Segolène Royal se pone los pantalones, pero Hilary le dice que no.

Para visitar las zonas musulmanas de Paris durante la campaña electoral, renunciando a las faldas, como es su estilo habitual: Madone halal.

También nos cuentan que quería visitar a la señora (de) Clinton, pero esta ha dicho que no… en Norteamérica hay cosas que no se olvidan, así que cualquier gesto con el francés cuesta muchos votos: DESIR D’EN RIRE (10): ROYAL SE PREND UN RATEAU PAR HILLARY CLINTON.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*