¿Pero no se puede ejecutar una sentencia judicial en tiempos del ramadán?

Se pueden hacer muchas reflexiones sobre los sucesos de la Cañada Real. Yo me quedo con esa que he puesto al título. Viene a cuento de esta reseña de El MUndo: Derribo en Ramadán.

PABLO HERRÁIZ MADRID.- Las excavadoras llegan sin previo aviso, cuando en el barrio musulmán sólo quedan las mujeres. Y a tres días de acabar el Ramadán. Los hombres ya se han ido a trabajar y los niños están en el colegio. No les dan tiempo ni para rescatar sus pertenencias. El desalojo que se produjo el martes por la mañana por orden de un juzgado en la Cañada Real avanzó como un terremoto, y a última hora de la tarde tan sólo quedaban escombros.

Las Navas, nos cuenta muchas más cosas, entre ellas la reseña de Iniciativa Habitable. Serafín Fanjúl tiene también un artículo muy ilustrativo en LD, del que me quedo con esto:

Según datos policiales, en España hay un número similar de ecuatorianos y marroquíes (en torno a 700.000) y, sin embargo, la cantidad de procesados por delitos es unas diez veces mayor entre los segundos. No es una opinión, es un hecho, al cual debemos añadir, para percatarnos de la dimensión del dislate que están perpetrando nuestros políticos (unos adrede y otros por omisión y escapismo), que en Marruecos los índices de delincuencia son reducidos, dado el control del individuo que ejerce la sociedad musulmana, con mayor eficacia que la Policía. ¿Qué pasa, pues?

Contra el infiel vale todo.

Comenta aquí.

4 comentarios

  1. Las autoridades marroquís, por medio de su embajada en España, ya han tomado cartas en el asunto. Se han dirijido a todas los organismos españoles (gobierno, alcalde, comunidad..) exigiendo una solución al problema. Así mismo, se han volcado con un las víctimas (marroquíes) ofreciéndoles toda la ayuda que necesiten.

    Reconoscámoslo: nos tienen cogida la medida hace tiempo.

  2. Puedes leer mi opinión en mi blog, pero como resumen te diré que los moros (que es como se llaman en español) siempre han hecho lo mismo: durante toda la Historia, o se les ha dado palo o se han comido al de enfrente. Y aquí somos tan bobos que les animamos a que nos coman. Cualquier día dicen que España se llama República Islámica de Alándalus y chitón.

    Un saludo

    Orisson

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*