4 comentarios a “Paul Johnson: Una historia de los judíos. El destierro en Babilonia”

  1. svastia

    Como se trata de colgar historia y esa ya me la sé.
    Pues pongo otra que también la estudié, pero que me gusta recordar.
    Supongo que la historia del pueblo de Israel viene a cuento como agradecimiento al medio sionista que nos regala este interesante blog.
    Pero es que no me van las historias religiosas machaconas de ningún tipo.

    Muchas gracias también de mi parte.

    HUMANISMO RENACENTISTA
    Entre 1350 y 1550 la sociedad europea occidental conoció y vivió una auténtica revolución espiritual, una crisis de perfiles muy nítidos en todos los órdenes de la vida; una profunda transformación del conjunto de los valores económicos, políticos, sociales, filosóficos, religiosos y estéticos que habían constituido la vieja civilización medieval, aquella que había sido definida, con un cierto desprecio, como la edad de las tinieblas. La imagen que historiográficamente poseemos de aquel período que denominamos Renacimiento es, por consiguiente, la de una época cuyo común denominador fue la transformación, la renovación y la creación de nuevos códigos de conducta. Son precisamente éstos los términos más utilizados por Burckhardt para caracterizarla: el Renacimiento es una época de ruptura con el oscurantismo medieval, un período de renovación del arte y de las letras, de recuperación y de acercamiento a los clásicos, de restauración de la Antigüedad, de un uso novedoso de la razón en todos los campos del saber. Asimismo, el período se caracteriza por la aparición de un fuerte proceso de secularización de la vida política y por la presencia de una escuela de pensamiento nueva, el Humanismo.
    El término Renacimiento adquirió su sentido actual hacia 1860 cuando J. Burckhardt publicó “La civilización del Renacimiento en Italia”. Es cierto que otros historiadores habían empleado la palabra más o menos en idéntico sentido, pero sólo gracias a Burckhardt el vocablo pasó a definir un período concreto, con sus propias y peculiares características y acabó convirtiéndose en un concepto histórico. Con todo, el término implica una noción comparativa. Por consiguiente, para conocer su contenido originario será necesario acudir a las obras de aquellos que crearon el término para denominar su propia época.
    De ese modo, el punto de partida en la búsqueda del concepto reside en los trabajos de los primeros humanistas. Villani, en su “Crónica Florentina” de la primera mitad del siglo XIV, presenta la novedad de entender el fin del Imperio Romano, no como el comienzo del fin sino como el prólogo de una nueva era. Fue Petrarca, sin embargo, quien ofreció la primera distinción neta entre Historia Antigua, anterior al Cristianismo, y Moderna, hasta sus días, caracterizando a esta última por la barbarie y oscuridad. Petrarca no acepta que el Imperio Romano pueda perpetuarse, ya que era el producto de la proyección de la “virtus” romana. Pero esta “virtus”, aunque degenerada, ha permanecido en el pueblo italiano y existe así la posibilidad de un renacer. Las obras de Leonardo Bruni, Flavio Biondo y Maquiavelo siguen el mismo esquema. Igualmente encontramos el vocablo renacer en los escritos de Vasari. En su “Vida de grandes pintores, escultores y arquitectos” (1550), habla ya de progresos del Renacimiento de las artes desde el siglo XIII, cuando los artistas toscanos comenzaron a imitar obras de la Antigüedad clásica grecorromana. Por los mismos años, el humanista Giovio indicaba que, en tiempos de Boccaccio, las letras podían considerarse renacidas.

    http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/contextos/1848.htm

  2. Leo

    EL TEXTO DE ISAIAS NO HAY NINGUNA REFERENCIA A JESUS, NI EN NIGUNA PARTE DEL TANAJ.

