Argelia, sacerdote católico condenado a un año de prisión por visitar y rezar con un grupo de cristianos.

Es la consecuencia directa de una ley aprobada el año pasado que prohíbe la producción de imágenes, la difusión de publicaciones, audios o videos, y que está muy en línea con la alianza de civilizaciones de Zapatero y Erdogán: Acoso a los cristianos, alfombra roja a los mahometanos.

El delito ha sido “celebrar una ceremonia en un sitio no reconocido por el gobierno”. Sin embargo, parece que visitó solo a un grupo de cristianos de Camerún, con los que rezó sin llegar siquiera a decir misa.

Cuentan otro caso de un médico condenado a dos años de presión por usar medicamentos proporcionados por Cáritas. Que se pudran esta gente. Lo que hay que hacer es no dejar entrar a uno solo en Europa y echar a los que hay.

Algérie : le catholicisme hors-la-loi

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*