Así se “convivía” en Alándalus

A golpe de cimitarra:

La fecha exacta de la introducción del malikismo se desconoce[el malikismo es una de las escuelas de la jurisprudencia islámica, de las más rigurosas en la aplicación de la Saría]. Según al-Maqqari, fue durante el reinado de Al Hakam (796-821) cuando varios ilustres doctores empezaron a tomar las decisiones legales con arreglo a la doctrina de Malik. Los andalusíes acudían a Medina para estudiar con Malik ibn Anas, y los primeros decenios del siglo IX contemplaron, tanto en Al Andalus como en Ifriqiya, un gran impulso de la escuela malikí. Los expertos en esta doctrina eran numerosos en el arrabal de Córdoba en la época de la revuelta contra Al Hakam I. El más conocido de todos era Yahya ben Yahya al Layti de origen beréber, que había asistido en sus tiempos mozos a las clases de Malik. Este jugó un papel sustancial en la adopción, prácticamente oficial, de la doctrina malikí, y este hecho se cree que fue la causa que desencadenó las revueltas religiosas aparecidas en Córdoba al final del reinado de Abderramán II, y que motivaron el movimiento de insurrección que desembocó en los «mártires de Córdoba» del año 850. Se conoce un endurecimiento de la ortodoxia islámica emanada de la escuela maliquí en varios puntos del mundo musulmán en 849.

La doctrina de ésta escuela impulsada y comandada por Yahya ben Yahya, imponía la estricta observancia del Corán aboliendo las transigencias, que ahora llaman algunos «tolerancia». Aumentó las exigencias de tributos. Postergó los derechos personales. Por aquellos años inmediatos anteriores al 850, surgieron rumores de que un visionario, un tal Ibn Habib, había amenazado con que un descendiente de Mahoma daría muerte a todos los cristianos de Córdoba y comarcas vecinas, vendiendo luego como esclavos a mujeres y niños. Se crea un clima amenazador de muerte para los cristianos de Córdoba o mozárabes, si no se convierten. La multitud árabe se insurrecciona ante las manifestaciones del culto cristiano, sobre todo ante las bodas y los entierros públicos prohibidos por los «pactos de rendición» al consumarse la invasión. Hubo incluso proyectos de someter a los cristianos a circuncisión. Se respetan los lugares de culto cristiano pero se prohíbe su reconstrucción o rehabilitación.

Ante esta situación, surge la rebelión mozárabe del 850.

Perfecto, el presbítero de la parroquia de San Acisclo de Córdoba, es asaltado por los islamistas. Le preguntan qué opina de Cristo y de Mahoma. Expresa su opinión sobre Cristo y, educadamente, se abstiene de hablar sobre El Profeta. Les dice que si le dejan marchar en paz, les explicará lo que el Evangelio cuenta sobre Mahoma. Los árabes le mienten asegurándole que le dejarán ir, y él les dice que es un falso profeta y un aliado de Satanás, desatándose a continuación con un torrente de improperios sobre El Profeta al que tacha de adúltero y que «a todos os sumergió en un piélago de perenne lujuria», finalizó. Los árabes dejaron a Perfecto llegar hasta su iglesia. Días después fue encarcelado. En su prisión, el presbítero predijo la muerte, antes de un año, del eunuco Nasr, hombre de gran poder en el emirato, jefe del harén de Abderramán II e íntimo amigo de su concubina favorita Tarub. Poco después fue juzgado por el Cadí y condenado. En el Campo de la Verdad, al otro lado del Guadalquivir, fue decapitado.

Efectivamente. Nasr murió antes de un año. Confabulado con la concubina Tarub que ansiaba el trono para su hijo Abdallá, preparó un fuerte veneno para suministrárselo al Emir Abderramán II, ya mayor y enfermo (moriría 2 años después). Pero éste, avisado de las intenciones del eunuco, le obligó a bebérselo él y murió en su presencia.

Con la muerte de San Perfecto se inician los martirios de 11 mozárabes entre los días 3 y 25 de junio del 850, todos ellos eran del clero secular a excepción de un tal Sancho Albí.

En el 851 se produce una nueva oleada de mártires entre los que se encuentran las hermanas Nunila y Alodia, la monja Cutedara, la virgen Flora, y María, hermana del diácono Walaboso.