    En el texto original de Isaias no decia virgen sino la palabra habrea ‘ahlmá” q simplemente significa muchacha, no da ninguna connotación de virginal, aparte, para decir ‘virgen” en hebreo hay otro termino (q lamentablemente no recuerodo ahora) q expresa la idea en forma exacta.
    La razón de la traducción erronea y forzada, sobre todo del texto de Isaias, la realizaron a lo largo de las ediciones y compilaciones q el cristianismo hizo para tratar de crear algún/os puntos de union entre el Tanaj (el original en hebreo)y el Evangelio, asi salieron las diferentes versiones del llamado “Antiguo Testamento”.
    También Isaias relata los sufrimientos de Israel durante las derrotas y el exilio como el “Servidor Sufriente” (es muy común encontrar metaforas q nombran a todo el pueblo judio como uno, en singular y comparaciones en la relación de este con Dios como esposa-marido, o bien los preceptos de la torá como la esposa e Israel el marido, el cual debe q mantenerla y preservarla y no debe ser adultero con otros dioses). Con esta imagen metaforica luego años mas tarde los exegetas cristianos vieron una posible alusion a Jesus, sin considerar el texto como un todo, el idioma original ni el contexto histórico.
    Otro ejemplo exelente de este fenómeno es donde Isaias relata el asedio a los hebreos por parte de sus históricos enemigos, por el sur (Egipto, Edom) la zona costera (Filisteos), el este (Moab) y el norte (Asiria y luego Babilonia), es decir por todos sus frentes, como “los enemigos de Israel (en singular y personificado) q hacechan a los pies y manos ( es decir en todas direcciones) como leones”.
    El asunto es que en hebreo “como leones” se dice ke-Ary (ary=leon), en grieo kiary suena foneticamente algo similar a clavo, por lo tanto en las traducciones cristianas luego aparece “clavaron los pies y manos” habrá q ver su la traducción fue un error sincero, o bien un caso de traducción forzada.
    Cabe recalcar que en libros como Isaias, Oseas, Daniel, etc el mesias judio aparece siempre como un redentor real, un lider civil-militar-religioso q restablecera el dominio de la Tora a todo Israel, paz eterna entre los pueblos, los sacrificios de los cohanim en el Templo, el fin de la diaspora etc., en Isais lo relata como un rey, decendiente de David (no de Dios) junto con detalles de batallas al estilo del Libro de los Jueces, haciendo incapie en el seguimiento fiel de la Tora, cumplimiento del Shabbat y siempre como alguien humano.
    Inclusive en Isaias y en Esdras le dan de dicen mesias (ungido), Hijo de Dios, gobernante de las naciones y otros títulos mesianicos al rey Ciro de Persia porque permitio la vuelta de los judios exiliados y el dio permiso para reconstrir Jerusalem y el Templo, y eso q Ciro no era Israelita, ni desendiente de David ni mucho menos; podemos ver q utilizaban esos terminos de forma bastante regular y permisiva aunque no se considere realmente a Cirio, ni a ningun otro como el redentor final que aun se espera.

  3. jab

    Leo:

    En http://www.biblegateway.com/passage/?book_id=29&chapter=7&version=61

    dice esto:

    # Isaías 7:14 La virgen: El texto hebreo emplea aquí la palabra alma, que en otros contextos se ha traducido por muchacha o joven (cf. Gn 24.43; Ex 2.8; Sal 68.25; Cnt 6.8). Ese término designa a una muchacha joven, en edad de contraer matrimonio o incluso casada. La palabra virgen, corresponde a la versión griega de los Setenta (LXX). Véase Is 7.14 nota r.
    # Isaías 7:14 La identificación de este niño ha sido objeto de muchas discusiones, pero la gran mayoría de los intérpretes modernos considera que la señal dada por el profeta debía ser un acontecimiento cercano. De lo contrario, Acaz no habría podido recibir esa señal como prueba de que los reyes de Damasco y Samaria fracasarían en el intento de arrebatarle el trono al descendiente de David. Por tanto, la madre del niño debió ser una mujer conocida de Acaz, muy probablemente su propia esposa.
    # Isaías 7:14 Años más tarde, la versión griega de los Setenta (LXX) tradujo el heb. alma (véase Is 7.14 nota p ) por la palabra griega parthenos, que significa virgen. De este modo, el texto de Isaías se enriqueció con una perspectiva mesiánica que no poseía en su forma original. Esta relectura mesiánica no carecía por completo de fundamento, porque las palabras de Isaías se fundaban en la promesa de Jehová a David, es decir, en una palabra profética que contenía como en germen toda la esperanza mesiánica de Israel (véase 2 S 7.16 n.). Por eso, Mt pudo citar esta profecía como anuncio de la concepción virginal de Jesús (véase Mt 1.23 nota q ).
    # Isaías 7:14 Emanuel significa, en heb., Dios (está) con nosotros. Este nombre simbólico reafirmaba una vez más la protección divina para la dinastía real y para el pueblo.

  4. Jorge O F N

    D´s bendito por los siglos de fuerza a todos aquellos que buscan la verdad que fue ocultada por las fuerzas corruptoras de este mundo y sea alabado solamente El, el Gran Soy El que Soy, El que no tiene nombre de la montaña del Sinai y no el falso idolo que pretenden sea el intercesor de los hombres ya que D´s nos ama por amor de si mismo dice el libro de Isaias y El Gran Yo Soy y no ningun otro hombre hecho dios, pondra a sus enemigos por estrados de sus pies, ya que Yeshua hombre enseño que el mandamiento mas grande es Shema Israel (escucha israel El Señor tu dios es Uno y unico bendito sea) y que si quieres salvar tu alma que se cumpla con los mandamiento y no que pegues calcamonias en las defensas de tu coche con el nombre Amo a Jesus o cambies el salmo 23:1 Adonai es mi pastor por la Herejia Jesus es mi pastor; el que tenga ojos para ver que vea y oidos para oir que oiga y dejen de inventar falso cristos y mesias. Hashem unico D´s amen.

Añadir un comentario.