Pastora episcopaliana se hace musulmana

Hace unos años, los episcopalianos norteamericanos hicieron obispo a un pastor con reconocida y activa inclinación hacia los de su mismo sexo. Ahora una pastora se ha hecho musulmana. Los viernes se lía la manta a la cabeza y se va a rezar a la mezquita. Los domingos se pone el babero blanco para dirigir los oficios en su iglesia.

Lo más curioso es que su obispo está encantao-de-la-vida, dice que abre unas excepcionales “perspectivas interreligiosas”.

Les anglicans américains s’autoparodient

2 comentarios

  1. Hombre, pero hay que ver una cosa, y verla bien (conoce tu enemigo): hay aspectos muy, pero muy atractivos en el islam. A mí, como hombre, me gusta la hostilidad hacía la homsexualidad, me gusta le presencia de valores guerreros en la relgión etc.

    La chica simplemente se ha mantenido fiel a sus convicciones.

    Esto, amigos, me gustaría verlo en occidente. Yo, de todos modos, soy hombre, hijos y nieto de soldados, y no volveré a pisar iglesia cuando hay misa hasta que no vea obispos como los teníamos antes, con coraza puesta y la espada roja de sangre enemiga.

    Esto dicho, me siento como Aquiles cuando ve a Atena – a la altura de los Dioses. He aquí la cosa principal que no me trago del islam, la subordinación incondicional a un dios.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*