El Islam o la perversión de la virginidad

La anulación del matrimonio de dos musulmanes en Francia hace unos años por la mentira de la novia sobre su virginidad dio lugar a una auténtica catarata de artículos y comentarios en los medios de comunicación. En Francia la fiscalía recurrió la sentencia, cosa que no entiendo. Allá se entiendan Mojamé y Fátima.

El matrimonio, materialmente hablando, es un contrato cuyo fin es la creación de un hogar en el que se den las condiciones para tener hijos. El matrimonio institucionaliza la paternidad, al asignar legalmente a un hombre los hijos de una mujer. Quizás suene raro a quienes llevan sometidos a la educación para la ciudadanía ya más de 50 años. Sí, la EdP no es un invento de Zapatero, sino mucho más antiguo, del tardofranquismo, o de los tiempos de la UCD al menos. En todo caso: el matrimonio institucionaliza la procreación, no “el amor romántico”. Legalmente es un contrato con cláusulas varias, tácitas o declaradas. Una de ellas es la buena fe, y si la novia había asegurado que era virgen y mintió, el novio puede denunciar el engaño. Es un caso de vicio oculto de libro, valga la broma.

Dicho esto, tengo que mostrar mi repugnancia por la hipocresía de los musulmanes respecto de la virginidad. Entre los católicos, la virginidad se asocia a la exclusividad monogámica (virginidad prematrimonial como indicio de fidelidad) y a la entrega a la comunidad y a Dios (virginidad de los religiosos). Nada de eso está presente en el Islam. Entre los seguidores de Mojamé, la virginidad se aplica solo a la mujer –en el hombre no tiene sentido, ya que puede tener hasta cuatro mujeres- y se asocia a la posesión y estreno de una hembra primeriza. Para colmo de males, en el paraíso, el hombre tiene a su disposición una colección vírgenes perpetuas. Una extravagancia que pone de manifiesto el desprecio profundo, constitutivo que la doctrina mahometana reserva a la mujer.

Imagino que debe de haber alguna razón antropológica detrás de este fenómeno. Si sabéis algo comentad. Aventuro que el hecho de que Mojamé iniciara su carrera matrimonial como gigoló casándose con una viuda rica veinte años mayor tendrá también mucho que ver.

11 comentarios

  1. Excelente toda la explicación que has dado.

    La verdad es que nunca he llegado a entender ciertas obsesiones moras. Particularmente la de mojar el churrillo, ya sea en chocolate o en café. Supongo que las largas caminatas por el desierto, con el ojete del camello como única alternativa llevó a que el profeta, en un ejercicio de márketing avanzado, prometiera bujeros a saco para el morito bueno. Es la única explicación que encuentro.

    Elias me habrió los ojos cuando me explicó que Lawrence tuvo tanto éxito entre los moros más que nada porque se dejó sodomizar por todo hijo de vecino. Lo cual es totalmente verosímil.

  2. Embajador, que bruto que eres.

    Es normal que algunas historias te parezcan verosímiles cuando reafirman tus prejuicios. Pero los prejuicios son un mal método de estudio.

  3. Muy cierto Anónimo, los «juicios previos», y más cuando no admiten «recurso» -ni de casación ni de amparo ni por cuestiones de constitucionalidad- son un muy mal método para todo, sea estudio, sea análisis de situación o sea la justicia su objeto.
    Tal vez sea hora de que se replantee Vd. sus «juicios» sobre la «convivencia», la «integración» y el «respeto», ¿ no cree?.

  4. Yo no entiendo esa obsesión por la virginidad, pero es general en las tres grandes religiones monoteistas: judaismo, cristianismo y islamismo.

    Supongo que es un reflejo machista de la sociedad. Porque mayormente es por la virginidad femenina, a la masculina siempre se la ha dado menos importancia.

    «AMDG // Jun 12, 2008 at 19:11 EDT
    Y el bestialismo y bujarronería de los moros está fuera de toda duda. Es decir, qué burros son.»

    Esto es una tontería sin ninguna base. Solo lo dices por ofender.

    «Reflexiono pocas veces»

    Se nota AMDG.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Más sobre la virginidad esquizofrénica | La Yijad en Eurabia
  2. Francia: Musulmana recibe 2000 euros de compensación por romperse el virgo jugando | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*