Jesús de Nazareth, ¿uno de los profetas?

He leído un interesantísimo sermón de Adviento de Zenit. Me preguntaba si refutaba al Islam, que reduce al Cristo a un profeta. Pero el Corán no necesita refutación, porque es un batiburrillo infumable, como hemos mostrado aquí.

El texto marca la diferencia entre cristianismo y judaísmo, sin atacar a este. La divinidad de Jesús es una propuesta sorprendente. Desde luego, racionalmente es inaceptable, porque es un absurdo. Por ello, ha habido una tendencia a presentar a Jesús como un judío entre los judíos:

… la imagen de un Jesús judío entre judíos, que no hizo casi nada nuevo, pero del que se sigue diciendo (no se sabe cómo) que «cambió el mundo»

Aquí viene lo importante:

Quien ha evidenciado lo iluso de esta aproximación con la finalidad de un verdadero diálogo entre judaísmo y cristianismo ha sido precisamente un judío, el rabino americano Jacob Neusner. Quien haya leído el libro del Papa Benedicto XVI sobre Jesús de Nazaret sabe ya mucho sobre el pensamiento de este rabino, con quien dialoga en uno de los capítulos más apasionantes del libro. Lo reevoco en sus puntos principales.

El conocidísimo estudioso judío escribió un libro titulado «Un rabino habla con Jesús». En él imagina ser un contemporáneo de Cristo que un día se suma a la multitud que le sigue y escucha el sermón de la montaña. Explica por qué, aún fascinado por la doctrina y por la persona del Galileo, al final comprende, a su pesar, que no puede hacerse discípulo suyo y decide permanecer como discípulo de Moisés y seguidor de la Torá.

Todos los motivos de su decisión al final se reducen a uno solo: para aceptar lo que este hombre dice ha que reconocerle la misma autoridad de Dios. Él no se limita a «cumplirla», sino que sustituye la Torá. Impresionante el intercambio de ideas que el rabino, desde el encuentro con Jesús, tiene con su maestro en la sinagoga:

Maestro: «¿Ha descuidado algo [de la Torá] tu Jesús?»
Rabino Neusner: «Nada»
Maestro: «¿Entonces ha añadido algo?»
Rabino Neusner: «Sí, a sí mismo»

Interesante coincidencia: es la misma respuesta que san Ireneo daba en el siglo II a quienes se preguntaban qué había traído Cristo de nuevo, al venir al mundo. «Ha traído –escribía-toda novedad, trayéndose a sí mismo»: «omnem novitatem attulit semetipsum afferens» [2].

Neusner ha sacado a la luz la imposibilidad de hacer de Jesús un judío «normal» de su tiempo, o uno que se aparta de aquél sólo en puntos de importancia secundaria. Tuvo también otro grandísimo mérito: mostrar la inanidad de todo intento de separar al Jesús de la historia del Cristo de la fe. Hace ver cómo la crítica puede quitar del Jesús de la historia todos los títulos: negar que se haya (o que le hayan) atribuido, en su vida terrena, el título de Mesías, de Señor, de Hijo de Dios. Después de que se le haya quitado todo lo que se quiera, lo que permanece en los evangelios es más que suficiente para demostrar que no se consideraba un simple hombre.

Buenísimo. Me recuerda la frase que afirma que la arquitectura es lo que queda cuando se quitan las piedras.

Muy interesante, si lo queréis leer entero aquí está: Predicador del Papa: «Jesús de Nazaret, ¿»uno de los profetas»?»

Be Sociable, Share!

7 Comments

  1. En mi opinion eso de que Jesus SOLO se añadio a si mismo a la Tora es más falso que una moneda de plastico. Trajo consigo una forma profundamente diferente de entender la teologia que fue arigen de las desavenencias con los sabios de la epoca (independientemente de si evocaba su caracter divino) si un rabino no es capaz de admitir esto me parece que tiene una intencionalidad latente.

    Las enseñanzas cristianas son moralmente mas elevadas que las judias sin ninguna duda, independientemente de la divinidad de jesus.

  2. Yo no diría «los judíos», porque puede ser malentendido, y de hecho lo ha sido en el pasado; fue un juicio lamentable, sí, pero formalmente procedente.

    Como el de Sócrates, por lo mismo, predicar un concepto de divinidad y una moral nuevas.

  3. Cierto que puede ser malinterpretado, es lo que tiene ser peyorativo. Se podria decir mas exactamente que el judaismo condeno a Jesus. Ahora a mi nunca me ha quedado claro si el judio es de raza o de religion.

  4. El deicidio es una gran falsa. El juicio fue de Poncio Pilatos y no del Sanedrín. A Jesus lo mataron los romanos primero porque los judios no podian matar a nadie en juicio. Solo tenian los asusntos locales y punto.

    En cuanto a su divinidad, no tengo fe para creerlo, asi que ahí no discuto.

  5. y nosotros tambien matamos a un santo dia a dia con nuestro comportamiento donde esta nuestra humanidad nuestro amor por el projimo como nos lo enseño jesus, donde esta la misericordia que tenemos k tener cada uno de nosotros por los demas y no solo por nosotros mismo . DIOS es no es religion DIOS ES AMOR

  6. jesus le hombre mas GRANDE DEL MUNDO hay que confiar en el
    solo tenganle FE
    el nunca nos deja solos siempre esta caminando a nuestro lado nosotros somos los que nos apartamos de le
    el no sierra una pueta sin abrir una ventana
    no le tengan miedo a su ira solamente si usted hizo que se desatara
    el es amor comprencion es tu verdadero amigo y puedes confiar en el

1 Trackback / Pingback

  1. La Yijad en Eurabia » Archivo del Blog » Hasta al Papa le echan sermones…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*