veces el soldado era de situacion economica “delicada” (no se puede hablar de clases sociales sino de estamentos, pero esos no venian dados por el dinero, sino por el origen).

    Con el servicio militar obligatorio, todos, ricos y pobres, el noble y el plebeyo, el de aqui y el de allí, tenian que hacer el servicio militar, combatiendo codo con codo, todos iguales en las trincheras, siendo las únicas diferencias las de grado.
    Por supuesto muchos nobles se opusieron. En España te podías librar de la guerra de Cuba pagando un capital que solo tenian los mas ricos y evitaban asi que sus hijos hicieran el servicio militar.

    Con un verdadero servicio nacional obligatorio esto se acababa, y al frente irian ricos y pobres independientemente de si en tu familia eran campesinos, comerciantes o terratenientes.

    Los paises comunistas de hecho siempre contaron con el servicio militar obligatorio.

    Curiosamente, luego, ha sido la izquierda mas izquierdosa la que proponia su eliminacion, aqui en España quien llevo a cabo la mayor oposición fue IU, y curiosamente ese servicio fue eliminado por el PP de Aznar.
    El PSOE siempre lo mantuvo y hasta el propio Felipe Gonzalez (mil veces mejor gobernante que el inepto de zparo) señalo que un servicio militar voluntario llenaria al ejercito de los hijos de la clase baja y podria ser instrumentalizado como una especie de “guardia de corps” al servicio del gobierno y no de la nación (yo siempre he creido que Felipe con todos sus errores, tenia buen fondo, bastante inteligencia y anteponia los intereses de la nacion a los de su partido, o a la ideología, vease la OTAN).

    No fue por tanto ilógico que fuera el PP el que eliminase la “mili”, con el voto favorable de IU, ya que un ejercito “de pago” corresponde mejor a una supuesta “ideología” de derechas que a una “ideología” de izquierdas. Lo curioso es que desde hace unos años la eliminación de la “mili” fuera tomada como una “idea” de izquierdas por grupos comunistas.

    El tiempo, por cierto ha dado la razón a Felipe González.

  4. YO LON RESUMIRIA DE ESTA MANERA.

    DERECHA: DEFENSORES DE VALORES TRADICIONALES.

    IZQUIERDA: DETRACTORES DE VALORES TRADICIONALES, DESPRECIO POR LOS ORIGENES , LAS TRADICIONES ETC.

    SE PODRIA EXTENDER MUCHISIMO AL DEFINICION… ALFONSO CON TU COMENTARIO HAS ESTADO GENIAL…DEJAS MUY CLARO QUE LOS PARTIDOS MUCHISIMAS VECES NO TIENEN IDEOLOGIA, SOLO LA DEL PODER.

1 Trackback / Pingback

  1. El Mito de la Derecha de Gustavo Bueno (2): La derecha conservadora de la revolución | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*