Aún se produce otra oleada más el 859 ya bajo el mandato del Emir Mohamed I, en que son martirizados San Eulogio el 11 de marzo, enterrado en la iglesia de San Zoilo, y Santa Leocricia, de origen musulmán, seguidora de San Eulogio y martirizada el 15 de marzo y arrojado su cuerpo al Guadalquivir, al igual que el de su maestro. En ambos casos los cristianos se metieron por la noche al río para recuperar sus cuerpos.

Cuando en el 852 asume el poder del Emirato Mohamed I, un hombre con fama de inteligente y justo y a la vez de tacaño, se produce una mayor presión fiscal. Se rebeló como seguidor de la política de su padre, no solo manteniendo el malikismo sino continuando con las aceifas, expediciones guerreras al comienzo del verano contra las marcas o fronteras cristianas. Resultó finalmente un enemigo consumado del Dios cristiano, cosa, por otra parte, lógica.

El mismo día que vistió la túnica púrpura, expulsó a los cristianos de su Alcázar declarándolos indignos de los oficios palaciegos. Posteriormente aumentó los tributos y dio el gobierno de la ciudad a personas que se habían distinguido precisamente por su odio a los politeístas (cristianos). Encarga la recaudación de los impuestos a cristianos renegados que, según las crónicas, ponen un celo excepcional en la persecución de los impagados entre sus anteriores correligionarios.

Imagino que la introducción del malikismo y el fin de la «tolerancia» se produjeron en cuanto los mahometanos fueron la mayoría. Siempre ha sido así.

Lo he tomado de aquí: Hispania, Al Andalus y Sefarad en la alta edad media.

13 comentarios

  1. http://www.lavozdigital.es/cadiz/prensa/20070413/opinion/musulman-quiere-volver_20070413.html
    La estupidez nos trae cada vez más problemas muchos musulmanes que viven en España dice que revindicar Al Andalus para el islam no tiene sentido y bla bla bla pero claro yo si viviera en Madrid no saldría a la calle en la verbena de la Paloma a insultar a los madrileños, a mí no me interesa lo que dicen los musulmanes que viven en España lo que piensaqn ya lo s´´e, pero ¿Dónde están nuestros amiguetes de los paises áabes? ninguno ha dicho que renuncie a la conquista de España ¿no? ¿por qué no les preguntan?

  2. en ese enlace fijaros en el último comentario yo lo interpreto por ya están entre nosotros ¿vosotros qué pensái?
    Ahora que esto se está poniendo tan feo sería bueno hacer propuestas serias.

  3. ¿Algunos han conseguido llegar a España? ¿estos últimos días? pués aquí están desde hace bastante sus compinches para darles la bienvenida. Así que no deben preocuparse por encontrar un «pisito» para vivir. En cualquier caso cualquiera de las muchas sucursales de «Andalucía Acoge» que pululan por las ciudades del sur ya se encargarían de echarles una manita. Y si no la Cruz Roja, experta en ayudar a terroristas (recordemos aquellos amigos de Arafat que Aznar se trajo de la Muqata).
    Cualquiera que viva en una ciudad andaluza y se pasee por según que barrios sabe que hay zonas en las que no es bienvenido, calles en las que todos los letreros están en árabe, comercios en los que no te atienden si no eres uno de «ellos», colegios en los que es peligroso «herir la sensibilidad» de los moritos (por ejemplo diciéndole a un padre que no hay plaza para su hijo), … incluso en las prisiones los imanes imponen su ley, comenzando por imponer al resto de los reclusos sus cánticos religiosos a las cinco de la madrugada.
    ¿Y ahora se preocupan por si han entrado dos más? no serán más que una gota en el océano de la sharía.

  4. No creo que haya q irse tan lejos en el tiempo, no hay más q ver la convivencia entre cristianos y el extinto imperio turco a ppos del sXX o las reminiscencias en los paises danubianosa día de hoy.
    Nunca ha habido convivencia y el ej más claro esta en la Iberia del sXV q disminuyo su población de la época romana, el fruto de una guerra y una intolerancia reciproca hasta la muerte
    Lo q se pretende vender en España es un modelo turistico y exotico y es q por lo demás somos demasiados parecidos a todos los demás, d Este a Oeste, en esto coincido plenamente con los ciudadanos de la europa comunitaria y tanto más con los del Este europeo.

1 Trackback / Pingback

  1. 9 de enero, SAN EULOGIO de CÓRDOBA, Presbítero y mártir | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*