Paul Johnson: Una historia de los judíos. Catedrocracia y ley judía. Un estado “social y de derecho”

Paul Johnson, una historia de los judíos

El orden social y moral que refleja la ley judía es elogiable (p. 154). [Nota: Johnson oculta la doble vara de medir de esa ley: permite estafar al no judío]

El primer precepto es que la vida humana es sagrada. [Nota: Sin embargo permite el aborto] Además, en el judaísmo no se da la dicotomía cuerpo-alma del cristianismo, ni se hace al cuerpo responsable del pecado, por ello se rechaza la mortificación, el celibato y el ascetismo.

En la Mishnah se considera que cada hombre representa a la humanidad completa; quien mata a un hombre mata a la humanidad y quien salva a un hombre salva también a la humanidad. [Nota: Sin embargo consideran a los gentiles «ganado». Por lo demás, eso mismo pretenden los mahometanos. Quien mata a una persona mata a una persona, que no es poco].

Todos los hombres son iguales y están hechos a imagen de Dios. La esclavitud había desaparecido en Israel, tras la vuelta del exilio. Los fariseos rechazaban que el amo fuera responsable de las acciones del esclavo, así que la esclavitud no podía funcionar (p. 156).

Además, como los griegos, alcanzaron el concepto de «imperio de la ley»: nadie está por encima de la ley. Las dinastías de gobernantes hereditarios no podían funcionar tampoco entre los judíos, porque consideraban que también ellos estaban sujetos a la ley. Quines realmente mandaban eran los jueces, además en los juicios habían un tribunal, para que la sentencia no dependiera de uno solo. Más aún, se consideraba que la ley tenía que ser aceptable para la comunidad a la que se aplicaba (p. 157). Aparte de iguales ante Dios y la Ley, los hombres tienen libertad de movimientos. Los judíos rechazan las penas de prisión (p. 158).

Además, los judíos fueron los primeros en tener algo así como un estado “asistencial”. El pago de impuestos era una obligación civil y moral. El judío tenía la obligación de contribuir en la medida de sus necesidades. Los judíos introdujeron la idea progre de la “comunidad de los santos” (las acciones de cada hombre influyen la comunidad) y por tanto la idea de la responsabilidad social.

2 comentarios

  1. Estas reseñas tuyas sobre Paul Johnson son invaluables, AMDG. De colección.

    Quiero participarte de que publicado un blog en mi país El Salvador (en Centroamérica) junto con un par de amigos (algo izquierdosos pero mente abierta) en donde planeo, entre otras cosas, divulgar tips sobre la amenaza del fundamentalismo islámico. Cómo podrás suponer (a pesar de que nuestra tropas están en Irak) ese tema suena como a historias de «Flash Gordon». Sin embargo creo que es necesario apuntar el dedo hacia ese problema incluso en donde (todavía) no es un «issue» de actualidad. He tocado el tema aquí y aquí.

    Espero, desde aquí en Hispanoamérica, serles de utilidad en su noble esfuerzo.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. En realidad, el judaísmo es una religión muy sencilla y razonable. « Eurabian News
  2. El Talmud judío y Los Dichos y Hechos del Profeta Mojamé | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*