Dos famosas islamófilas

Una es Gema Martín Muñoz, defensora apasionada de la causa (Archipiélago Duda: La Mrs. Bundy del Islam):

Gema Martín Muñoz, socióloga del mundo árabe, preguntada en una ocasión por el fundamentalismo en Irán, respondió que eso era una «falacia». Nuestra amiga de los musulmanes no se cansa de repetir que «los occidentales ignoran casi todo del mundo árabe» como falaz justificación de sus posiciones, o que las mujeres llevan el velo porque quieren. «¿Quién es usted para decirles nada?», le espetó a una periodista que le expresó levemente sus dudas. Para ella, el terrorismo islamista apenas tiene que ver nada con el islamismo, sería un subproducto de la guerra fría, y en todo caso lo que le parece más grave es que 1.300 millones de musulmanes se sientan como «los apestados de la Tierra, como los grandes excluidos» debido al «racismo del mundo occidental» (de nuevo aquí). En la conferencia de la OSCE recientemente celebrada en Córdoba ha vuelto sobre el mismo monotema de la supuesta discriminación islamófoba.

Otra es Christine Amanpour, corresponsal-jefe para asuntos internacional de la CNN. Le hacen aquí (The Antithesis of Journalism —Christiane Amanpour) un repaso en que pone de manifiesto su falta de escrúpulos a la hora de promover la causa. Para mas INRI, es católica, de origen iraní. Es una de las principales responsables de la criminalización de los serbios durante la guerra de Bosnia. No le importó recurrir a la mentira:

A particularly egregious example of her rush to judgement about one side in a violent conflict was noted by Stephen Kinzer of the New York Times (Oct. 9, 1994). Kinzer quoted a colleague’s description of Amanpour as she reported on a terrorist bombing in the marketplace of the Balkan town of Markale: She was sitting in Belgrade when that marketplace massacre happened, and she went on the air to say that the Serbs had probably done it. There was no way she could have known that. She was assuming an omniscience which no journalist has. As it happened in the Markale case, later investigation indicated Serbs could not have perpetrated this particular attack. They, however, were the designated bad actor in Amanpour’s story-line and some times, it seems, the facts are immaterial.

Y sin embargo, da clases de ética periodística:

Despite such unprofessional conduct, the CNN star has frequently been called upon to expound publicly on journalism, which she deems a high calling whose practitioners serve the truth. As she explained to the Montreal Gazette: “I really do believe that journalists are motivated by, first of all, a commitment to the truth, and seeking the truth. But I also think we’re motivated by a sense of fairness. At the bottom of our hearts, I think we’re people who are fair.” (July 18, 2007)

Una prestigiosa periodista y otra prestigiosa catedrática entregadas a la propaganda islámica.

 

5 Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que decís en esta página. De hecho ya he puesto un enlace en mi blog. Si os parece dad una vuelta por mi bitácora y, si lo véis adecuado, haced lo mismo. Por formar una enorme red de páginas y blogs aliados.

    Un saludo, compañeros de fatigas

  2. http://actualidad.terra.es/nacional/articulo/marroquies_canada_real_1943390.htm
    ya está aquí, vi las imagenes por la televisión escalofriante, os juro que pensé que era Palestina mientras una mujer tocada de un pañuelo que no parecía ser el que usan las rumanas, le rompia la cara a un policía con una silla,oí que era Madrid de momento el gobierno a suspendido las demoliciones, es normal a ver quién se atreve, tendrán que darles lo que pidan.

1 Trackback / Pingback

  1. Alemania: Uxoricida musulmán: “las mujeres tienen demasiados derechos” « Eurabian News

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*