El desafío del Islam para la Iglesia

Acabo de leer un artículo que presenta la tesis socio-teológica del libro de un autor ruso de final del s. XIX. Interesantísima. Explica las causas profundas del desplome de la cristiandad oriental frente al Islam, y me ha recordado las tesis de Belloc sobre la importancia social de los dogmas teológicos. Mirad esto:

3. La esencia religiosa del Islam se funda en las dos herejías citadas (monotelismo e iconoclastia), viendo en el hombre una forma finita sin libertad alguna y en Dios una realidad infinita sin forma alguna.

Esta contradicción profunda entre la ortodoxia profesada y la herejía practicada era para el Imperio bizantino el principio del fin. Y esta es la verdadera causa de su caída. Era justo que cayese, y era justo que lo hiciese a manos del Islam. El Islam es el bizantinismo coherente y sincero, liberado de cualquier contradicción interior. Es una reacción plena y completa del espíritu oriental contra el cristianismo, es un sistema en el que el dogma está íntimamente ligado a las leyes de la vida, en el que la creencia individual está en perfecto acuerdo con el estado social y político.

Sabemos que el movimiento anticristiano, que se había manifestado en las herejías imperiales, había culminado en los siglos VII y VIII en dos doctrinas, una de las cuales (la de los monotelitas) negaba indirectamente la libertad humana, mientras que la otra (la de los iconoclastas) rechazaba implícitamente la manifestación sensible de Dios. La afirmación directa de estos dos errores constituyó la esencia religiosa del Islam, que ve en el hombre una forma finita sin libertad alguna y en Dios una libertad infinita sin ninguna forma. Una vez que Dios y el hombre han sido fijados de esta forma en los dos polos opuestos de la existencia, no existe ya ningún nexo entre ellos, y cualquier realización descendente de lo divino al igual que cualquier espiritualización ascendente de lo humano quedan totalmente excluidas.

4. La religión es reducida de esta forma a una relación puramente exterior, ritual, entre el creador omnipotente y la criatura privada de libertad, que por esto no debe al creador sino un acto de devoción ciega (sin razones): este es, en efecto, el significado de la palabra “Islam”, es decir, “sumisión”.

Y leedlo todo, que vale la pena: En qué sentido el Islam desafía a la Iglesia

5 comentarios

  1. AMDG.

    No mencionas el nómbre del autor de la tesis socio-teológica (solo un ruso de finales del s.XIX). En el siglo que mencionas, había por lo menos, 30 millones de rusos en Rusia. ¡Que listo eres!.
    Y sigues haciendo gala de tu ignorancia sobre el Islam. Pero como no tienes sentido del ridículo, pues nada, palánte.
    Si hay algo que diferencie al humano de las demás criaturas de la creación, es precisamente, la concesión del libre albedrío para decidir sobre sus propios actos y comportamientos de los cuales solo tendrá que dar explicaciones a Él. Es decir somos libres desde el Origen.
    Mezclas churras con merinas. ¡Tómate algo, que paga El Capitán Trueno.

  2. Capitán Trueno:
    ¿Qué pasa,cenas todos los días con Dios,para saber que existe y que el libre albedrío es su designio para con la Humanidad?
    Si crees eso,te informo de que estás chiflado.
    Tenemos otro fanático oscurantista en España.Quereis devolvernos a la Edad Media,¿eh sarraceno?,pues tendreis tiempo para lamentarlo…

    Salve.

  3. Capitán Estúpido:

    «En qué sentido el Islam desafía a la Iglesia
    En un libro de 1889 una página de gran actualidad. El gran pensador ruso pone en guardia frente al peligro representado por dos herejías de los primeros siglos, que negaban la carnalidad del Misterio y la libertad del hombre, y de cuya síntesis nació la religión musulmana

    A CARGO DE ALBERTO SAVORANA

    Las páginas que proponemos están sacadas del libro del Vladimir Soloviev «Rusia y la Iglesia universal», escrito en 1889 y publicado en Italia cien años después por “La Casa di Matriona”, la editorial del Centro Rusia Cristiana dirigido por el padre Romano Scalfi.»

    Aún más fácil: Vladimir Soloviev .

    ¿Necesitas más ayuda?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*