Los delirios pacifistas de Ghandi: “si la mente judía estuviera dispuesta al sufrimiento voluntario…¨

Esto es increíble. Y lo dice alguien de un país que sufrió como pocos los embates criminales del Islam (y los sigue padeciendo):

«Y el sufrimiento voluntariamente experimentado les daría una fortaleza interior y una alegría que no podría proporcionarles ninguna resolución de apoyo que se aprobara en el mundo fuera de Alemania. De hecho, aunque Gran Bretaña, Francia y América declarasen hostilidades contra Alemania, no les darían ninguna alegría interior, ninguna fortaleza interior. La calculada violencia de Hitler podría conducir incluso a una masacre general de los judíos como primera réplica a una tal declaración de hostilidades. Pero si la mente judía estuviera dispuesta al sufrimiento voluntario, hasta la masacre que he imaginado puede convertirse en un día de acción de gracias y alegría (…)»

Esto es suficiente para catalogarle entre los personajes más patéticos del s. XX. Y peligrosos, los majaderos son más peligrosos que los malvados.

 

Tomo esto de Tiempos Modernos:

Gandhi heredó de su madres estreñimiento crónico. (…) Lo primero que preguntaba por la mañana a las mujeres que le cuidaban era “Hermanas, ¿habéis movido el vientre?” (…) Comía muchísimo, aunque vegetariano. De hecho, su comida “simple” exigía un costo altísimo. Su modo de vida era pagado por tres príncipes indios.

Dejó de interesarse por el sexo a mitad de su vida; a partir de entonces, solo tuvo una emisión seminal a los 66 años, en un sueño, cosa que le preocupó mucho. Sin embargo, dormía con jóvenes desnudas, solo para que le calentaran la cama. Hilar a mano, como proponía para boicotear a los ingleses, no tenía sentido en un país cuya principal industria era la textil.

 

Sin embargo, todas estas barbaridades, insuficientemente conocidas, le impiden gozar de una excelente estima, entre la derecha como entre la izquierda (en el centro no, porque no existe). Sobre los cientos de miles de muertos y millones de desplazados provocados por la independencia y partición de la India mejor no hablamos.

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. Da miedo hasta comentar algo, por si aciertas con el comentario pero luego te lo recuerdan. Es otro tabú como Luther King, aquel joven idealista que plagió su tesis doctoral, cosa que no hizo Carmen Calvo por ejemplo…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*