Presos musulmanes: Criminales muuuuuy piadosos

En Canadá uno de estos ha sido indemnizado con 2000 dólares por la conculcación de sus “derechos humanos”. No, no es que lo torturaran, sino que la dirección de la cárcel no reemplazó las tres lonchas de panceta del desayuno de los miércoles por un producto halal: Le pagan 2000 dólares por tres lonchas de panceta.

En Estados Unidos, otro de los mismos, ha demandado a la prisión porque la gelatina que le han dado tenía elementos de cerdo: USA: un musulman pide 250.000 dolares por día de indemnización.

Este otro (¿Esta dieta es «halal»?) no ha tenido reparos, sin embargo, en morder a un infiel al que le ha arrancado dos dedos, y eso que, los infieles y en particular la sangre, son impuros.

2 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*