Paul Johnson: Una historia de los judíos. La persecución en España.

Paul Johnson, una historia de los judíos
Paul Johnson, una historia de los judíos

Johnson carga las tintas en la persecución de los judíos en España, siguiendo la literatura antiespañola habitual. Por ejemplo, compara la persecución española con la del nacional socialismo:

“Con las conversiones, la persecución se volvió racial en vez de religiosa, sin embargo, los antisemitas encontraron, como sus sucesores en la Alemania nacionalsocialista, que era muy difícil identificar a los judíos siguiendo criterios raciales. Se vieron obligados, como los nazis, a usar los criterios religiosos ”. (p. 224)

Solo en la mente de un propagandista antiespañol cabe considerar al antisemitismo nazi una continuación del español. Tampoco consta que la persecución nazi de los judíos siguiera criterios religiosos ¿de dónde lo habrá sacado?. En todo caso esto es muy significativo:

“Muchos eran de hecho judíos secretos. Un informe judío de la época indica que los conversos que se fueron a Palma observaban el mitzov en público, guardaban el sábado y las fiestas, ayunaban y rezaban en el Yon Kippur, celebraban la Pascua y otras fiestas tan bien como cualquier judío” (p. 225)

No puede estar más claramente expuesto el escándalo del falso converso. Contra eso se instituyó la Inquisición española. Fue un converso, Alfonso de l’Espina, el que compiló un volumen con 25 claves para identificar a los conversos judaizantes, y que serviría de modelo para las investigaciones inquisitoriales, valga la redundancia.

Johnson se pasa, como era de esperar, con las cifras: 341.000 víctimas, dice (p. 226). Evidentemente, se trata de la cifra desacreditada de Llorente, que un historiador serio debería avergonzarse de utilizar a estas alturas. A falta de mejores fuentes, no estaría mal que este polígrafo indocumentado diera una ojeada incluso a la Wikipedia, donde repasan varias estimaciones y proponen unas 5000 ejecuciones. Por cierto, el número de brujas ejecutadas en Europa, solo en el s. XVII, se estima en diez veces más.

Atención a esto: “Los asuntos judíos eran ahora [tras la toma de Granada] la actividad principal del gobierno. Las mazmorras estaban llenas. Decenas de miles estaban bajo arresto domiciliario, muriéndose de hambre a menudo. (…) los reyos (sic, dos veces) se decidieron en un descomunal acto de determinación (gigantic act of will) por una “solución final” (p. 229). Se refiere por supuesto a la expulsión, que compara con el genocidio nazi. Menudo historiador, este Johnson.

En realidad después se explica –ahora sí, dejando el tono emotivo (aparte de falso) y volviendo a escribir historia- que los judíos habían sido expulsados antes de todas las partes en Europa, es decir, que los españoles fueron los últimos. Polonia pasó a ser entonces el país más seguro para los judíos, e igualmente el que ha cargado con las iras de algunos judeófilos. Bien sabido es como acabó el reino, partido en tres por sus vecinos.

Con esto acaba el capítulo tres del libro, Catedrocracia, y empieza el cuarto, El Gueto. Pero no lo reseñaré con tanto detalle. Entenderéis que comporbar que este tipo insite en proplalar falsedades históricas refutadas se me hayan quitado las ganas. Alguien debería advertirle que insistir en la mentira es pecado contra el Espíritu Santo.

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. este historiador deberia venir a españa para explicarnos mejor cual es su intencion con decir una mentira tan grave, es de interes de los españoles saber porque este tipo quiere manchar la imagen de españa, siempre son los ingleses, me parece que ellos tienen trauma con la armada invencible, que si no se hubiera perdido mas de la mitad de los guerreros tal vez inglaterra nunca hubiera sido potencia y españa habria sido la potencia dominante hasta hoy

  2. deberian hacerle un monumento a poseidon jajaja, nos vencieron a la griega, porque los habriamos masacrado como nunca en su historia y aparte de eso la gran defensa de inglaterra es ser una isla, si no fueran isla lo primero que habria hecho napoleon o hitler seria acabar con inglaterra

1 Trackback / Pingback

  1. El judío revolucionario y su impacto en la historia universal | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*