Un corresponsal llamado Espinosa

Ayer tocaba una de cal, hoy dos de arena. El Espinosa en cuestión (nombre, por cierto que indica antepasados judíos, como el filósofo famoso) es el “Enviado especial” de El Mundo para Israel.

Vamos con un fisking de dos artículos suyos:

Primero: Aumentan los enfrentamientos armados entre palestinos en Gaza

El asunto es de escándalo, porque muestra la violencia interna de las distintas facciones de los árabes asentados en Gaza y Cisjordania, la inviabilidad, en suma de el “Estado palestino”. Es evidente que ese mensaje no se puede publicar sin más, así que hubo que ponerle un antetítulo que desviara la atención:

Una ONG israelí acusa a su país de dejar morir a miles de enfermos y de propiciar el colapso de la ANP

En efecto, la violencia de los musulmanes, derivada de las doctrinas del alcorán, no es noticia, por ser tan consustancial como las naturalezas del Padre y del Hijo, así que hubo que sembrar la duda desviando luego la atención a la culpabilidad de los israelíes:

La tensión política interna se suma al asfixiante bloqueo económico dictado por Israel, EEUU y la Unión Europea. Según reconoció la ONG israelí Médicos por los Derechos Humanos, la crisis se ha cobrado ya la vida de al menos cuatro enfermos que fallecieron simplemente por la falta de medios que padecen los hospitales palestinos. «El fin de la financiación al sistema sanitario supone la muerte de miles de personas a corto plazo», añadió la organización que acusó a su propio Estado, Israel, de propiciar el «colapso de la sociedad palestina y del sistema de salud».

Se está dando por descontado que la sanidad de los “palestinos” ha de ser sufragada por Israel y Occidente. Ese es el único párrafo del artículo que justifica el antetítulo. El resto son informaciones sobre los enfrentamientos entre las distintas facciones armadas de esos palestinos cuya sanidad estamos obligados a financiar usted y yo. Los enfrentamientos (rebajados a “refriegas”) “han dejado 3 muertos y decenas de heridos” en dos días. ¿De verdad cree razonable el Sr. Espinosa que tengamos que pagar nosotros las curas de esos heridos?

Segundo: El Tribunal Supremo de Israel consagra la 'ley Apartheid'

Esto parece realmente grave, sin embargo no hay tal apartheid:

JERUSALEN.- El Tribunal Supremo de Israel ratificó ayer la validez de la controvertida ley de Ciudadanía y Entrada, que prohíbe la reunificación familiar de esposas palestinas con sus maridos israelíes en el territorio de este último país.

Se trata de una afirmación retórica de “la izquierda” Israelí que Espinosa toma literalmente, porque evidentemente, para él, si lo dice la izquierda es cierto:

La normativa, llamada ley Apartheid, ha sido equiparada a la norma que prohibía matrimonios entre blancos y negros en Sudáfrica, un paralelismo que ayer volvió a establecer la diputada izquierdista israelí, Zehava Gal-On, para quien la decisión «nos relega al nivel de un estado apartheid. Es una vergüenza».

Pues no le veo la comparación. El apartheid, que significa separación, se aplicaba a los ciudadanos sudafricanos en razón de su raza. Para empezar, el judaísmo no es una raza, ni el Islam, ni Palestina. Para continuar, nadie prohibe a los ciudadanos israelíes que sigan las doctrinas satánicas de Mojamé casarse con mujeres israelíes de otras religiones. “palestinas”, simplemente se les niega a ellas la ciudadanía israelí y el permiso de residencia. Son cosas distintas. ¿Sabrá Espinosa que en países fronterizos con Israel –como Arabia saudí- no se permite la entrada (¡no digamos la residencia!) a los judíos? ¿Lo ha denunciado él alguna vez?

Pero hay más:

Las autoridades israelíes mantienen que esta reglamentación se basa exclusivamente en criterios de seguridad y esgrimen los casos de 26 palestinos que fueron vinculados a acciones violentas contra el Estado después de conseguir la ciudadanía.

En palabras de Michel Cheshin, uno de los togados que apoyó rechazar el recurso, resulta lógico impedir la naturalización de palestinos porque «la Autoridad Palestina es un Gobierno enemigo, que quiere destrozar al Estado y no quiere reconocer a Israel».

¿Es que no se les va a dejar defenderse? Parece ser que no:

Por otra parte, tropas israelíes mataron ayer a al menos siete palestinos en dos incidentes separados en Qabatiyeh y Yenín. En la primera localidad, médicos locales confirmaron la muerte de cuatro milicianos de de la Yihad islámica -a quienes Israel vinculó ayer con el atentado suicida de Tel Aviv, que mató a 11 israelíes- y otros dos civiles.

Primero les llama palestinos, después milicianos, por último se deja caer que podría tratarse de terroristas. Espinosa, es usted un maestro.

1 comentario

  1. Ya lo dije yo, el terrorismo árabe contra judíos es de «baja intensidad», mientras que el terrorismo árabe contra árabes es gravísimo pero, por supuesto, culpa de Israel, que es al parecer su verdadero autor material.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Eurabian News » Blog Archive » Javier Espinosa, ¿periodista?
  2. Eurabian News » Blog Archive » No sólo Espinosa

Responder a Demosthenes Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*