La mala educación de Zapatero: Hace ruido durante la celebración de la Misa y miente al contarlo porque no le hacen caso.

Nos la cuenta Crispal, que recoge un testimonio de un vecino de su urbanización:

El último septiembre que estuvo con nosotros, José Luis Rodríguez Zapatero bajó a la piscina con sus hijas a las once de la mañana del domingo de fiestas, exactamente en el momento en que empezaba la Misa. A todos nos sorprendió: primero, porque era inhabitual verle con sus hijas; segundo, porque no era normal que fuese a la piscina los fines de semana; y, tercero, porque las pocas veces que había bajado, lo había hecho mucho más tarde (a la una o una y media).n sus hijas al borde del agua, justo hasta el momento de la Consagración. Entonces se zambulló y empezó a nadar haciendo mucho ruido, tanto que no podíamos oír al sacerdote.

Fue un cantazo porque, como te puedes imaginar, era muy conocido por toda la gente. Sin embargo, nadie le criticó. Todo lo contrario: lo que comentamos los vecinos es que Zapatero había tenido muy mala suerte pues, para un día que podía estar con sus hijas en la piscina, justo organizamos una Misa, cuya existencia creíamos que ignoraba.

Más tarde nos enteramos de la versión que él dió del incidente. Esa versión me hace pensar que organizó a propósito este pequeño escándalo para luego poder meterse con los católicos (lo que los abogados llaman «preconstituir la prueba»). Resulta que la novia del hijo de un compañero de trabajo vive en Las Rozas, cerca de nuestra urbanización y sus padres son socialistas. Zapatero les dijo que un grupo de «ultras católicos» de la urbanización le recrimaron vehemente el que estuviera tranquilamente en la piscina un domingo cuando celebraban una Misa.

Me recuerda su desplante a la bandera norteamericana.

zp_sentado_12o1.jpg

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*