El policía que advirtió a unos evangelistas que no podían distribuir material religioso en el bario es musulmán

Vaya, ese detalle se me había pasado. Se trata de un policía de barrio musulmán:

In February this year, Christian evangelists Arthur Cunningham and Joseph Abraham were doing what Christian evangelists do: handing out Bible extracts. They were stopped by a representative of the law, threatened with arrest if they carried on preaching in “a Muslim area,” and warned that they might get beaten up if they came back.

(…) The man who stopped the evangelists, calling their preaching a “hate crime,” was Naeem Naguthney, a police community support officer (PCSO), and a Muslim.

Atención también a esto:

The choice of words — “Muslim area” — is significant. Non-Muslims are not merely told that their behavior might upset or anger Muslims, but that they themselves are on Muslim soil, where such behavior is forbidden. As I have argued before, Islam is concerned far more with territory than with piety. Do the young Muslimahs in the picture below look pious? Or are they belligerently defending their turf?

Empiezan a llamar “zonas musulmanas” a partes de nuestros países, advirtiendo que allí son ellos los amos.

An Outside perspective of Britain

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. El hecho tan grave de que en Europa ya el cristianismo sea tratado como religión extranjera, prueba evidente de lo que podriamos llamar contubernio antieuropeo y en favor de la destrucción de nuestra identidad natural y biológica, es decir de lo que somos irrenunciablemente. Como lector de
    este blog me atrevo a reproducir lo que he leído en
    http://www.hurania.wordpress.com
    Es lo que sigue:
    Se está repitiendo en muchos ambientes políticos y entre personas realmente informadas del futuro que planifican los ingenieros de la globalización, que lo único por lo que merece la pena luchar y
    dar la vida es por la defensa de nuestra propia identidad, en la cual reside la explicación de nuestra historia milenaria y la causa de lo que somos individual y comunitariamente. Nuestra personalidad e idiosincrasia, nuestros valores fundamentales, nuestra propia existencia física (los pueblos de estirpe europea somos el 8% de los habitantes terrícolas) están en peligro de ser sumergidos en una masa humana gregaria, tal como conviene a los poderes anónimos que pretenden un despotismo mundial.
    No es casual que se publiquen libros como el de “Los bilderbeger”, de Estulin, o el de “La manipulación de las mentes”, de J. Bochaca. Todavía se trata de intentos minoritarios de denunciar, cautamente y con
    evidente autocensura, los proyectos de los poderes “globalizadores”.
    Ahora, en España, ya contamos con la presencia de una publicación quincenal, que de forma aséptica, sin retórica ni palabrería “democrática” y demagógica (como hacen casi todos los partidos políticos),
    informa de los graves problemas que interesan a España y a Europa. La revista IDENTIDAD fue oficialmente presentada en Madrid, ayer día 19 de junio, cuando ya van editados nueve números, los cuales se distribuyen en quioscos de Barcelona, Madrid y de la Comunidad Valenciana. Es por eso conveniente la subscripción. Entre esos problemas, que los gobiernos europeos han causado, consciente o
    inconscientemente, están, por ejemplo, la crisis económica, la presencia de seis millones de inmigrantes en España, la amenaza de la entrada de Turquía en la Unión Europea, la claudicación ante la islamización y desnaturalización de nuestra cultura europea y el sometimiento servil a los intereses de USA y de Israel.
    Geiopolíticamente a Europa le interesa una alianza con Rusia y una defensa numantina de la civilización occidental. Como se ha señalado en foros europeos de internet, estamos en una situación
    peor que durante la caída del Imperio Romano, pues entonces los “inmigrantes” eran germanos y por consiguiente racialmente asimilables, dando lugar a la Europa de las catedráles y del renacimiento. Hoy, los
    inmigrantes son de razas y culturas inasimilables, siendo su objetivo declarado someternos y mestizarnos.

    —-
    A esa información también hace referencia
    http://www.tresmontes7.wordpress.com

    Gracias y saludos liberales y solidarios a todos los blog que defienden la identidad europea.

  2. Por supuesto que puedes, aunque yo no veo a EE. UU. ni Israel como enemigos, sino como aliados, aunque con sus problemas.

    Tampoco le tengo miedo al mestizaje, de hecho creo que es tan bueno como inevitable. Lo que no me gusta es la desparición de nuestra cultura.

    Un saludo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*